Rueda de Prensa con Secretario Luis Videgaray y Ministra Chrystia Freeland

El Secretario de Estado Rex Tillerson;
el Secretario de Relaciones Exteriores mexicano Luis Videgaray;
y la Ministra de Relaciones Exteriores canadiense Chrystia Freeland
durante rueda de prensa

 

MODERADOR: Y ahora vamos a agradecer al Sr. Rex Tillerson por su mensaje.

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, primero permítanme agradecer al Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray por organizar el trilateral de hoy y agradecer a la Ministra de Relaciones Exteriores Freeland por hacer el viaje a la ciudad de México. En 2017, mi primera visita bilateral como Secretario de Estado fue a la ciudad de México, y hace aproximadamente un año estuvimos aquí celebrando una conferencia de prensa. Resulta que mi último viaje de 2017 como Secretario de Estado fue a Ottawa. Así que es correcto que nos reunamos en este momento en la relación trilateral. Y nos reunimos, incluso cuando no nos reunamos, quisiera compartir con ustedes que nosotros tres estamos en contacto frecuente sobre todos los asuntos que son importantes para nuestros países, sobre la seguridad y la prosperidad económica, porque nuestros tres países están conectados. Cuando podemos trabajar juntos, y cuando estamos unificados en nuestras posiciones y nuestra voz, tenemos una influencia significativa en los eventos no solo en nuestro hemisferio, sino en otros lugares.

Así que hoy discutimos una variedad de asuntos trilaterales, regionales y globales, y no puedo enfatizar lo suficiente la importancia de nuestras relaciones económicas. Canadá y México se ubican como el primer o segundo mercado de exportación para 42 estados de EE. UU. y respaldan casi 3 millones de empleos en Estados Unidos. Norteamérica también es un actor importante, como destacó el Secretario Videgaray, en los mercados de la energía. Y discutimos lo que creemos que son oportunidades realmente únicas para promover el desarrollo energético basado en el mercado y fomentar la integración energética en Norteamérica y el hemisferio.

También hablamos y discutimos sobre el memorándum de entendimiento trilateral de 2016 que mencionó la Ministra de Relaciones Exteriores Freeland para empoderar económicamente a las mujeres.

Aparte de nuestras relaciones comerciales y económicas, también discutimos las áreas mutuas de seria preocupación, en particular la amenaza más inmediata para nuestro hemisferio de las organizaciones criminales transnacionales. Continuamos empleando un enfoque coordinado y multilateral para disminuir la influencia de estos grupos y librar a nuestro hemisferio de la violencia y la devastación que promueven. En junio del año pasado, Canadá se unió a Estados Unidos y México para una conferencia sobre prosperidad y seguridad en Centroamérica. En esa reunión, conseguimos compromisos de colaboradores internacionales y del sector privado para abordar una serie de problemas que enfrentan los gobiernos del Triángulo Norte, incluidos los desafíos económicos, energéticos, de seguridad y de gobierno. Hoy, discutimos sobre cómo podemos hacer un seguimiento de los compromisos de esa conferencia. El éxito allí protegerá mejor a todos nuestros países y brindará oportunidades para los ciudadanos de Centroamérica.

Dada la naturaleza letal de la crisis de los opiáceos, debemos hacer más para atacar los modelos comerciales de quienes trafican con drogas y armas de fuego. Ese fue un tema principal del segundo diálogo estratégico que organicé conjuntamente con el Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray en diciembre pasado en Washington, D.C. A través de nuestros diálogos dirigidos como éste y el Diálogo sobre Drogas de Norteamérica, estamos desarrollando y desplegando nuevas estrategias para desarticular y desmantelar estas redes mortales que contrabandean drogas, que participan en la trata de personas y otras actividades ilícitas.

Pasando a otra parte del hemisferio, compartimos nuestras preocupaciones por la crisis humanitaria que se ha desarrollado en Venezuela. Todos instamos al régimen de Maduro a que vuelva a las elecciones libres, abiertas, creíbles y democráticas, y que permita a los venezolanos tener una voz en su gobierno. Nuestros tres países trabajarán con todos los miembros del Grupo de Lima para ayudar al pueblo venezolano durante este tiempo de crisis.

También expresé a la Ministra de Relaciones Exteriores Freeland y al Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray cómo, cuán firmemente apoyo la ambiciosa agenda anticorrupción de Perú para la Cumbre de las Américas a finales de esta primavera. Esperamos que los líderes de todo el hemisferio asuman compromisos concretos para combatir la corrupción, fortalecer el estado de derecho y apoyar el crecimiento económico y la creación de empleo.

A medida que los desafíos se vuelven más complejos, Norteamérica y nuestros tres países continuarán trabajando juntos para encontrar soluciones. Eso hace que las reuniones como las que hemos tenido hoy sean extremadamente valiosas, y ciertamente fue útil para mí y aprecié la oportunidad de reunirme con mis homólogos. Y gracias de nuevo por organizarlo, Luis.

PREGUNTA:

Y solo una pregunta para el Sr. Tillerson: ¿Hay evidencia de que vaya a haber una interferencia del gobierno ruso en México como la hubo en Estados Unidos? Me refiero a las elecciones de su país. ¿Y van ustedes a reiterar la situación de que Canadá y México no deberían tener una relación cercana con Rusia y China?

Y, por último, me gustaría saber si existe un acuerdo entre México y Estados Unidos sobre la posibilidad de desplegar guardias en los vuelos transfronterizos para responder a cualquier problema que pudiera surgir.

SECRETARIO TILLERSON: Muy bien. Pues fueron varias preguntas. Veremos si puedo recordarlas todas. Primero, con respecto a DACA, el Presidente Trump ha presentado una propuesta al Congreso que creo que aborda de una manera muy, muy importante, cómo se debe tratar a las personas y el valor de esas personas. Y su propuesta eliminaría la incertidumbre de más de un millón de personas que se encuentran en esta situación. Y el Presidente ha dejado muy claro que quiere que esto se resuelva, y le ha pedido al Congreso que lo resuelva. Así que creo que sin duda está comprometido para ver que este problema se resuelva de una vez por todas, y brindar claridad, lo cual es muy importante, para que las personas sepan cómo planificar sus vidas en adelante

Con respecto al compromiso de desbaratar las organizaciones transcriminales, como mencioné en mis comentarios, creamos a principios del año pasado… de hecho, fue en este primer viaje que hice a la ciudad de México, el primer bilateral, un enfoque diferente sobre cómo cooperamos para atacar a toda la cadena de suministro de este impacto devastador de las drogas: cocaína, heroína, fentanilo, opioides. Esto está teniendo un efecto horrible en ciudadanos estadounidenses, ciudadanos mexicanos y ciudadanos canadienses. Y a lo largo del año tuvimos dos importantes reuniones de seguimiento en Washington, D.C. Tuvimos una cena de trabajo muy importante anoche con nuestros homólogos militares mexicanos y la armada y el ejército mexicano y el servicio de inteligencia mexicano para discutir cómo nos sentimos sobre el progreso y cuáles son las áreas que necesitan más atención. Pues esto es un esfuerzo conjunto que está muy, muy activo, es muy firme y tenemos la intención de mantener este esfuerzo hasta que hayamos resuelto este problema.

Usted preguntó sobre la interferencia rusa en las elecciones mexicanas. Todo lo que puedo decirles es que sabemos que Rusia tiene huellas digitales en varias elecciones por todo el mundo. También escuchamos esto de nuestros homólogos europeos. Mi consejo sería… para México sería: Preste atención. Preste atención a lo que está sucediendo.

En cuanto a comisarios aéreos en los vuelos, contamos con comisarios aéreos en una serie de vuelos en Estados Unidos. Se trata de crear seguridad para las llegadas y los destinos. Y toda medida que se tome con respecto a los vuelos con México se realizará con la plena cooperación y coordinación con las autoridades mexicanas, con el objetivo de brindar mayor seguridad a todos nuestros pasajeros que viajan de un país a otro.

Con respecto a Venezuela y lo que nos gustaría que ocurriera, es una transición pacífica si… si el Presidente Maduro regresara a la constitución venezolana, restaurara la asamblea debidamente elegida, desmantelara la asamblea constituyente ilegítima y volviera a elecciones libres y justas, entonces él estaría contento de quedarse y postularse en unas elecciones libres y justas. Si quiere hacerse a un lado y dejar que alguien más lo haga, está bien, pero nuestra opinión es que debe volver a la constitución, y eso es lo que esperamos que haga finalmente Venezuela. Eso es en lo que todos estamos trabajando duro para ver que lo hagan.

No sé si contesté todas sus preguntas. Esas son las que pude recordar.

PREGUNTA: Para el Secretario Tillerson, usted habló ayer en Austin con bastante elocuencia, realmente, sobre los valores compartidos de Estados Unidos con Latinoamérica, la necesidad de fortalecer esas colaboraciones, construir el estado de derecho y las instituciones democráticas, y usted también habló, realmente, de los beneficios de la inmigración. Nuestros… todos los pasaportes de diferentes colores que tenemos.

¿Socava su mensaje aquí y sus esfuerzos o misión para construir sobre esas relaciones que su propio Presidente dé un mensaje muy diferente? Por ejemplo, en su Estado de la Unión, describió… pintó una imagen de la inmigración de México como un causa del crimen, o incluso hoy estaba atacando esta mañana al FBI y algunos de los pilares del estado de derecho y la democracia? ¿Hace eso su misión más difícil? ¿Cuál y qué versión deberían creer los estadounidenses? ¿Qué versión deberían creer los mexicanos?

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, creo que con respecto a la política de inmigración de EE. UU., lo que el Presidente, creo, ha observado es que a lo largo de los años, nuestro sistema de inmigración ha tenido tantas ramificaciones, si solo se observa la cantidad de programas diferentes mediante los cuales las personas vienen a Estados Unidos, muchas veces no tenemos una buena disciplina sobre cómo se aplican esos programas de conformidad con las leyes. Y de hecho, como el Presidente solicitó al principio de su mandato, que se realizara una revisión completa de todas las políticas de inmigración, lo que descubrimos es que había muchas excepciones a la intención del Congreso que se habían puesto en marcha.

Entonces, lo primero que hizo el Presidente fue decir: “Miren, vamos a hacer cumplir las leyes”. El Congreso aprobó las leyes, el ejecutivo tiene la obligación de hacer que se cumplan las leyes, y tenemos la intención de que se cumpla la ley escrita. Y ahí es realmente donde comienza todo este proceso. Lo que queremos es inmigración legal, inmigración legal donde entendamos quién está ingresando al país y por qué están ingresando al país y ¿vienen a disfrutar de unas buenas vacaciones? ¿Vienen a trabajar aquí por algún tiempo? ¿Vienen aquí para estudiar o vienen a trabajar? ¿Vienen aquí esperando algún día convertirse en ciudadanos?

Por lo que nosotros realmente… lo que el Presidente ha pedido es: Pongamos en marcha los sistemas. Y es ahí donde una gran parte de la inmigración, en particular de países muy inestables hoy en día, que no tienen gobiernos fuertes en partes del mundo. Asegurémonos de que tenemos sistemas en funcionamiento donde comprendamos quién viene a Estados Unidos de América, y como él indicó, somos una nación construida por inmigrantes. Todos nosotros podemos rastrear nuestros antepasados, o la mayoría de nosotros podemos, remontarnos a alguien de la familia que inmigró a Estados Unidos. Y seguimos valorando a los inmigrantes, y ellos aportan un enorme valor a nuestro continente. Y eso es lo que el Presidente, sin embargo, está preguntando, quiero saber cómo esta persona que quiere venir a vivir a nuestro país va a aportar valor a nuestro país. Y creo que eso es, fundamentalmente, eso es lo que persigue.

Y es muy complicado, porque a lo largo de los años hemos implementado tantos mecanismos diferentes, creo que bien intencionados, para manejar situaciones en todo el mundo, muchas de las cuales ya no existen. Y nunca hemos vuelto y limpiado todo esto, y regresado a dónde, a lo que era la intención original. Sé lo doloroso que es el proceso, para mucha gente, y es por eso que, a medida que avanzamos en la implementación de las directivas del Presidente, estamos tratando de hacerlo de una manera que se adapte al hecho de que esto es difícil para algunas personas. ¿Cómo podemos darles tiempo para adaptarse? ¿Qué podemos hacer para arreglar mucho de esto en el Congreso?

Y es por eso que el Presidente ha estado presionando al Congreso para una serie de medidas, para hacer cambios a la ley de inmigración, para arreglar estos defectos que han aumentado a lo largo de los años y se han infiltrado en el sistema de inmigración. Quiere que este sea un país que sigue la ley, y quiere que hagamos cumplir la ley, y cuando no funciona, debemos ir al Congreso y decir: “Miren, necesitamos que arreglen esta parte del ley de inmigración, ya sea en un programa particular para tratar con refugiados o con otros asuntos como DACA, vamos a arreglarlo”. Y, en cambio, hemos tenido un largo período de tiempo en que han emitido una directiva aquí y una orden allá, y las cosas se han salido de algún modo, se han salido del orden normal.

Por lo que mi mensaje… ese sería mi mensaje para las personas que intentan entender lo que el Presidente está haciendo con la inmigración, vamos a dejar muy claro cuáles son las reglas. Hagamos cumplir esas reglas, y entonces quienes deseen venir a Estados Unidos sabrán exactamente cuál es el camino para llegar hasta aquí, y tendrán la certeza de su situación cuando lleguen. Porque tenemos tantas personas viviendo en el país hoy que inmigraron y están viviendo bajo una enorme nube de incertidumbre. Y al Presidente le gustaría eliminar esa incertidumbre para mucha gente.

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.