Palabras del Secretario Michael R. Pompeo y del Secretario Luis Videgaray Caso

SECRETARIO POMPEO: Gracias, Luis.

SECRETARIO POMPEO: Muy bien. Luis, muchas gracias por sus amables palabras. Es un verdadero honor estar aquí en México en mi primer viaje como Secretario de Estado. He estado aquí muchas veces, pero no desde que fui nombrado a mi cargo actual. Quiero agradecer al Presidente Peña Nieto por recibirnos esta mañana y por nuestra amplio y sincero diálogo sobre una amplia gama de temas de la relación bilateral… Un diálogo muy amplio sobre nuestra relación bilateral.

Quiero felicitar una vez más al pueblo de México por sus históricas elecciones. Éstas han demostrado el compromiso de México con la democracia. Esperamos con interés trabajar con el Presidente electo López Obrador después de su toma de protesta el 1 de diciembre, y para ese fin era una prioridad para mí y para nuestro equipo venir a México poco después de las elecciones para comenzar a construir nuestra relación con él y su equipo. En la reunión con el Presidente electo López Obrador, dialogamos sobre cómo México y Estados Unidos pueden avanzar hacia objetivos comunes, incluido un fuerte crecimiento económico, buenos empleos y mayores oportunidades para los ciudadanos de cada uno de nuestros dos países.

La administración del Presidente Trump continuará trabajando estrechamente con Peña Nieto… con la administración de Peña Nieto en nuestra amplia gama de agendas compartidas. Esto incluye nuestra relación económica, asuntos fronterizos y de seguridad, y las prioridades regionales y globales comunes que cada uno de nuestros dos países aprecia.

En primer lugar, como el tercer colaborador comercial más grande de Estados Unidos, es importante para Estados Unidos tener una relación comercial sólida, justa y recíproca con México. Modernizar el TLCAN para apoyar al trabajador estadounidense es un objetivo clave para la administración del Presidente Trump, y estamos comprometidos a trabajar juntos para lograrlo. Estados Unidos continuará trabajando con México y Canadá en un acuerdo actualizado. Todos estamos de acuerdo en que queremos que Norteamérica siga siendo la región más competitiva y económicamente más poderosa del mundo.

En segundo lugar, compartimos una frontera de casi 3 mil kilómetros. Estados Unidos se compromete a realizar progresos cuantificables que garanticen la seguridad en ambos lados de esa frontera. Los estadounidenses deben poder ver mejoras que protejan mejor nuestra soberanía nacional y la seguridad de nuestras comunidades. Respetuosamente he reforzado la importancia del tema fronterizo en cada una de nuestras conversaciones de hoy.

También seguiremos trabajando para enfrentar las amenazas de las organizaciones criminales transnacionales que trafican ilegalmente drogas, armas y seres humanos a través de nuestra frontera en ambas direcciones. Estos brutales delincuentes son responsables de propagar la violencia y socavar la ley en ambos… la ley y el orden en nuestros dos países. Esto debe parar.

Y reconocemos que la demanda de drogas se encuentra principalmente en Estados Unidos, y que este problema está destruyendo comunidades y destrozando familias. Es por eso que el Presidente Trump ha renovado los esfuerzos por prevenir y tratar la adicción y por combatir el flujo de drogas que llegan a nuestro país desde el exterior. Con nuestros recursos y compromisos compartidos, Estados Unidos y México pueden hacer que los ciudadanos en ambos lados de nuestra frontera estén más seguros.

Y por último, México es un colaborador importante y vital para los desafíos regionales y globales. Solo como un ejemplo, estamos trabajando juntos para ayudar a nuestros colaboradores en El Salvador, Guatemala y Honduras a reducir la inseguridad y la violencia, mejorar sus oportunidades económicas y luchar contra la corrupción en sus países. El progreso en estas áreas reducirá la migración irregular que socava la seguridad de Estados Unidos y México.

Nuestras reuniones de hoy reafirmaron que México y Estados Unidos son vecinos, socios y amigos. Agradezco a mis anfitriones mexicanos por su amable bienvenida, y espero volver a visitarlos pronto. Gracias.