Palabras del Secretario de Estado Adjunto John J. Sullivan en conferencia de prensa

MODERADOR: (Por medio de intérprete) Buenas tardes. Bienvenidos a esta rueda de prensa del Secretario de Estado adjunto John Sullivan. Comenzará con una breve declaración y luego responderá algunas preguntas. Voy a nombrar a las personas a las que se les permitirá hacer las preguntas. Por favor, usen sus micrófonos.

 

SECRETARIO ADJUNTO SULLIVAN: Bueno, muchas gracias a todos por estar aquí. Estoy encantado de verles a todos. Buenas tardes. Una vez más, – soy John Sullivan, Secretario Adjunto de Estado. Quiero comenzar dando las gracias al Presidente Pena Nieto y al Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray y al pueblo de México por recibir la Asamblea General de la OEA de este año. También quiero agradecer al Secretario General, Almagro por su audaz liderazgo de la OEA y darle las gracias a él y a su equipo por organizar esta asamblea general.

 

El gobierno del presidente Trump reconoce la enorme importancia de nuestros vecinos en las Américas en la construcción de prosperidad a largo plazo para Estados Unidos. Nuestras alianzas en el Hemisferio Occidental son vitales para nuestra competitividad económica y son esenciales para nuestra capacidad de resolver retos transnacionales y asegurar la estabilidad en la región. El gobierno del presidente Trump está comprometido a trabajar con nuestros socios en las Américas para derrotar a las organizaciones criminales transnacionales, mantener a nuestros países libres de drogas y poner fin a la violencia, la venta de armas ilegales y la trata de personas que son subproductos letales del narcotráfico. Sabemos que en Estados Unidos tenemos nuestro propio trabajo para reducir la demanda, pero pedimos a los países del Hemisferio Occidental que ejerzan rápidamente nueva presión en los cárteles de la droga y asuman nuevos compromisos para vencerlos.

 

La prosperidad duradera y la seguridad colectiva también requieren instituciones democráticas efectivas que den resultados a su pueblo, brinden oportunidades económicas y sociales y salvaguarden la seguridad de los ciudadanos. Las naciones miembros de la OEA están fomentando cada vez más el acuerdo, para ayudar a Venezuela a encontrar una solución pacífica, democrática y comprensiva a sus problemas actuales y exigiendo que su gobierno explique sus abusos. Todos nos hemos alarmado por el dramático deterioro del gobierno democrático en Venezuela y por la violencia y el colapso de las normas civiles que lo han acompañado. En nombre de Estados Unidos, le decimos al pueblo venezolano que su causa no se olvida. Estamos con ustedes en sus aspiraciones de recuperar una sociedad que garantice los derechos civiles y la expresión política.

 

El Gobierno de Venezuela debe entender que los intentos de silenciar las voces de sus ciudadanos no impedirán que otros por todo el mundo hablen por ellos. Estados Unidos se une a sus socios en la OEA para instar al Gobierno venezolano a cumplir con los compromisos contraídos en virtud de la Carta de la OEA. Estos compromisos incluyen la celebración de elecciones libres, el respeto de la independencia de la Asamblea Nacional, la liberación de todos los presos políticos de Venezuela y la atención directa a las necesidades humanitarias del pueblo venezolano. En consonancia con el espíritu de la Carta Democrática Interamericana, nuestro objetivo sigue siendo el retorno al pleno respeto del estado de derecho y al pleno respeto a las libertades de expresión política y de participación en Venezuela.

 

Alentamos a todas las naciones de la OEA que están comprometidas a defender estos valores en sus propios países a unirse a Estados Unidos para responsabilizar al Gobierno de Venezuela. El nivel de acuerdo entre los socios de la OEA para hacer frente a la situación en Venezuela es una victoria para los valores democráticos y esperamos mantener este nivel de unidad mientras trabajamos para resolver los desafíos de seguridad compartidos y obtener prosperidad para todos nuestros ciudadanos.

 

Gracias. Estaré encantado de responder preguntas.

 

MODERADOR: (Por medio de intérprete) Gracias. La primera pregunta será para JC Wilson*, el LA Times.

 

PREGUNTA: Hola, muchas gracias. Usted habló hoy de manera apasionada, diría yo, sobre la necesidad de que esta organización sea relevante, pero ustedes no pudieron ponerse de acuerdo – no pudieron ponerse de acuerdo sobre una resolución para Venezuela. ¿Cómo se explica ese fracaso? ¿Y cree usted que la reciente revocación de Estados Unidos frente a Cuba ha debilitado su mano en un foro como este?

 

SECRETARIO ADJUNTO SULLIVAN: Bueno, no creo – yo no lo describiría – este es un proceso en curso. Hubo una reunión ayer y una votación de ayer en la que el mayor número de estados miembros – 20 – votaron a favor de la resolución bajo – que se había presentado, podría añadir que, bajo la eficaz y apasionada dirección del Secretario de Relaciones Exteriores, Videgaray. Por lo tanto, votaron a favor 20 naciones, es el mayor número que haya expresado su apoyo a este asunto, y esa resolución aún está bajo consideración en la asamblea general. Bajo el liderazgo del gobierno mexicano, nuestros anfitriones, esperamos que esa resolución sea presentada nuevamente para una votación y se apruebe.

 

Tal como describí en mi discurso en el plenario hace poco, en mi opinión, esta resolución es un paso muy modesto para abordar lo que solo se puede describir como una crisis humanitaria en Venezuela -la gente está- perdiendo la vida, la represión de los derechos humanos y los derechos civiles y un colapso económico. Es realmente una situación horrible. Lo que la resolución hace es proponer que un grupo de los llamados amigos, de naciones que serían – un grupo equilibrado de naciones que estarían interesadas en ayudar a llevar a cabo una resolución de la crisis de Venezuela en nombre del pueblo venezolano.

 

La resolución – la caracterizo como un modesto paso solo porque la resolución simplemente autoriza la creación de dicho grupo sin dictar quiénes serían los miembros o cualesquiera pasos futuros que se requerirían. Así que es un paso modesto y uno – pero uno que creemos que es necesario para hacer frente a esta crisis.

 

Con respecto al cambio de los Estados Unidos en – que el Presidente anunció en su – en nuestra política con respecto a Cuba, no estoy seguro de que eso tuviera algún efecto en los votos. No se me ha mencionado. Hoy he tenido casi 10 – nueve o 10 reuniones bilaterales para debatir esta resolución, y eso no fue planteado por ningún país. Yo – pues los pensamientos con los que les dejaría son que este es un proceso en curso. Tenemos 20 votos. Tenemos la esperanza de obtener más. Pero el proceso continúa bajo la capaz dirección de nuestros anfitriones, el gobierno mexicano. Gracias.

 

MODERADOR: (Por medio de intérprete) Gracias. La segunda pregunta será para Televisa.

 

PREGUNTA: (Por medio de intérprete) Sí, muchas gracias. ¿Podría decirnos cuál es la situación de este grupo? ¿Es parte de las propuestas a las que ayer se les negó un futuro? ¿O cuál será su rol en este grupo? ¿Cuáles serán los miembros y cuáles serán sus objetivos, y si se va a trabajar en esto otra vez en el futuro? Y – disculpe, ¿y cuál es la posición de Estados Unidos? ¿Qué es lo que más le interesa? Sé que todos los países como Venezuela y México han sido muy claros sobre lo que les interesa después de la Asamblea Constituyente en Venezuela. Pero para Estados Unidos, ¿cuál es la cosa más importante frente a la crisis en Venezuela?

 

SECRETARIO ADJUNTO SULLIVAN: Gracias. Bueno, como he dicho, la resolución es realmente un paso modesto. No crea, en sí misma, ni constituye el grupo. Se limita a autorizar su creación y no es un paso que Estados Unidos esté tomando; es un paso que la OEA está tomando en nuestra respuesta colectiva a esta crisis en Venezuela.

 

Pues como he dicho, es un paso modesto. Los miembros de ese grupo se determinarán en futuras consultas entre los miembros de la OEA. Puede incluir partes externas como el Vaticano o la ONU. Eso está todo por determinar. El paso que está siendo – que se debatió ayer y esperamos que sea aprobado y votado aquí es meramente autorizar la creación de tal grupo sin definir sus miembros por adelantado ni sus estatutos.

 

Nuestro objetivo final es la restauración del estado de derecho y la expresión política, los derechos civiles para el pueblo de Venezuela. Esa es la intención de Estados Unidos al instar a nuestros miembros de la OEA a votar a favor de esta resolución como un paso que nosotros, como organización, podemos tomar para facilitar la resolución de esta crisis en Venezuela. Es un paso modesto, pero uno que creemos que es necesario.

 

MODERADOR: (Por medio de intérprete) Muchas gracias. La tercera pregunta será para EFE.

 

PREGUNTA: Hola, me gustaría saber que si aunque se haya aprobado la resolución, Venezuela ya ha rechazado cualquier grupo de la OEA, ¿cómo puede ser útil?

 

SECRETARIO ADJUNTO SULLIVAN: Bueno, en primer lugar es una reafirmación de la Carta de la OEA y de nuestros valores democráticos que todos compartimos. Esperamos incluir otros – posiblemente se podría incluir a otras partes. El Gobierno de Venezuela ha participado en el pasado en un diálogo con grupos externos.

 

No ha cumplido los compromisos que ha asumido, por lo que su declaración ahora de que no respetará ninguna resolución adoptada por la OEA no es sorprendente, pero no nos exime como miembros de la OEA, tanto individual como colectivamente, de tomar todas las medidas que podamos para proveer un medio para reducir la escalada de la violencia, el caos en Venezuela y proveer un medio para facilitar una resolución por parte de los propios venezolanos. En última instancia, el pueblo venezolano tendrá que decidir este tema porque ese es nuestro compromiso con los valores democráticos.

 

Esta no es una intervención de la OEA ni de Estados Unidos. Es simplemente una oferta de los países de la región; una organización responsable, la OEA, con una carta dedicada, entre otras cosas, a la promoción de los derechos humanos e individuales, que agrupa a un grupo equilibrado de países para facilitar la resolución de lo que es un problema grave en un país vecino. Y creo que eso es lo mínimo que la OEA puede hacer para ayudar a enfrentar esta situación.

 

MODERADOR: (Por medio de intérprete) Muchas gracias.

 

SECRETARIO ADJUNTO SULLIVAN: Gracias.