Palabras del Embajador tras la reunión con el Gobernador de Yucatán Mauricio Vila Dosal

Bix a beel [saludo maya]  Buenos días a todos.  Es un gran honor y un gran placer estar aquí de vuelta en la gran ciudad de Mérida y este gran estado de Yucatán.  Yo quise venir a este estado en una de mis primeras visitas fuera de la Ciudad de México como Embajador de los Estados Unidos porque tengo muy buenos recuerdos de mi visita aquí hace algunos años con mi familia. Hemos visitado no solamente esta ciudad sino también el complejo impresionante de Chichen Itzá, que es un gran orgullo no solamente de esta región del país sino del mundo.  Es un patrimonio no solamente de Yucatán y de México sino de toda la humanidad.   Muchas gracias al Señor Embajador por regalo que me acaba de hacer del libro tan bonito, tan bello sobre Chichén Itzá que nos muestra las glorias del pasado aquí.

También quise visitar Yucatán porque el estado, y toda la Península, son muy importantes para los Estados Unidos y nuestra relación bilateral.  El lunes estuve en Cancún para asistir a la Cumbre de Negocios y hablar de los importantes lazos económicos entre nuestros países.  El gobierno de Estados Unidos está comprometido en fomentar el desarrollo y aumentar la inversión en México, especialmente en el sur.  Ayer me reuní con líderes del sector privado para platicar sobre las oportunidades y retos para detonar la prosperidad en esta región.

Estoy muy feliz de reunirme con el Gobernador Vila y conocer sobre la colaboración entre nuestro consulado y el estado de Yucatán.  Estamos trabajando juntos en programas de seguridad, justicia, educación, y emprendimiento, que benefician a ambos países.  Ayer visité el sitio donde vamos a construir el nuevo consulado, que también es un símbolo de la importancia que tiene la península de Yucatán para los Estados Unidos.  Como siempre digo, para Estados Unidos es muy importante, es vital tener un país amigo y vecino que sea próspero y seguro.  Y quiero ver especialmente que Yucatán siga siendo una región próspera y segura de México.

También me reuní con ex-alumnos de programas educativos y de emprendimiento de la embajada.  Tuve la oportunidad de conocer el cementerio general y aprender sobre las hermosas costumbres de Hanal Pixán.  Han sido un par de días muy ocupados, pero me han servido para entender mejor qué tan especial es el estado de Yucatán y su brillante futuro.

“Señor Gobernador, muchas gracias por su recibimiento caloroso.  Gracias por el regalo que me ofrecieron.  Yo espero que esta visita sirva para fortalecer aún más el diálogo y la cooperación que ya existe o entre nuestros países.  Para mí, es un gran placer y un enorme honor estar aquí hoy día.  Les agradezco a todos los yucatecos por recibirme con los brazos abiertos.  Muchas gracias!”