Palabras del embajador Christopher Landau Inauguración virtual de Enphase México

Mario, Santiago, muchísimas gracias por esta invitación. Thank you very much, David, for inviting me to be part of this event and for your introductory words

Muy buen día a todos. Espero que tanto ustedes, como sus familias y colegas se encuentren muy bien.

Es un placer y un honor para mí participar en el evento “Made in Mexico” de Enphase.

Me habría dado un enorme gusto acompañarles físicamente en estos momentos, pero todavía estoy en la Ciudad de México, pero ya estoy en camino después de esto, ya me voy al aeropuerto, en camino hacia Guadalajara y será un gran placer para mí visitarles allá esta tarde. Así que les saludo en persona ya dentro de muy poco, pero, por ahora, quisiera participar en este gran evento y, realmente, estoy muy conmovido.

Al visitar las plantas de las compañías estadunidenses en México, siempre hago hincapié sobre la importancia que tienen en ambos lados de la frontera y los grandes beneficios que surgen gracias a nuestra integración económica.

La zona metropolitana de Guadalajara es un claro ejemplo del potencial que tiene México en el sector tecnológico, tanto en la parte de la manufactura, como en la generación de nuevos productos y tecnologías. Por lo que compañías estadunidenses como Enphase son un testimonio de los grandes beneficios que surgen cuando nuestras dos naciones trabajan conjuntamente.

La actual crisis sanitaria ha sido un punto de inflexión en nuestras vidas, que nos ha hecho modificar buena parte de nuestras actividades y la forma en la que interactuamos con los demás, así como darnos cuenta de la importancia que tiene la tecnología en nuestro día a día y, con mayor razón, ante una emergencia.

Algo que hemos constatado en estos meses, es lo integradas que están nuestras economías y la necesidad de trabajar conjuntamente para proteger las cadenas de valor y suministro que hemos construido por poco más de tres décadas.

México es un país que tiene un enorme potencial en energías renovables. Y les doy un ejemplo, hace algunos días, en la planta de energía solar de una compañía con inversión estadounidense que visité en el estado de Hidalgo, nos comentaban que los peores días de sol en este país, son mucho mejores a los que tienen en buena parte del mundo, por lo que tienen planeado instalar su planta más grande en el sur de la República, en Campeche.

De igual forma, gracias a su acuerdo de manufactura con Flex, Enphase invertirá 20 millones de dólares en equipo. Lo que se traduce en más y mejores empleos, así como la profundización de nuestro comercio bilateral.

La presencia de Enphase en México, conlleva beneficios económicos y sociales porque permiten que más personas tengan acceso a energía sustentable más accesible y de bajo costo en sus hogares.

Creo de todo corazón que el comercio fomenta la prosperidad, el desarrollo y afianza los lazos entre los países. Hemos visto cómo el comercio bilateral entre Estados Unidos y México es cada vez es más dinámico e intenso, tanto así que desde el año de 1994, nuestro comercio bilateral de bienes creció más de 500 por ciento.

Ahora, con el T-MEC, que moderniza nuestra relación y es un acuerdo que lleva a nuestra relación al siglo XXI, nos ayudará a profundizar y ampliar nuestra integración, nos interconectará aún más y nos reafirmará como la región más competitiva del mundo.

Dentro de este panorama positivo que se genera con el T-MEC, se toman en cuenta los sectores tecnológicos, que nos permitirán adentrarnos al futuro con mayor confianza y que nuestras sociedades puedan ser más competitivas, en un mundo en el que la seguridad energética cada vez cobra mayor importancia.

Aunque el T-MEC tiene un potencial enorme y puede generar enormes beneficios para nuestras naciones, es importante que nosotros construyamos sobre esas bases. El sector privado aporta el capital, la tecnología, los servicios y su experiencia a la mesa, mientras que a los gobiernos nos corresponde promover un entorno propicio, incluyendo un contexto regulatorio estable y predecible, para atraer y asegurar nuevas inversiones.

Esto siempre lo he dicho, tenemos ahora un momento dorado para atraer nuevas inversiones a América del Norte y que, aquellas inversiones que se han ido a otras partes del mundo, sobre todo hacia el oriente, regresen a nuestra región, ya que esta pandemia acentúo la importancia de estar cerca de casa y la necesidad de proteger las cadenas de suministro.

Hemos tenido un gran cambio en nuestras relaciones comerciales con China en estos últimos años, bajo el presidente Trump, que dijo que China no ha estado siguiendo las reglas del juego justas. Por eso, es muy importante promover la relocalización hacia nuestra región. Esto ha sido una de mis máximas prioridades desde mi llegada a México como Embajador hace poco más de un año.

Yo se lo comenté al Señor Presidente de la República, cuando presenté mis Cartas Credenciales. Yo le dije, tenemos este momento dorado y yo he estado diciendo que, para mí, cualquier fábrica que se relocalice desde China y que venga a México, que yo contento participaré en la inauguración y así lo he estado haciendo hoy.

Yo les quiero contar que esta es la primera vez que estoy haciendo eso, así que me da tanto placer estar con ustedes este día. Éste es el primer caso de una fábrica que se ha relocalizado desde China a Norte América desde mi

llegada como Embajador y es tan conmovedor para mí ver los frutos de las políticas que hemos estado apoyando en ambos lados de la frontera. Esto es un fruto directo del T-MEC.

Nosotros los políticos que establecemos políticas públicas para tratar de atraer inversión, nosotros solamente estamos hablando, hay palabras. Pero, ahora, el día de hoy, podemos ver algo muy tangible, que es esta gran inversión allá en Jalisco. Por eso, me da tanto orgullo y tanto placer, realmente ver, de forma muy concreta, que las políticas que hemos implementado en estos últimos años están dando luz en esta realidad concreta, en la que viven ustedes. Yo les agradezco de todo corazón a todos ustedes.

David, I will just say, in English for a moment. I’m just saying, it gives me such pleasure as Ambassador, I’ve been talking for more than a year about the need to be bringing investments back to North America, especially from China, and the need to have supply chains closer to home, and frankly the benefits of the US and Mexico as neighbors of having this kind of business closer to home.

As policy makers, we put into effect certain policies but it’s mostly words and abstractions. It gives me enormous pleasure to be seeing the fruits of our labors and obviously the fruits of your labors but in a very concrete way.

I just couldn’t be happier to be participating in this event today. I’ve been saying for over a year, since I’ve been Ambassador to Mexico, that any plant that relocates from China to Mexico, I want to be participating in the

inauguration, and you guys are my first. So, I couldn’t be happier to be with you today, you never forget your first, and I’m grateful to Enphase.

I think you guys represent what so great about our country, that entrepreneurs can come up with a great product, and really make it a reality and just create more prosperity for people. That’s the American dream! That’s the engine of our economy! And it gives me so much pleasure that it brings benefits, both to our country and to Mexico.

I’ve said that it’s very important to the United States to have Mexico be a prosperous country as well, because we are neighbors and we share so many things. So it really gives me so profound pleasure to be here participating in this virtual event and then in the physical event in Guadalajara.

Ahora vuelvo al español…I’m going back to Spanish, just for a few more final words.

La inauguración que hoy celebramos, es una prueba más de la importancia que tiene el sector privado para que haya prosperidad, se generen empleos y nuestras economías crezcan, aún en un momento tan desafiante como éste.

El pasado 17 de septiembre, nos reunimos en el marco del Consejo de Negocios de Energía México – Estados Unidos, en el que reafirmamos la importancia que tiene para ambas naciones nuestra relación energética, por lo que nos comprometimos a fortalecerla por el bien de nuestros países para enfrentar nuestros desafíos comunes en la materia.

Sepan que en la Embajada de Estados Unidos tienen a un aliado para promover esas inversiones porque estoy convencido de que a nuestros países les va bien, cuando al otro le va bien. Si logramos aprovechar este momento dorado, que no durará para siempre, sé que podremos ver con mayor optimismo al futuro.

Let me just repeat that in English for your benefit Dave. I want you to know that you have a strong ally here in the U.S. Embassy in Mexico City to promote and protect the investments that you’ve made here because I’m convinced that when things go well for one of our countries, they will go well for the other country.

And there’s no more solid foundation for the U.S.-Mexico relationship than this kind of economic integration and cooperation. I just could not be more pleased about what we are celebrating here today.

Les felicito por esta inauguración y les deseo éxito en sus operaciones porque ustedes son un ejemplo de cómo es posible emprender y fortalecer el trabajo aún en las condiciones más desafiantes.

You are a great example of how we can make progress and forge ahead even under the most challenging conditions. We’ve made work, we are all here virtually right not. Again, I look forward to being in Guadalajara this afternoon.

Para mí es un gran placer estar con ustedes de forma virtual por el momento y ya pronto estaré con ustedes presencialmente en Guadalajara, si Dios quiere y la Virgen. Ahora me voy al aeropuerto y, pues, hasta muy pronto, entonces. Until very soon, God bless you and many thanks. ¡Muchas gracias!