Palabras del embajador Christopher Landau- Feria Internacional de las Culturas Amigas de la Ciudad de México

Embajador Christopher Landau: hola, qué tal. Qué gusto estar aquí con ustedes el día de hoy.

Moderador: quisiera comenzar esta charla señor embajador, si me lo permite, preguntándole acerca de sus múltiples recorridos y viajes por nuestro país, que sabemos que le gusta, lo practica mucho, y que nos pueda comentar qué es lo que más ha disfrutado de estos recorridos y viajes por México.

Embajador Christopher Landau: estos recorridos a través del país para mí han sido entre las partes de mi trabajo que más me ha gustado. México es un país muy grande, muy diverso y la gran mayoría de los mexicanos no viven aquí en la Ciudad de México, en el Valle de México, viven en las otras partes del país. Así que es importante, como embajador, pues, conocer todos los rincones del país.

Realmente es impresionante la belleza geográfica del país y la diversidad geográfica, de los desiertos hasta los mares, hasta las selvas, hasta las montañas, zonas áridas, zonas tropicales. Realmente disfruto mucho de conocer, además, partes culturales, algunos lugares con siglos de historia, algunos lugares mucho más recientes.

Yo ya había conocido México como turista, como muchos de mis compatriotas, de hecho, a través de los años, pero ahora de embajador he podido viajar a casi todos los rincones del país. La pandemia obviamente me ha complicado algo estos viajes, pero, incluso durante la pandemia, he continuado. Al viajar, me parece que es importante mostrar que, siguiendo los protocolos sanitarios, es posible viajar de manera responsable.

Para mí ha sido muy importante, pues, ver lo que se está haciendo. Por ejemplo, en algunos lugares del país han reanudado las actividades económicas en las fábricas o tal vez siguiendo los protocolos.

Y la diversidad, no solo geográfica, pero también de la gente, la gente es muy distinta, como ustedes los mexicanos muy bien lo saben, en el norte, en el sur, en el Bajío, en la costa. Así que para mí ha sido realmente una gran bendición poder vivir en este país. Uno nunca puede conocer un país tan a fondo como turista, estando ahí algunos días.

He podido constatar la gran variedad también de la gastronomía mexicana. Desde las chalupas poblanas, hasta la carne asada de Sonora, hasta el pescado, pues, de Baja California Sur o de Veracruz. Realmente, en cada lugar que voy me encanta probar el platillo típico, obviamente aquí los tacos al pastor en la Ciudad de México.

Me encantan también las artesanías, realmente creo que México tiene una diversidad artesanal entre las más ricas del mundo. Disfruto mucho de conocer a las artesanías de las distintas regiones, comprarlas, para siempre tener a México muy cerca de mi corazón cuando vuelva a Estados Unidos.

Entonces, para mí, esta posibilidad de viajar a través del país ha sido entre las cosas que más he disfrutado de mi gestión.

Moderador: pues nos da mucho gusto escuchar de su propia voz ese tipo de comentarios. Se los agradecemos mucho y quisiera también comentar con usted y con quienes nos están siguiendo, un elemento destacado de nuestra vinculación es esa gran frontera, de kilómetros y kilómetros que nos unen, que nos orillan a mantener una vinculación entre nuestras poblaciones, nuestras culturas, nuestras actividades.

En estos momentos, que estamos viviendo una situación complicada, tanto su país como el nuestro hemos unido esfuerzos para enfrentar estas condiciones sanitarias y adaptarnos a lo que le llamamos una nueva normalidad. A ese respecto, quisiera preguntarle ¿qué nos puede usted comentar respecto a estos esfuerzos conjuntos que estamos emprendiendo.

Embajador Christopher Landau: yo creo que tú muy bien lo dijiste, que, aunque mucha gente piensa que la frontera es una línea que nos divide, yo realmente lo veo de la otra perspectiva, que la frontera es la región de ambos países que nos une. Yo he estado en esas comunidades fronterizas, realmente son comunidades muy integradas. A veces no te das cuenta si estás en el lado estadunidense o en el lado mexicano de la frontera.

Yo sé que ha sido muy difícil para esas comunidades, pues, este año porque hemos mantenido la frontera terrestre abierta solamente a los viajes esenciales, que son más bien para proteger la situación económica en ambos países, la gente que trabaja en ambos lados de la frontera, pero no hemos permitido viajes de ocio, para compras y los restaurantes.

Yo sé que eso ha sido muy, muy difícil para estas comunidades. Yo he estado tratando de encontrar maneras de buscar una solución donde se podría permitir algunos viajes no esenciales en los lugares a donde la pandemia está menos fuerte, pero, francamente, como hemos visto, esta pandemia no es que siga una línea en baja, una línea continua. En muchas partes del mundo, en Europa, en mi propio país, hemos visto rebrotes y, lamentablemente, hemos visto algunos de esos mismos rebrotes ahora en México.

Así que, yo hubiera esperado que ya la frontera estuviera abierta, pero las autoridades de salud pública en ambos lados de la frontera, nos han aconsejado de mantener esas restricciones. Yo espero que se puedan levantar muy pronto, pero creo que es una situación que nos afecta a todos.

Espero que todos podamos enfrentar esta situación de manera conjunta. Francamente la cooperación entre nuestros países en la frontera ha sido muy extensa, desde los primeros días de la pandemia y porque es en el interés de todos. La frontera…el virus no reconoce las fronteras, así que tenemos que tener, pues, una posición o una postura unida para tratar de evitar los contagios.

A pesar de que la frontera terrestre ha sido…han habido restricciones, no es así, deseo subrayar, para los viajes aéreos. A veces la gente me pregunta: pero Embajador, eso no tiene sentido, ¿cómo es que puedes dejar entrar a la gente por vía aérea? Lo que me han dicho, cuando yo he hecho esa pregunta, es que los que van por la frontera terrestre, muchas veces pasan por algunas horas, después regresan y que son muchos más continuos esos viajes, y hay muchísima más gente que ahí quiere cruzar de un lado de la frontera terrestre al otro.

Con los viajes aéreos es un número mucho más controlado, las aerolíneas tienen un rol importante, asegurar que la gente no tenga síntomas y ellos, en general, no cruzan solamente por un par de horas, no vas en avión para ir a comer a otro país, vas por un viaje ya de más de días.

Bueno, estas son las…en colaboración con el gobierno mexicano, también con el gobierno canadiense, tenemos las mismas restricciones. Hemos decido que esto es lo que más conviene ahora para tratar de, pues, domar la pandemia y esperemos que ya pronto llegue la vacuna y que todo se vuelva a la normalidad.

Moderador: sí, esa es la esperanza que tenemos prácticamente en todo el mundo.

Embajador, para terminar esta amena charla que tenemos con usted, quisiéramos rogarle si fuera tan amable de compartir un mensaje especial para todos aquellos que nos están siguiendo en esta plataforma, acerca de cómo deberíamos afrontar o qué lecciones tomar de esta condición que estamos viviendo tan especial.

Embajador Christopher Landau: sí, mira, yo creo que todos, esto ha sido una experiencia insólita en nuestras vidas. Esperemos que ya pronto salgamos, pero quisiera destacar que para mí una característica muy importante para las personas e igualmente para la sociedades es la resiliencia.

Yo creo que francamente hemos estado mimados en estas últimas generaciones, en todo el mundo, que no hemos vivido una pandemia o un desastre así de esta magnitud, pero la historia de la humanidad está llena de pandemias, de guerras terribles. Mi propio padre tuvo que huir de su patria donde nació a los 18 años porque lo invadió otro país, lo invadió Alemania y huyó hacia América del Sur.

Nuestros antepasados han enfrentado crisis muy duras. Ustedes en México lo conocen muy bien, han pasado por momentos muy difíciles, de guerras, de Revolución y, pues, yo creo que también saldremos de ésta. Uno no tiene que enfocarse en lo negativo, es algo que yo trato de hacer todos los días, es un desafío para mí también, tratar de pensar en cómo yo me he mejorado durante este año; qué he aprendido; con mi familia, dar gracias a Dios que estamos sanos y salvos; y tratar de apoyar a la gente menos afortunada. Tengo amigos que han perdido seres queridos, yo he perdido amigos en esta crisis.

La vida siempre tiene sus desafíos y, realmente, lo que era un poco insólito es que no hubiéramos enfrentado, como una comunidad global, un desafío de este tamaño.

Mi mensaje, realmente, es de…los mexicanos…México es un país muy resiliente y un país muy rico, tanto en recursos naturales como en recursos humanos. Yo sé que México saldrá de esta crisis más fuerte que nunca y que estoy seguro también que la amistad entre nuestros pueblos saldrá más fuerte que nunca.

Creo que es importante destacar que, a mi entender, esta feria surgió como una respuesta para reactivar la economía en el año de 2009, justamente después de la pandemia del H1N1 y de la crisis económica que se vivió en ese momento. Así que pienso que esta feria realmente es un testamento a la resiliencia de México y que refleja la hospitalidad de esta gran Ciudad de México, que me da mucho orgullo llamar mi propio hogar.

Así que muchísimas gracias por haberme invitado hoy. Es siempre un placer estar aquí con mis amigos de la Ciudad de México.

Moderador: los agradecidos somos nosotros señor embajador. De verdad que valoramos mucho los comentarios que nos ha hecho, las reflexiones que nos ha compartido. También tenemos la esperanza para un futuro mejor en el que seamos cada vez más fuertes y más unidos.

Le agradecemos muchísimo el favor de acompañarnos.

Embajador Christopher Landau: un fuerte abrazo a todos. Gracias por estar con nosotros el día de hoy.