Palabras del Embajador Christopher Landau – Donación de equipo médico a ARSOBO Nogales

Muy buenos días a todas y todos, muchísimas gracias por haber venido esta mañana aquí. Es un gran placer y un gran honor para mí estar aquí hoy día con ustedes en esta ceremonia tan emotiva del Proyecto ARSOBO.

Ahora, aquí en Sonora, tan cerca de la frontera, puedo ver cómo nuestros países están unidos por una amistad genuina que no conoce ningún límite, ninguna frontera cuando se trata de ayudar a quien lo necesita.

ARSOBO surge como resultado de la primera Conferencia Fronteriza

sobre Discapacidad en el año de 2008, con la misión de brindar herramientas médicas, que muchas veces son hechas por quienes las usan, para que las personas con discapacidad exploten todo su potencial. Que es enorme y que hasta ahora realmente no se ha utilizado como ustedes lo saben muy bien.

La donación del Comando Norte de Estados Unidos, NORTHCOM por sus siglas en inglés, simboliza nuestro compromiso con México y, de manera muy particular, con los sonorenses.

Gracias al donativo de NORTHCOM, ARSOBO contará con recursos para audiología pediátrica, que acabo de ver, incluidos diagnósticos auditivos y suministros de audífonos, así como materiales para crear conciencia sobre los factores de riesgo de la pérdida auditiva infantil, una discapacidad que afecta a aproximadamente 32 millones de niños en el mundo.

Me acaban de contar como es tan importante darse de cuenta de esta discapacidad a una edad muy temprana para ya poder tratarla y que lo niños sigan creciendo y desarrollándose de la mejor forma.

En México, tres de cada mil niños nacen con discapacidad por sordera. Por lo que apoyos como éste, más que una cifra, representan historias particulares de niñas, niños, y jóvenes a quienes se les cambia la vida, y a sus familias.

Yo soy padre, tengo dos hijos, un varón que ahora tiene 18 años y una niña que tiene 13 años. Y nuestro hijo nació con alergias muy, muy fuertes, muy graves, y nosotros no entendíamos, ese niño lloraba todo el tiempo no sabíamos, éramos padres por primera vez, no sabíamos que tenia algún problema y  al fin comenzó a sangrar así que nos dimos cuenta que eso no era normal.

Esos meses que no sabíamos lo que le pasaba, nos costaron años después de tratamiento para él, si hubiera tenido ya el diagnóstico desde el comienzo, no hubiera tenido todos los problemas que después tuvo en la vida tuvo muchos retos para superar.

Y les voy a contar que ahora él nunca se ha olvidado de esos desafíos que él tuvo en su vida y él ahora ha superado esos desafíos. Afortunadamente tenemos un hospital John Hopkins muy bueno en Estados Unidos cerca de nuestra casa en Washington y el estuvo ahí para tratamientos durante años y años tenía que ir cada dos semanas le dieron inyecciones un proceso muy largo.

Ahora, él está en México conmigo en Ciudad de México,  él es esgrimista y ha comenzado un programa para esgrima para personas con discapacidad en silla de ruedas en la Ciudad de México. Así que eso le da a él mucho placer por que el se acuerda como era para él y bueno entonces eso. Me da mucho gusto ver este espíritu de cooperación que ustedes representan aquí en ARSOBO.

La detección temprana hablando de audiología en los bebés y niños, a través del programa “Hearing Health” (HH), permite una intervención y tratamiento más tempranos, que mejoran la calidad de vida y oportunidades.

Con este donativo, ARSOBO continuará con su programa HH, que proporciona servicios de salud auditiva accesibles, los cuales incluyen las pruebas de detección para recién nacidos y la atención de seguimiento para aquellos que fallan la prueba de Tamiz Auditivo Neonatal.

Antes la gente tenía que esperar semanas o hasta meses para que les hicieran sus prótesis, pero ahora, la espera es de solo uno o dos días  gracias a ARSOBO.

Algo que hace muy especial a ARSOBO es que une sectores de ambos lados de la frontera, a través de valores muy estadounidenses que compartimos, como el altruismo, la acción social, y la corresponsabilidad.

Muchas gracias a Francisco Trujillo, presidente de la Junta Directiva Jim Dean y al cofundador de ARSOBO el Dr. Duke Duncan. Por favor mándenle mis saludos al Doctor Duncan, es una lástima que no haya podido estar con nosotros hoy día me hubiera dado mucho placer y gusto darle la mano.

De todo corazón, espero que estos donativos den muchos frutos y que sean de gran beneficio para la infancia y la juventud de Sonora.

Con acciones como la de hoy, demostramos que más que vecinos, somos amigos y hasta familia,  y que nuestros vínculos son fuertes  porque surgen de la convicción de dos países que buscan lo mejor para ambos pueblos.

¡Muchísimas gracias a todas y a todos!