Palabras del Emb. Landau – despedida de los becarios Fulbright-García Robles 

Qué enorme gusto y honor para mí estar aquí con ustedes hoy día y les mando un saludo y un abrazo virtual a todas y a todos. Espero que ustedes y sus familias se encuentren muy bien. 

Saludo a las autoridades mexicanas, especialmente, a mis amigos el canciller Marcelo Ebrard y el secretario Esteban Moctezuma, así como a quienes colaboran en la Comisión México-Estados Unidos para el Intercambio Educativo y Cultural (COMEXUS), encabezado por dos distinguidas exbecarias Fulbright:  Hazel Blackmore y ReneéGonzález de la Lama. 

Gracias y felicidades por la interpretación musical, que refleja el carácter multidisciplinario de este programa y nos demuestra que la capacidad, la disciplina y la dedicación son esenciales para sobresalir en cualquier área. 

Nuestra integración binacional ha madurado y se ha fortalecido fuertemente desde la década de los 90 y COMEXUS es un claro ejemplo, particularmente en este año, con su trigésimo aniversario y la renovación del acuerdo que realizaremos en el mes de noviembre, con el que cada década reafirmamos nuestro compromiso con el intercambio educativo y cultural. 

El senador J. WilliamFulbrighty Alfonso García Robles son un testimonio del espíritu de cooperación internacional, de confianza en las instituciones y en lo que podemos lograr cuando trabajamos juntos. Les invito a conocer sus vidas y a volverse también un ejemplo para nuestras sociedades. 

Es un honorespecial acompañarlesen esta nueva etapa de su destacada trayectoria, en la que a través de las becasFulbright-García Robles, los gobiernos de México y de Estados Unidos tenemos el orgullo de reconocer el esfuerzo y el talento de ustedes, 81 mexicanos provenientes de todos los rincones de la República Mexicana. 

Son 41 mujeres y 40 hombres, que representan el mismo número de historias y anhelos, quienes pronto estudiarán, investigarán o serán docentes en 49 instituciones educativas en mi país – incluida, naturalmente, mialma materHarvard- y que están ubicadas en 27 estados. 

A mí también me gusta investigar, leer y pasar tiempo en cuestionesacadémicasaunque ahora lo he dejado un poco de lado, pero valoro lo que hacen porque igualmente ustedes les brindan los elementos necesarios a los tomadores de decisión para mejorar las políticas públicas. 

La pandemia que estamos viviendo, nos ha demostrado que nuestros lazos son sólidos y resilientes, pero que se fortalecen todavía aún más ante la adversidad porque sabemos que juntos logramos más, que unidos somos más fuertes. 

Hemos estado colaborando estrechamente con las autoridades mexicanas y nuestros equipos se comunican constantemente, aún antes de la llegada de la pandemia, para tener una respuesta rápida y coordinada. 

Nuestros esfuerzos conjuntos van desde el trabajo de expertos para atender la crisis, la coordinación para mantener las fronteras abiertas de América del Norte al comercio sin arriesgar la salud de nuestros pueblos, la donación de más de un millón de dólares en equipo médico del gobierno estadunidense a México y la llegada de ventiladores provenientes de Estados Unidos. 

Esta crisis también nos deja una lección por aprender, que necesitamos instituciones de coordinación previamente establecidas, para tener más certidumbre ante una emergencia y proteger la salud, nuestras economías y cadenas de suministro. 

Por la emergencia sanitaria hemos modificado distintos aspectos de nuestras vidas y, un ejemplo de ello es este evento en el que, a pesar de estar lejos físicamente, nos une el deseo de un mejor futuro para nuestros pueblos, a través de la preparación de nuestra gente y la cooperación académica binacional. 

Les felicito por este logro porque sé que no es fácil acceder a las becasFulbright-García Robles, pero al ser parte del programa, se unen a un selecto grupo que simboliza lo que nuestros pueblos pueden ofrecer y que se destacan en todos los ámbitos de nuestras sociedades.

Por el Covid-19, cada una de sus instituciones empezarán en tiempos distintos y con formatos diversos, pero quiero que estén tranquilos porque he platicado con mi equipo consular para que en la embajada y en nuestros consulados las visas para estudiantes se expidan lo más pronto posible en cuanto reanudemos servicios.  Eso es para mí, ahora, una de mis máximas prioridades como embajador y se los quiero asegurar.

Emb. LandauLas relaciones entre nuestros países las llevamos formalmente los gobiernos, pero con los lazos entre las sociedades, como los que se dan en el sector académico, podemos comprendernos mejor y acercarnos más como vecinos, socios y amigos. 

Yo tengo elcargo de embajador, pero son ustedes quienes realmente son nuestras y nuestros embajadores, nos representan a México y a Estados Unidos en ambos lados de la frontera. Se convierten en una parte fundamental de los lazos que nos unen. 

Ustedes reflejan el carácter binacional de nuestros pueblos. Ni México ni Estados Unidos pueden tener prosperidad y seguridad cuando el otro no las tiene. Por eso, queremos que a México le vaya bien. 

Inician esta etapa en un momento muy particular de la historia mundial, en medio de una pandemia, que los distingue y que les exige encontrar nuevas formas de profundizar la integración entre nuestros pueblos y soluciones a los desafíos comunes que enfrentamos. 

A pesar de la pandemia, demostramos que nuestra agenda bilateral sigue activa en todos los rubros, como sucede con los intercambios educativos, así como en comercio, migración y seguridad. 

Ustedes son parte de la generación de becarios del trigésimo aniversario de COMEXUS que iniciarán sus programas académicos junto con elTratado entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, que ya entrará en vigor este primero de julio y que reafirma nuestro compromiso con la relación trilateral y las cadenas de suministro deAméricadel Norte. 

Les deseo muchísimo éxito y, desde ahora, les doy la bienvenida a Estados Unidos, un país que los recibe con los brazos abiertos. ¡Muchísimas gracias!