Palabras de la Embajadora Jacobson durante la Conferencia Nacional de Químicos Forenses sobre el Fentanilo

Ciudad de México a 16 de mayo de 2017 — “Hasta hace unos pocos años, el fentanilo era un fármaco poco conocido que se recetaba para el dolor agudo. Hoy en día está devastando comunidades a lo largo y ancho de todos los Estados Unidos, causando un número de sobredosis sin precedentes y matando a personas de todas las edades.

 

“Me sorprendió mucho leer un artículo reciente acerca de la oficina de un forense en Ohio que se quedó sin espacios disponibles para los cuerpos debido al número abrumador de sobredosis accidentales.

 

“Según los datos más recientes, sólo en los Estados Unidos en el año 2015, más de 33 mil personas murieron a causa de sobredosis por opioides. Esto representa un aumento del 72 por ciento con respecto al año anterior. Todo indica que los datos para los años 2016 y 2017 mostrarán cifras aún mayores.

 

“Los adictos están abusando del fentanilo de la misma manera que lo hacen con la heroína, a menudo sin saber qué se ha mezclado con las drogas que han comprado; pero el fentanilo es 50 veces más potente que la heroína y es mucho más probable que cause una sobredosis y que mate a la persona que lo consume.

 

“Los Estados Unidos y México están profundamente comprometidos en contrarrestar esta amenaza. Al mismo tiempo, debemos velar por la seguridad de los cuerpos policiacos y del personal médico y científico, ya que son ellos quienes están tratando de detener el flujo de estos medicamentos, además de analizar las evidencias obtenidas con el objetivo de llevar a los traficantes ante la justicia.

 

“Es por esta razón que es tan importante que ustedes estén presentes aquí el día de hoy. Peritos de cada estado en México, comprometidos a aprender más sobre esta sustancia, la cual por su gran peligrosidad, ha causado la hospitalización tanto de personal científico como de seguridad; ya que es una sustancia tan peligrosa que ha requerido de cambios en la manera en que las autoridades de los Estados Unidos manejan las drogas incautadas como evidencia para procesos legales.

 

“Agradezco a los expertos de la DEA y la PGR por compartir sus conocimientos con ustedes a través de esta conferencia. Es un momento oportuno para compartir las mejores prácticas. Con estos protocolos, ayudarán a llevar ante la justicia a las organizaciones criminales que producen, trafican y venden esta droga.

 

“Además de compartir y generar conocimientos técnicos entre los químicos forenses, nuestros gobiernos trabajan de manera conjunta para evitar que el fentanilo llegue a nuestros ciudadanos.

 

“En el mes de marzo de este año, tanto los Estados Unidos como México se unieron a la exitosa votación en la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas en Viena para aumentar la reglamentación de los dos precursores químicos más utilizados para producir el fentanilo de manera ilícita.

 

“Asimismo, la COFEPRIS está finalizando las revisiones de las leyes que añadirán a estos precursores a la lista de sustancias controladas en México. Alentamos la rápida aprobación de estas revisiones.

 

“Los Estados Unidos y México han trabajado de cerca durante muchos años para combatir nuestros retos compartidos en los órdenes sociales y de seguridad; debemos redoblar nuestros esfuerzos por combatir el flagelo del narcotráfico y de la violencia que éste genera, lo que le cuesta la vida a demasiados mexicanos y estadounidenses día a día.

 

“Mi gobierno ha declarado claramente que detener el flujo de opioides y de otros estupefacientes ilegales que entran a los Estados Unidos es una de nuestras principales prioridades, junto con el aumentar el acceso a los tratamientos por adicción.

 

“Pueden estar seguros de que seguiremos apoyando a México mientras luchamos de manera conjunta contra este desafío compartido.

 

“Les reitero nuestro mayor agradecimiento por su trabajo, el cual hará más seguros tanto a los estadounidenses como a los mexicanos. Muchas gracias”.