Palabras de la Embajadora durante la reunión anual del capítulo de Monterrey de la Cámara Americana de Comercio

Buenos días y gracias al Presidente Alberto de Armas por invitarme a su reunión anual. Me emociona estar de vuelta en Monterrey después de tantos años. Su reunión se da en un momento crucial—un momento de prueba, una encrucijada en la que quedará en claro si vamos hacia adelante en esta gran relación bilateral y en el experimento de América del Norte, o fracasaremos en el intento por ser lo que podemos ser juntos.