Palabras de funcionarios estadounidenses y mexicanos

Sesión con la prensa del subsecretario de Estado John J. Sullivan, la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, el fiscal general Jeff Sessions, el secretario de Relaciones Exteriores mexicano Luis Videgaray Caso, el secretario de Gobernación mexicano Miguel Ángel Osorio Chong y el procurador general interino mexicano Alberto Elías Beltrán


14 de diciembre de 2017

SUBSECRETARIO SULLIVAN: Buenos días. Gracias por estar aquí. Me complace participar en este segundo Diálogo Estratégico sobre Desarticulación de las Organizaciones Delictivas Transnacionales (ODT). El secretario Tillerson y yo, junto a nuestros colegas, nuestra nueva secretaria de Seguridad Nacional Nielsen y el fiscal general Sessions, estamos sumamente agradecidos con nuestros amigos de México por haber viajado a Washington para debatir sobre este importante tema esta mañana. 

Las amenazas que enfrentamos hoy son cada vez más complejas y exigen una respuesta absolutamente coordinada, sobre todo considerando las 1.900 millas de fronteras que comparten Estados Unidos y México. Las conversaciones de hoy amplían las reuniones sumamente productivas que mantuvo el secretario Tillerson en México en febrero y en Washington en mayo, acerca de extender la cooperación en materia de seguridad para enfrentar a las ODT. Resulta claro que tenemos un socio confiable en México. Seguimos impulsando nuestro objetivo compartido de definir nuevas formas de desarticular la acción de las ODT y las redes de actividad delictiva que perpetúan. Estamos fortaleciendo la cooperación con México para interceptar transportes ilegales, identificar y sancionar a delincuentes implicados en estas organizaciones e interrumpir sus fuentes de financiamiento.

Este es un serio problema que comparten nuestros países. Las muertes relacionadas con las ODT y las muertes por las cuales estas son responsables afectan a comunidades a ambos lados de nuestra frontera. Según cifras preliminares, más de 64.000 estadounidenses murieron debido a sobredosis de narcóticos el último año. Tan solo la tasa de muertes por opioides sintéticos se cobró más vidas que la heroína y los analgésicos recetados juntos. Muchos de nuestros vecinos mexicanos también han sido víctimas de violencia vinculada con las drogas. La colaboración directa es la única forma de abordar un problema que no respeta fronteras internacionales. 

Hoy, nuestros dos países mantienen una de las relaciones más extensas en materia de aplicación de la ley en todo el mundo. Hay once organismos de aplicación de la ley estadounidenses representados en la embajada y los consulados de EE. UU. en todo el territorio de México, que trabajan en estrecha colaboración con sus homólogos estatales y federales mexicanos. Y a través de la Iniciativa Mérida, estamos ayudando a afianzar la capacidad de las instituciones de aplicación de la ley y judiciales mexicanas. Por ejemplo, estamos brindando a México las herramientas para erradicar de manera más efectiva la adormidera y contribuir a una seguridad más férrea en la frontera. Nuestro apoyo constante a la reforma judicial en México está llevando ante la justicia a delincuentes y logrando que las comunidades sean más resistentes al accionar de las ODT.  

También hemos reforzado las comunicaciones transfronterizas para colaborar más eficazmente. Intercambiamos información vinculada con la migración y la seguridad fronteriza, y esto posibilita ser más eficaces al identificar amenazas delictivas, analizar tendencias migratorias y reducir la trata de personas en ambos lados de la frontera. Y a través de Mérida, hemos aportado equipos de inspección, unidades caninas entrenadas en la detección de fentanilo, y tutoría y capacitación para funcionarios fronterizos. 

Mediante esta estrategia de colaboración, estamos logrando avances. En 2016, las autoridades de aplicación de la ley mexicanas confiscaron más de 13.000 kilos de cocaína y más de 26.000 kilos de metanfetaminas que iban a ser enviadas a Estados Unidos. Asimismo, el Gobierno mexicano ha logrado destruir más de 136 laboratorios de drogas clandestinos. Nuestra cooperación está contribuyendo a que los ciudadanos en ambos lados de nuestra frontera estén más seguros. 

Hoy estamos analizando formas de acelerar los esfuerzos de interceptación y mejorar nuestra capacidad de medir avances en la desarticulación del narcotráfico en todas las etapas, incluida la producción, la distribución transfronteriza y las ventas. En particular, estamos evaluando formas de interrumpir de manera más efectiva las fuentes de ingresos de las ODT. Las ODT sacan provecho de una amplia variedad de actividades ilícitas como medios de lucro, lo que incluye los narcóticos, el contrabando, los secuestros, la extorsión, la trata de personas y el robo de combustible.

Debemos ir tras los intermediarios que se benefician con estas actividades ilegales, y no solo tras los productores al inicio de la cadena y los consumidores al final. Nuestras respectivas agencias de aplicación de la ley y autoridades judiciales están comprometidas con cortar sus fuentes de ingresos. Para lograr esto exitosamente, debemos implementar nuevos enfoques que procuran mejorar el intercambio de información y la cooperación en materia legal, en última instancia, privando a las ODT de ingresos y confiscando sus activos. Las ODT son mucho menos efectivas al llevar a cabo actividades ilegales cuando sus fuentes de ingresos son desmanteladas. Al interrumpir estos mecanismos de financiación, las ODT perderán su posibilidad de corromper instituciones, comprar armas sofisticadas y mantener su infraestructura delictiva. 

 

Por último, reconocemos que debemos reducir el componente de demanda en el problema de las drogas aquí en Estados Unidos. Mientras sigamos siendo un mercado próspero, las ODT seguirán viniendo a Estados Unidos. Este gobierno se niega a ignorar el problema. Estados Unidos ya no tiene intención de mirar hacia otro lado o esconder este problema. Es por eso por lo que el presidente Trump ha asumido el compromiso de combatir la epidemia de opioides que ha destruido las vidas de tantas personas y familias en nuestro país. El presidente ha dado instrucciones a los distintos organismos del Gobierno de EE. UU., e incluso al mismo pueblo estadounidense, de que asuman también su rol en la lucha contra esta trágica epidemia de adicción que sigue cobrándose la vida de tantas personas.

 

La primavera pasada, el presidente creó una comisión para poder comprender mejor esta epidemia y enfocar más acertadamente la respuesta federal, y determinar las formas más eficaces de avanzar en este sentido. A fin de facilitar estos esfuerzos, el gobierno ha asignado más de USD 1.000 millones para que podamos combatir la adicción y la crisis de opioides en nuestro propio país. Al sacar del mercado las drogas ilegales, seguiremos combatiendo con eficacia las ODT y las industrias que las sostienen.

Estados Unidos expresa su agradecimiento por la sólida relación bilateral que tenemos con nuestros vecinos al sur. Seguiremos manteniendo y profundizando nuestra alianza con México en este tema trascendental, al igual que en tantas otras áreas.

Muchas gracias. 

SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES VIDEGARAY: Muchísimas gracias. (Mediante intérprete) Gracias, subsecretario Sullivan y secretario Tillerson. Gracias, fiscal general Sessions, secretaria Nielsen y, por cierto, secretario Osorio y procurador general Elías, así como todos los equipos de ambos países que trabajan en esta iniciativa común.

México y Estados Unidos enfrentan un desafío significativo, y lo hacen juntos. Este es un problema común. Las ODT trabajan más allá de las fronteras, sin reconocer jurisdicciones. Llevan a cabo actividades delictivas y provocan muertes a ambos lados de la frontera. Miles de estadounidenses mueren por sobredosis. Miles de mexicanos mueren a causa de la violencia generada por el tráfico ilegal de drogas. Y solo podremos resolver este problema trabajando juntos. Esta es la visión que acordamos aquí en Washington, en mayo de este año. Y hoy, estamos aquí para ampliar esa visión de seguir trabajando juntos en esa misma dirección. 

En mayo, acordamos que para trabajar juntos debemos superar esta tendencia, las culpas que nos hemos atribuido unos a otros, según las cuales México ha culpado históricamente a EE. UU. por la demanda de drogas y EE. UU. culpa a México por la oferta. Debemos dejar atrás esta dinámica de culpabilización. Para ello, necesitamos confianza. Debemos trabajar arduamente. Significa que necesitamos medidas efectivas, y eso es lo que estamos haciendo hoy aquí.

Tuvimos una sesión de trabajo con algunos objetivos muy concretos en mente, para abordar de manera integral el modelo de negocios de las ODT, desde la oferta y la producción en los campos hasta las redes financieras y de distribución minorista en Estados Unidos. Solamente atacando esta cadena en cada una de sus instancias podremos eliminar con éxito este flagelo que asola a ambos países.

 

Debemos ser veloces. Debemos ser específicos. Debemos contar con habilidades analíticas basadas en datos, y estos datos deben ser confiables y compartidos. En definitiva, la idea es confiar unos en otros para tratar con un problema común.

 

Quisiera agradecer a numerosos grupos por su trabajo incansable. Estos grupos no están necesariamente haciendo su trabajo en público, pero sí llevan adelante su labor todos los días, se trata de distintos organismos de ambos gobiernos que trabajan cada día para conseguir resultados. El esfuerzo que se necesita es enorme, pero estamos trabajando en ese sentido con una visión compartida y, sobre todo, con una responsabilidad común.

 

Este esfuerzo no solo deberá basarse en impedir el flujo de drogas del sur hacia el norte. Eso es parte del esfuerzo fundamental, pero también exige que detengamos el flujo ilegal de armas de norte a sur, y el flujo de efectivo. Debemos ir tras los activos de la delincuencia organizada. Debemos detener otras modalidades de delincuencia que, lamentablemente, cometen estas organizaciones. Por ejemplo, la trata ilegal de personas. Por eso, este esfuerzo es integral y estamos trabajando en esto en función de la premisa de confianza y responsabilidad compartida.

 

Muchísimas gracias.

 

SECREATARIA NIELSEN: Buenos días. Es un honor acompañarlos hoy junto a los líderes del Gobierno de México para abordar esta amenaza de las ODT en el Hemisferio Occidental. Quisiera agradecer al secretario Tillerson y al subsecretario Sullivan por recibirnos y por esta importante decisión.

 

Hoy estamos hablando de las ODT y, en concreto, seguimos el trabajo que empezamos en la primavera para abordar esta amenaza creciente. En la actualidad, las ODT son responsables de algunas de las más graves amenazas a nuestra seguridad nacional, y el Departamento de Seguridad Nacional aborda seriamente esta situación.

 

Las ODT movilizan drogas, armas, falsifican bienes, y trafican personas a través de sus sombrías y peligrosas redes. Estas ODT también son responsables de hechos de violencia devastadora a ambos lados de la frontera, como lo han escuchado en comentarios anteriores. Estuve en la frontera en Texas ayer y me informaron sobre la situación de caos violento que se produce a ambos lados de nuestras fronteras debido a las redes y a nuestra incapacidad actual de frenar de manera total sus actividades.

 

Pero debemos detenerlas, y juntos lo lograremos. Tenemos un compromiso recíproco. Hemos analizado eso esta mañana, y continuarán las conversaciones a medida que avance el día. Detectar, disuadir y desarticular a estas ODT sigue siendo de máxima importancia para el gobierno de Trump. Como ven aquí, tenemos múltiples departamentos dedicados a trabajar con el Gobierno de México para ese fin. Sin duda es una prioridad para mí.

 

Estados Unidos se complace en definir a México como su socio en la acción contra esta amenaza de redes de producción y distribución, no solo en México y Estados Unidos, sino también en toda América Central. Juntos, podremos ser líderes en toda la región en el combate a esta amenaza.

 

Hoy me enorgullece decir que el secretario Osorio Chong y yo firmaremos un memorando de cooperación para implementar completamente el Programa de Intercambio de Información sobre Antecedentes Penales. Mediante este programa, nuestro Servicio de Inmigración y Control de Aduanas podrá brindar a México los antecedentes delictivos estadounidenses de ciudadanos mexicanos repatriados. El acuerdo que firmaremos hoy implicará la transición a una plataforma biométrica, a fin de que el ICE pueda transmitir a nuestros pares y socios mexicanos datos biométricos, notificaciones sobre más de 350 códigos de condena y los datos que se conozcan sobre pertenencia a bandas delictivas.

 

Al intercambiar información y recursos y reforzar la detección y la interceptación de bienes ilícitos, estamos combatiendo las ODT que amenazan la seguridad de todas nuestras comunidades. El secretario Tillerson, el fiscal general, el subsecretario Sullivan y yo tenemos el compromiso de seguir adelante con esta labor para fortalecer y ampliar nuestro trabajo, y lograr así que nuestros conciudadanos estén más seguros.

 

Les agradezco por el tiempo que nos dedicaron hoy y por estar aquí en este importante diálogo. Y sobre todo, agradezco a nuestros pares del Gobierno de México por acompañarnos hoy. Muchas gracias.

 

SECRETARIO DE GOBERNACIÓN OSORIO: (Mediante intérprete) Buenos días a todos. Gracias a nuestros anfitriones. Quisiera una vez más felicitar al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, al fiscal general de EE. UU., a nuestro ministro de Relaciones Exteriores, nuestro procurador general y las delegaciones de ambos países, así como a los representantes de los medios de comunicación. 

 

Como se mencionó antes, hoy estamos aquí una vez más para reunirnos con el fin de evaluar y analizar nuestros esfuerzos en la lucha contra las ODT. Esto es posible gracias al trabajo que han llevado a cabo en los últimos meses nuestros departamentos gubernamentales y nuestras agencias para reforzar los mecanismos de cooperación, al tiempo que enfrentamos problemas de seguridad comunes. Hemos podido, en primer lugar, reunirnos en un ámbito de consenso y conseguir avances sobre la base de dicho consenso, y me refiero a la necesidad de contar con un enfoque más integral y equitativo.

 

Al igual que en todo diálogo, se intercambian distintas propuestas y perspectivas. Pero debo decir que, cuando se trata de nuestra agenda bilateral, son más los factores que nos unen que los que nos separan. La seguridad de nuestra población es el bien más preciado para ambos gobiernos. Así es como, durante décadas, México y Estados Unidos han trabajado juntos para contribuir a una región más estable y segura. Y en ese sentido, tenemos experiencias compartidas y vastos conocimientos.

 

Hoy resulta evidente que no es solo mediante el uso de la fuerza y de medidas punitivas que podremos poner fin a la delincuencia organizada y las drogas; en cambio, es un problema sumamente complejo con aspectos económicos, sociales, financieros y logísticos que nos instan a fortalecer nuestros esfuerzos como gobiernos. Y hacer esto juntos es la única forma en que podremos coordinar nuestras acciones y ser más eficaces. Como han dicho quienes hablaron antes que yo, se trata de generar más respuestas desde una perspectiva de mercado, restringir el financiamiento, y las armas de las organizaciones delictivas. También se trata de reducir su capacidad logística y de disminuir considerablemente el nivel de consumo de drogas desde una perspectiva de salud pública.

 

En cuanto a México, el país reafirma su fuerte compromiso de continuar con estos esfuerzos para fortalecer las instituciones, especialmente a nivel local, como una vía para alcanzar una seguridad duradera. Esta lucha ha sido especialmente difícil y penosa para México. No podemos olvidar a las víctimas que se ha cobrado este flagelo. Se han hecho enormes sacrificios y esfuerzos, sobre todo por parte de nuestros soldados, nuestros marinos y nuestros policías. Y no debemos permitirnos bajar la guardia, especialmente no debemos permitir la impunidad, pues no puede haber paz donde no hay justicia, y no habrá justicia a menos que sea en un marco de legalidad. 

 

En este sentido, hemos diseñado soluciones a los problemas que enfrentamos como región. Para ello, podríamos… debemos actuar como países soberanos, pero también debemos ser buenos vecinos, y trabajar sobre una responsabilidad compartida basada en el diálogo y la cooperación internacional. Y siempre debemos pensar en el bienestar de nuestras sociedades. Ese es nuestro mayor interés y es el que debemos mantener por encima de cualquier otro interés hoy.

 

Es un honor, nuevamente, participar en este diálogo, y esperamos que surjan resultados positivos entre nuestros dos países. Muchísimas gracias.

 

FISCAL GENERAL SESSIONS: Muchas gracias. Ahora, ¿funciona? 

 

Es un honor estar aquí hoy. Agradezco que el secretario Tillerson y la secretaria Nielsen hayan organizado esta reunión. Mantuvieron un encuentro previo en México. Quiero destacar que la secretaria Nielsen empieza con el pie derecho en su nuevo cargo. Estuvo presente en esa reunión porque fue jefa de Gabinete del secretario Kelly y continuó en ese cargo en la Casa Blanca. Por lo tanto, comprende plenamente los desafíos que enfrentamos y la importancia del Departamento de Seguridad Nacional a su cargo.

 

Estamos enfrentando una crisis de drogas sin precedentes en Estados Unidos, y tal vez en todo el mundo. No hemos visto nunca la cantidad de muertes que vemos hoy. El año pasado, 64.000 personas murieron por sobredosis de drogas. Nunca antes hemos visto esas cifras, ni nada parecido. Los estupefacientes de más rápido crecimiento son la heroína y el fentanilo, los opioides sintéticos. Y estamos tomando medidas contundentes en todo el Gobierno de Estados Unidos para hacer frente a esto. El presidente Trump ha declarado que enfrentamos una emergencia nacional, y este gobierno no aceptará estas tendencias. Estamos decididos a reducir estas tendencias.

 

He tenido el privilegio de estar en México para un encuentro trilateral —perdón— en Colombia la semana pasada en un encuentro trilateral para debatir sobre estos problemas, entre Colombia, México y Estados Unidos. El procurador general Elías de México representó a México en esa delegación. Sabemos que podemos mejorar lo que hacemos. Y como dijo el secretario Videgaray, es un ataque, debe tratarse de un ataque contra la red de distribución en su totalidad, desde la producción y la fabricación hasta la distribución y la venta en nuestras comunidades y en nuestras calles. Todo eso, si se trabaja de manera efectiva, puede comenzar a revertir estas tendencias.

 

Estamos viendo en Estados Unidos mayor disponibilidad de drogas, con precios más bajos, y mayor pureza. Eso hace que las drogas sean más adictivas y más atractivas. Las personas hablan de oferta y demanda; la demanda puede generar oferta, y la oferta puede generar demanda. Me parece que estamos tomando el rumbo equivocado en estos dos aspectos.

 

Por lo tanto, es un honor para mí estar aquí. Analizamos, con el liderazgo de los secretarios Kelly y Nielsen y de nuestros colegas mexicanos, algunas maneras concretas en que podemos mejorar la situación. Y eso es lo que intentamos hacer. Nuestra Agencia Antinarcóticos, nuestro FBI, nuestra Oficina de Control de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (Alcohol, Tobacco, Firearms, and Explosives agency, ATF) y todo nuestro equipo en el Departamento de Justicia se han comprometido con este esfuerzo. Y considero que podemos tener éxito y efectivamente lo tendremos. De hecho, el presidente nos envió tres decretos ejecutivos cuando asumí como fiscal general; uno de ellos fue para desarticular a las organizaciones delictivas transnacionales, y eso es lo que intentamos hacer.

 

SR. ELÍAS: (Mediante intérprete) Buenos días. Y buenos días al secretario Sullivan, secretaria Nielsen, fiscal general Sessions, secretario Videgaray y Osorio. Obviamente estamos enfrentando un problema con las organizaciones delictivas transnacionales (ODT) en ambos países, pero para combatir este fenómeno, es plenamente obvio que debemos atacar todo su modelo comercial, como mencionó nuestro ministro de relaciones exteriores. Pero para hacerlo de manera eficaz, tenemos que destruir sus estructuras financieras. Esto debe lograrse compartiendo información con claridad, información informalizada, de manera que podamos identificar rápidamente todos los puntos en la cadena de valor de la organización con el fin de afectar e impactar sus estructuras financieras.

 

Por lo tanto, es importante que el Departamento de Justicia y la Oficina del Fiscal General compartan mediante grupos de trabajo eficientes la información necesaria para poder atacar las estructuras. No solamente necesitamos fijarnos en los aspectos financieros, pero también debemos expandirnos para mirar el modelo empresarial utilizado por las ODT para movilizar sus activos y recursos. ¿Cómo podemos hacer esto? Lo haremos compartiendo información y datos entre los dos países. Esto dará un golpe decisivo a estas organizaciones, algo que es necesario en ambas sociedades. Muchas gracias.

 

SRA. NAUERT: Buenos días. Ahora tendremos algunas preguntas de los periodistas. Tenemos una pregunta para cada funcionario principal, por favor. Empezaremos con Nike Ching de Voice of America, y Nike, por favor, dirige tu pregunta al funcionario principal. Gracias.

 

PREGUNTA: Por supuesto. Muchas gracias. Mi pregunta está dirigida a ambos lados, acerca de si el diálogo estratégico en curso para desarticular a las ODT tiene implicaciones para las conversaciones acerca del TLCAN. Específicamente, ¿han tenido algún impacto negativo en los esfuerzos conjuntos de seguridad las promesas del presidente Trump de construir un muro y las amenazas de la administración de retirarse del TLCAN? Muchas gracias.

 

SUBSECRETARIO SULLIVAN: Bien, las negociaciones del TLCAN están en curso, como saben. La ronda 6 de las negociaciones está programada para enero en Montreal. Y yo se que nuestros negociadores han estado trabajando diligentemente con sus contrapartes canadienses y mexicanas para hacer progreso.

 

Los Estados Unidos están comprometidos a un proceso de negociación integral que actualizará nuestro acuerdo y establecerá estándares del siglo 21. Pero las negociaciones del TLCAN y el acuerdo mismo son solo una parte de la enorme relación entre los Estados Unidos y México. He hablado acerca de esto con el Secretario de Relaciones Exteriores Videgaray en Ciudad de México hace dos meses. Nuestra relación con México, la relación de los Estados Unidos con México, es tan amplia. Tenemos una historia común, una frontera común y una larga historia de cultura compartida. El volumen de nuestro comercio es inmenso, $600 mil millones anuales, el año pasado. Es decir, $1.6 mil millones diarios. Estamos trabajando arduamente para actualizar y mejorar el TLCAN, lo cual es una parte importante, pero solamente una parte de nuestra relación con México.

 

MODERADOR: (Mediante intérprete) Cedo la palabra ahora a Armando Guzmán de Televisión Azteca.

 

PREGUNTA: Secretario Videgaray, le pregunto en inglés y repito brevemente en español. La cooperación entre los dos países en esta materia ha sido larga y de alto nivel por muchos años. Pero ahora hay conversaciones porque los dos países son amigos y socios. Pero ahora se habla en este lado de la frontera de construir un muro, y también se habla de cancelar la larga asociación con TLCAN. Me pregunto si esta situación afectará directamente esta cooperación de alto nivel entre los dos países y si ha habido conversaciones entre los participantes en esta reunión y si ha quedado claro para ambas partes de esta reunión también.

 

(Mediante intérprete) Repito brevemente en español. Hay una gran amistad y asociación entre los dos países y relaciones comerciales que son importantes para los dos. Pero ahora, con las noticias de un muro y de finalizar el TLCAN, quisiera saber si esto podría tener un impacto en nuestra asociación y la manera en que estos dos países amigos y socios enfrentan el problema. Gracias.

 

SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES VIDEGARAY: (Mediante intérprete) Gracias, Armando. Permíteme ser absolutamente claro sobre esta materia. México coopera con los Estados Unidos en asuntos de seguridad porque es en el mejor interés de México. Trabajamos juntos con los Estados Unidos para combatir las ODT, defendiendo la seguridad de los mexicanos, porque es en el interés de México. Por lo tanto, la cooperación se da, no como una transacción o intercambio entre aspectos económicos y de seguridad u otra cosa. Lo hacemos con la clara convicción de que es en el interés de México y los mexicanos.

 

Esta es la razón por la que estamos aquí. Estamos aquí mientras las negociaciones comerciales están en curso y el liderazgo de la secretaría de comercio, mientras esto sucede, también estamos reuniéndonos aquí. Estamos aquí para derrotar a las ODT que diariamente amenazan las vidas de miles de ciudadanos estadounidenses y miles de mexicanos. En México puede ser el ejército, la marina, soldados, pero también muchos jóvenes envueltos en el crimen organizado. Estamos convencidos que este es un fenómeno transnacional, que solamente podemos derrotarlo si trabajamos juntos como un equipo con confianza y visión compartidas con el Gobierno de los Estados Unidos.

 

SRA. NAUERT: La siguiente pregunta de Luis de Associated Press.

 

PREGUNTA: Gracias. Buenos días. Soy Luis Alonso de AP. Gracias por esta oportunidad. Quisiera preguntar al lado de los EE. UU. cómo evalúan los esfuerzos mexicanos de lucha contra el tráfico ilegal de fentanilo que ustedes mencionaron particularmente. ¿Qué porcentaje del fentanilo que se dirige a EE. UU. viene de México? Y también, en forma más general, desearía saber su opinión porque parece que la violencia relacionada al crimen organizado está aumentando este año en México. ¿Está funcionando la estrategia? ¿Qué cambios necesitan hacerse?

 

(Mediante intérprete) Lo que pregunto a los Estados Unidos es cómo evalúan los esfuerzos de México para combatir el fentanilo ilegal. No sé si también desearían hablar de este tema. Y, en general, acerca de la estrategia, los indicadores muestran que la violencia del crimen organizado ha aumentado este año. ¿Qué cambios son necesarios en la estrategia para revertir esta tendencia? Gracias.

 

FISCAL GENERAL SESSIONS: Bien, fentanilo… originalmente empezó mayoritariamente desde China. Se envía por correo directamente a los Estados Unidos. Una cantidad considerable ha sido embarcada a México y luego ingresa a través de la frontera de alguna manera desde México. También estamos viendo componentes químicos precursores en México y laboratorios de fabricación que se están desarrollando en México. De manera que una de las prioridades que yo quisiera ver que hagamos es eliminar esto antes que crezca, mantenernos intensamente focalizados en estos laboratorios y asegurarnos de que no se conviertan en un problema grande en el futuro.

 

El fentanilo es muy mortal, como probablemente ustedes saben. El mayor aumento de muertes en los Estados Unidos es causado por fentanilo. Solamente un pequeño error de cálculo en la cantidad de fentanilo que consume una persona puede causar la muerte y está causando la muerte, de manera que yo pienso que podemos hacer progreso significativo en esta área.

 

¿Y la segunda parte de su pregunta?

 

PREGUNTA: La estrategia general. La violencia sigue aumentando.

 

FISCAL GENERAL SESSIONS: Cierto.

 

PREGUNTA: ¿Qué necesita cambiar?

 

FISCAL GENERAL SESSIONS: La violencia es producto de la riqueza, es producto del poder que viene con ella, la capacidad de actuar al margen de la ley. Amenaza a naciones completas y la capacidad de esas naciones de funcionar de manera soberana. Yo pienso que es la responsabilidad de todos de hacer todo lo que podamos para reducir esta amenaza que viene de estos carteles. Ellos no pueden ir a los tribunales para hacer cumplir sus decisiones. Lo hacen con el fusil, y la muerte y destrucción siempre resultan de la aparición de más y más carteles poderosos.

 

MODERADOR: (Mediante intérprete) Ahora tenemos una pregunta de José López Zamorano de Notimex.

 

PREGUNTA: (Mediante intérprete) Gracias. Tengo una pregunta para el secretario. El Congreso de EE. UU. ha aprobado el proyecto de ley 336 que muestra que México es socio de los Estados Unidos, pero también lo vemos en las preocupaciones en estos países acerca del impacto que pueda tener en la cooperación en seguridad si los Estados deciden… deciden abandonar el TLCAN. También hay informes que los Estados Unidos van a desviar fondos, por ejemplo, el pago a la agencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y para tecnología, y usarlos para construir el muro. ¿Qué impacto tendrá esto en la relación bilateral si los Estados Unidos siguen adelante con el plan de construir el muro y finalmente se retiran del TLCAN?

 

SECRETARIO DE GOBERNACIÓN OSORIO: (Mediante intérprete) Desde el inicio de la presidencia de Enrique Peña Nieto, uno de sus objetivos y prioridades ha sido la seguridad. No hay circunstancia colateral que pueda impactar esta búsqueda de paz y tranquilidad en nuestro país. Como el Ministro de Relaciones Exteriores indicó, estamos aquí para continuar desarrollando la comunicación, la coordinación, los esfuerzos conjuntos que van más allá de los aspectos de nuestra relación con los Estados Unidos. Hacemos esto siempre pensando acerca de la seguridad de los ciudadanos mexicanos y debe hacerse también en defensa de los ciudadanos estadounidenses por este país. Por lo tanto, no tendrá un impacto en nuestros esfuerzo ni en nuestro trabajo y lo que se ha empezado por esta administración, y continuaremos en este camino. 

 

Ahora, obviamente, es importante continuar con la colaboración y cooperación. ¿Por qué México o los Estados Unidos solamente pensarían en la erradicación o clausura de laboratorios si nuestros países continuarían teniendo problemas en la transferencia y transporte de drogas y su consumo? No tendría sentido para México continuar un proceso para identificar y capturar criminales si no tenemos información acerca de las cadenas financieras y logísticas de los grupos criminales aquí en los Estados Unidos. Ambos lados están interesados en obtener información y datos. De manera que por encima de cualquier otro interés, debemos siempre poner la seguridad de las naciones que servimos, y continuaremos avanzando hacia esa meta y objetivo básico para el gobierno de la república.

 

SRA. NAUERT: Dave Clark de AFP.

 

PREGUNTA: Buenos días. Muchas gracias. Es una pregunta principalmente para el lado de EE. UU. La semana pasada, el periodista mexicano Emilio Gutiérrez fue arrestado en Texas. Él ahora está en El Paso y … su asilo ha sido negado. Está enfrentando la expulsión. Obviamente, las ODT, como han hablado ustedes hoy, consideran incómodas estas actividades de la prensa libre. Si no, no habrían asesinado a 11 periodistas mexicanos este año y muchos más en años pasados. ¿Qué puede hacerse para proteger al periodismo y la sociedad civil? Y, ¿tienen confianza de que si siguen adelante con esta expulsión y otras que estos periodistas estarán seguros cuando lleven a cabo su trabajo? Gracias.

 

SECRETARIO NIELSEN: Gracias. Comenzaría diciendo que la seguridad fronteriza es un sistema completo de sistemas, y la seguridad de las dos naciones es en el interés de ambas. Pienso que hemos hablado hoy de todas las cosas que no solamente pueden cruzar la frontera pero que, debido a ello, la violencia que resulta, puede afectar otras partes de las dos sociedades inclusive a la prensa, los medios sociales y las organizaciones no gubernamentales que intentan ayudar a combatir estas amenazas.

 

Lo que hemos hablado hoy son maneras de poder mejorar el intercambio de información. Seguiremos haciendo eso. Como mencioné antes, el convenio para intercambiar información sobre actividades criminales específicamente está diseñado para ayudar a ambos países a comprender mejor la amenaza y quizá comprender quiénes son los blancos de esa violencia que emana de las ODT. Así es que seguiremos trabajando juntos. Ciertamente tenemos muy presente todas las partes de nuestras comunidades afectadas por las ODT. Y espero trabajar en acuerdos futuros para lograr justamente eso.

 

MODERADOR: (Mediante intérprete) Cedo la palabra ahora a José Díaz-Briseño de Reforma.

 

PREGUNTA: (Mediante intérprete) Buenos días. Fiscal General, los Estados Unidos han indicado que México tiene una producción récord de amapola para heroína. ¿Se ha llegado a un acuerdo específico de cómo pueden los Estados Unidos ayudar a erradicar la amapola? Y también han dicho que no están satisfechos con la erradicación lograda por las fuerzas armadas en México. ¿Se ha llegado a algún acuerdo?

 

(En inglés) Y para el subsecretario Sullivan, ¿tiene preocupaciones concernientes a los derechos humanos en México, considerando que el Congreso mexicano está por aprobar una muy controversial ley de seguridad nacional?

 

SR. ELÍAS: (Mediante intérprete) Muchas gracias. En principio, no ha habido reclamo ni comentario por parte de las autoridades de EE. UU. respecto a lo que nuestras fuerzas armadas están haciendo en México para erradicar los campos de amapola. Todo lo contrario, estamos trabajando juntos en la erradicación. Las fuerzas armadas en nuestro país eliminan más de 44 por ciento de las cosechas. Esta es una cantidad importante y la hemos compartido con las autoridades de EE. UU. Además, el departamento de policía e investigación criminal también se ha concentrado en clausurar laboratorios clandestinos que pueden crear el fentanilo. Hemos realmente golpeado duro a estas organizaciones, especialmente en Guerrero, o el Triángulo Dorado, los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa. 

 

Seguiremos colaborando, seguimos trabajando para identificar estas cosechas y también para ser capaces de evaluar los resultados logrados conjuntamente por parte de las autoridades mexicanas y las fuerzas de EE. UU. Pero, insisto, tenemos que trabajar juntos para combatir a las ODT y también para golpearlas duro en el cultivo de amapola. Tenemos que golpear a todas las organizaciones a todos los niveles de la cadena. Pero esto también tiene un impacto en los Estados Unidos. Debemos compartir información con el fin de comprender lo que hacen estas organizaciones en EE. UU. de manera a realmente lograr desmantelar estas entidades. Gracias.

 

SUBSECRETARIO SULLIVAN: Gracias. Sí, los derechos humanos son un tema que nosotros en el Gobierno de los Estados Unidos conversamos con nuestros socios en el Gobierno de México con bastante frecuencia. De hecho, a principios de este mes tuvimos nuestro diálogo anual con México acerca de los derechos humanos. Nuestra relación incluye conversaciones francas acerca de cómo hacer progresar los derechos humanos, el estado de derecho. Esa es también una parte importante de nuestra Iniciativa Mérida, mejorar el estado de derecho, fortalecer la justicia criminal y el cumplimiento de la ley. Pero los derechos humanos son un componente importante de esto, particularmente la libertad de prensa y libertad para los periodistas. La libertad de prensa es un componente indispensable de una democracia funcional. Por lo que estamos preocupados siempre que escuchamos informes de periodistas que son blancos de ataques. 

 

Pero en cuanto a derechos humanos, tenemos un diálogo continuo con nuestros socios en México y esperamos seguir haciéndolo. Gracias.

 

SRA. NAUERT: Y gracias, gracias a todos. Gracias por sus preguntas.