Flag

An official website of the United States government

México- Estados Unidos Reunión Binacional sobre la Contaminación de Aguas Transfronterizas
6 MINUTE READ
November 22, 2021

Consulado General de Estados Unidos en Tijuana

Declaración conjunta

Los gobiernos de México y de Estados Unidos se reunieron hoy en Tijuana para abordar los retos de la contaminación de aguas transfronterizas a lo largo de su frontera común.  El Administrador de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) Michael S. Regan y el Embajador de los Estados Unidos de América Ken Salazar lideraron la delegación de Estados Unidos, que también incluyó a la Comisionada de la sección estadounidense para la Comisión Internacional de Límites y Aguas (IBWC, por sus siglas en inglés) María-Elena Giner, y el miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos Scott Peters.  México fue representado por el Jefe de Unidad para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores Roberto Velasco Álvarez, junto con el Titular de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) Miguel Ángel Zeron, acompañados por el Cónsul General de México en San Diego Carlos González Gutiérrez el, Subdirector Técnico de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) Humberto Marengo,  la titular de la sección mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) Adriana Reséndez Maldonado, y autoridades estatales de agua y saneamiento del gobierno de Baja California.

Reconociendo la importancia crítica de resolver la contaminación para el beneficio de los ciudadanos de ambos lados de la frontera, las delegaciones de México y Estados Unidos revisaron el importante avance realizado para reducir los niveles de contaminación.  México destacó la inversión de $46 millones de dólares que los tres niveles de gobierno han realizado en el periodo de 2019 a 2021 para proyectos de saneamiento del río Tijuana, incluyendo las recientes renovaciones a la planta de bombeo de la CILA en Tijuana, así como distintos proyectos de reparación de infraestructura financiados por CONAGUA y la EPA para reducir los flujos de aguas residuales.

Las delegaciones de México y EE.UU. acordaron que reducir los flujos de contaminación trasfronterizos en el río Tijuana, las barrancas y la costa son de alta prioridad para ambos países y que se continuará el trabajo conjunto a fin de reducir niveles de contaminación.

Como parte de estos esfuerzos, las delegaciones hablaron sobre los planes para la próxima inversión de 300 millones de dólares por parte de la EPA que  serán destinados a reducir los flujos de aguas residuales transfronterizos en el Río Tijuana y a lo largo de la costa del Pacífico, como parte de un plan integral anunciado el 8 de noviembre del presente año (enlace al comunicado de prensa de la EPA).

Estados Unidos subrayó este plan integral, cuya inversión permitirá que más de 500,000 residentes de Tijuana tengan acceso a medidas confiables de tratamiento para aguas residuales. Adicionalmente, el plan beneficiará a los miles de residentes y turistas en el condado de San Diego que disfrutan del Valle del Río Tijuana y las playas locales, al igual que reducirá significativamente el flujo de aguas residuales no tratadas que perjudica a las comunidades y ecosistemas tanto de México como de EE.UU.

México resaltó la inversión que ha realizado para la expansión y modernización de la planta de bombeo PB-CILA, misma que por primera vez en décadas ha reducido los escurrimientos transfronterizos por periodos significativos. Asimismo, destacó el plan regional que han desarrollado en conjunto, el gobierno federal y el gobierno estatal de Baja California para atender el tema.

Ambos gobiernos reafirmaron su compromiso compartido por actuar de manera coordinada en encontrar una solución a largo plazo a los flujos transfronterizos de aguas residuales.  CONAGUA refrendó su compromiso de financiar proyectos para el tratamiento, captura, y reutilización de aguas residuales en Tijuana. La delegación mexicana también presentó una nueva propuesta del “Programa Especial de Saneamiento de la Frontera Norte” que será usado para buscar recursos adicionales para proyectos futuros.

En particular, las delegaciones de México y Estados Unidos acordaron seguir coordinando proyectos y fuentes de financiamiento destinados a la recolección de aguas residuales en Tijuana, la reutilización de aguas residuales en las plantas de tratamiento de la Morita y Arturo Herrera, y la rehabilitación de la planta de tratamiento San Antonio de los Buenos para el manejo de aguas residuales en comunidades costeras.

Gracias a los esfuerzos de cooperación binacionales, la calidad del agua en el Río Tijuana y a lo largo de la costa del Pacífico mejorará significativamente, mejorando a su vez la salud pública, restaurando ecosistemas y creando nuevas oportunidades recreativas a lo largo de ambos lados de la frontera. Estos proyectos también proveerán de importantes oportunidades para el uso de aguas tratadas en regiones afectadas por la sequía.