La cooperación y la solución de los problemas entre México y Estados Unidos ante el Covid-19

Participación del Embajador Landau en el webinar ¨La cooperación y la solución de los problemas entre México y Estados Unidos ante el Covid-19, organizado por la Universidad de California en San Diego (UCSD)


Mayo 29, 2020

Transcripción del evento

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Quiero dar a todos ustedes la bienvenida a este webinar #11 de la serie que hemos estado realizando, justamente, sobre Covid-19 ¨Interdependencia y cooperación México – Estados Unidos¨, y qué mejor que en este onceavo webinar, estamos acabando una primera serie, tener, justamente a los embajadores de México y Estados Unidos, la embajadora Martha Bárcena. Bienvenida embajadora Martha Bárcena y, también, al embajador de los Estados Unidos en México Christopher Landau, bienvenido embajador. Primero, le voy a pasar a Stefano Bertozzi, mi colega, el director de la alianza UC-México. Es decir, la institución dentro de la Universidad de California que lleva toda la cooperación con México: dirige Casa California, dirige UC MEXUS y UC Mexico Initiative. ¡Gracias Stefano por estar con nosotros!

La idea del programa de hoy es que primero Stefano Bertozzi, muy brevemente, va a hablar sobre el desarrollo de la pandemia, sobre todo, dónde estamos en Estados Unidos y México, y después, vamos a tener una charla con los embajadores Bárcena y Landau, y desde luego, vamos a esperar muchas preguntas.

La idea es que esta sea una plática de mexicanos y de estadounidenses y de todos los que se conecten porque aquí en el web pueden estar conectados gentes de todo el mundo, una plática, una charla con los embajadores, con los quarterbacks, yo les llamo, con los mariscales de campo de la relación México-Estados Unidos

Para eso ahí hay un botón que dice Q&A, questions and answers, por favor hágannos llegar sus preguntas. Tanto la embajadora Bárcena como el embajador Landau pueden ver ahí las preguntas, podrán algunas contestar y yo y Stefano les haremos algunas.

Por favor Stefano te pido que nos hagas tu presentación y muy buenos días a todos.

STEFANO BERTOZZI: Muchas gracias ¿pueden ver bien mi pantalla verdad?

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Perfectamente bien.

STEFANO BERTOZZI: Gracias Rafael. Que gusto estar aquí con los embajadores. Voy a hablar unos pocos minutos, nada más para demostrar dónde estamos al día de hoy, más bien al día de ayer, porque ahí están mis diapositivas actualizadas para ayer.

Entonces, aquí está el mapa del mundo y esto no es mapa de cuantos casos tenemos, esto es el mapa de cuántos casos nuevos tenemos cada día por millón de habitantes, es decir, corregido por el tamaño de la población en cada país.

No tengo aquí toda la historia de la pandemia, pero obviamente empezó en China y ahorita se puede ver que en China hay menos que cinco, incluso hay menos que un caso por millón de habitantes al día de hoy, lo mismo en Corea del Sur.

La pandemia después se movió a Europa, en donde tuvieron muchos y ahorita ya bajó. En Italia que era el primer lugar más afectado en Europa ya bajó a menos que diez, cuando podemos ver que en Estados Unidos ya estamos entre 25 y 50 casos por millón.

Y tenemos en América Latina realmente un nuevo foco de la epidemia, en donde se puede ver que en América del Sur tenemos más casos por millón que ya en Estados Unidos, a pesar de que Estados Unidos tiene el mayor número de casos en el mundo, pero obviamente la población más grande.

Aquí se puede ver lo mismo, pero ya mostrando las epidemias en cada país alineados. Entonces, esta gráfica no tiene fechas aquí abajo en la parte inferior. Todo está alineado a cuando en el país llegó a ser un caso por millón de habitantes, entonces alinean las epidemias en distintos países.

Y se puede ver que los países que empezaron primero en Europa subieron muy rápido y como, entre 20 y 40 días, de que llegó a este nivel de un caso por millón de habitantes empezaron a bajar, en Europa mucho, en Estados Unidos poco. Desde la misma fecha, más o menos, en Estados Unidos está muy plano, digo, sí está bajando un poquito, pero está muy cerca todavía de 100 casos por millón de habitantes.

En América Latina, se ve que Perú, por ejemplo, y Brasil ya pasaron, en el caso de Perú, el máximo de donde llegaron en Estados Unidos y en Europa. Brasil ya pasó a Estados Unidos y está ahorita acercándose a 100, y México está acercándose a 20, 30, 40, pero en línea recta subiendo todavía. Entonces a pesar de que en los países en América Latina la epidemia llegó más tarde y entonces subieron más lento, todavía siguen subiendo. E India aquí está todavía más atrás que México, pero sigue también subiendo en línea recta.

Aquí lo mismo, pero aquí estamos viendo mortalidad, y se puede ver que Brasil sube la mortalidad y se está acercado a Estados Unidos. Hay que recordar que la mortalidad está como 30 días atrás del pico de pasos porque la gente, cuando muere, muere aproximadamente 30 días después de infectarse. Y se puede ver cómo otros países ya están en la baja.

Lo increíble es Corea del Sur que en un mes controló su pandemia y ahorita está menos que uno. En estas gráficas la escala vertical aquí es logarítmica, es decir que cada diferencia aquí es un factor de 10, 100, 1,000; entonces es una enorme diferencia. Corea del Sur, Japón tiene 10 veces más, Italia tiene 10 veces más que Japón y Estados Unidos tiene 10 veces más que Italia en términos de número de muertes.

Pero la epidemia en Estados Unidos o en cualquier país no es una sola epidemia, es una situación super heterogénea. La epidemia en Wyoming no tiene nada que ver con la epidemia en Georgia, entonces es muy heterogéneo y al interior de cada estado es muy heterogéneo.

Entonces, aquí, esto no es, la primera era en dónde hemos tenido casos en los Estados Unidos, aquí se ve dónde, al día de hoy, está subiendo o bajando la epidemia. Acá estaba aquí concentrado, alrededor de Nueva York. Acá se ve que Nueva York y New Jersey están a la baja en términos de casos y los lugares rojos donde se está subiendo más rápido son casos más rurales en estados con menos población y en distintas partes. Por ejemplo, en Luisiana, en el sur, en New Orleans, donde estaba el impacto fuerte el inicio, ya está en azul, cuando la parte noreste está subiendo rápidamente.

En México, se puede ver también de estado a estado mucha heterogeneidad, incluso a nivel del interior de los estados, a nivel municipal, se puede ver, aquí por ejemplo en Sonora, hay zonas donde no hay casos de Covid y otros municipios donde se concentran estos casos.

Y se puede ver aquí, por ejemplo, la diferencia entre Sonora y Arizona, en donde en términos de casos confirmados, aquí se ve que la parte noreste de Arizona, la zona en donde está más concentrada la población indígena, hay la concentración de los casos. Pero ¡ay perdón, no tengo la otra gráfica! pero la otra gráfica me muestra que la zona caliente, es decir, donde están subiendo los casos está aquí en la frontera con México.

Y finalmente, último punto, es que cuando pensamos en regreso a la normalidad, es decir, que cuándo podemos pensar en relajar las medidas de distanciamiento social, obviamente tenemos que pensarlo al nivel local, porque un municipio en donde no hay casos es muy diferente a un municipio en donde hay muchos casos, y más importante todavía, unas zonas en donde está creciendo la pirámide de la epidemia es muy diferente a una zona en donde está bajando la epidemia.

Entonces, esto tiene que ver con nuestra capacidad al nivel local, de saber cómo está la epidemia porque estamos haciendo las pruebas. Y aquí, tanto en Estados Unidos como en México, estamos no haciendo el número de pruebas como se está haciendo en muchos otros países.

Aquí, nada más para mostrar algunos países de comparación, se puede ver que esta grafica no es el total del número de pruebas que se está haciendo, es el total del número de pruebas que se está haciendo por caso detectado. Es decir, que en México se hacen tres pruebas y para cada tres pruebas se detecta un caso. En Estados Unidos estamos ya en nueve, eso es un gran cambio, estábamos en 4 o 5 y se ha duplicado en las últimas semanas el número de pruebas que se están haciendo en Estados Unidos por caso, pero se puede ver que eso es casi la mitad de lo que se está haciendo en Canadá o Costa Rica, y que en Cuba y en Uruguay se está haciendo mucho más.

En Corea del Sur están como en 75. Entonces, hay una gran diferencia entre los países en el número de pruebas que se está haciendo y esto nos está afectando nuestra capacidad de saber al nivel local cuál es la situación de la pandemia y entonces cuándo podemos ir relajando o fortaleciendo las medidas de distanciamiento social. Muchas gracias, Rafael, te regreso el micrófono.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Al contrario, Stefano, mil gracias por una explicación tan clara, tan precisa. No cabe duda que Stefano es, justamente, el exdecano el exdirector de la escuela de salud pública de la Universidad de California en Berkley.

Déjenme comentarles que en esta transmisión estamos asociados con El Universal, este periódico en la Ciudad de México, pero cubre digamos en línea, realmente toda América Latina, también El Informador de Jalisco, El Debate de Sinaloa, El Siglo de Torreón, Curso de San Luis, también El Imparcial de Sonora, desde luego Frontera de Tijuana, que lo tenemos aquí al lado, yo estoy en San Diego, y La Crónica de Baja California y El siglo de Durango. Gracias por esta asociación, nos gusta mucho esta asociación. Vamos a estar recibiendo también preguntas de estos periódicos, a través de Facebook Live nos van a llegar las preguntas, así es que vamos a tratar. En la primera parte vamos a tener una charla Stefano y yo con los Embajadores y la segunda vamos a tomar sus preguntas.

Yo empezaría, embajadora Martha Bárcena, ustedes son los coordinadores de la relación bilateral, ya lo decía, son los quarterbacks, los mariscales de campo, es muy intensa la relación la relación con Estados Unidos. Juegan muchas dependencias oficiales, secretarías de Estado, juegan gobernadores, juegan alcaldes, juegan muchos empresarios, juegan periodistas. ¿Cómo le hace embajadora en estas épocas de Covid 19 para coordinar la relación México-Estados Unidos? Para coordinar toda esa (el micrófono, embajadora) para complicar esa— yo diría complejísima y muy intensa relación México-Estados Unidos, como prácticamente no haya otra en el mundo. Adelante embajadora.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Gracias

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Y bienvenida.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Gracias, Rafael, gracias por la bienvenida, gracias Stefano…querido colega Christopher Landau. Es un placer estar con ustedes aquí y poder tener esta interacción.

Efectivamente, es una relación muy compleja, pero lo que yo quisiera resaltar es que en este período de la emergencia de Covid-19 hemos podido constatar la solidez de esa relación porque la comunicación nunca se ha interrumpido.

La comunicación ha sido de lo más fluida, y con todas las entidades del gobierno de los Estados Unidos, con la sociedad civil, con el Congreso, con la prensa, con nuestra red de 50 consulados, que es fundamental para allegarnos la información de lo que está sucediendo in situ, y poder atender a la comunidad.

¿Cómo lo hemos hecho? Ha sido un reto trabajar desde casa, pero creo que nos hemos organizado bastante bien, porque cada jefe de sección de la Embajada tiene una responsabilidad específica de coordinación con algunos de las secretarías o de los departamentos en los Estados Unidos, entonces, ¿qué es lo que nos ha permitido trabajar de manera muy ordenada? Fijando prioridades.

¿Cuáles han sido las prioridades de la Embajada de México con los 50 consulados en la relación con Estados Unidos? Uno, tener un diagnóstico lo más claro posible de cuál es la situación de la comunidad mexicana y mexicanoamericana en Estados Unidos, y cuáles son sus necesidades.

Primero, el número de muertos que podemos saber de la comunidad mexicana, porque esas cifras no están desagregadas, entonces el número de muertos lo sabemos porque las familias se reportan con los consulados, estamos ya por arriba de los mil 70 muertos en los Estados Unidos, más de 700 de ellos concentrados en Nueva York donde ha sido el foco rojo. Entonces, teniendo que atender y teniendo la responsabilidad de atender a las familias que están en el proceso de cremación de los cuerpos o de repatriación de los cuerpos. La repatriación no ha sido posible por medidas sanitarias.

Entonces, el segundo tema, es garantizar que la comunidad mexicana siga teniendo acceso a alimentos. Trabajar con los bancos de alimentos, trabajar con las empresas mexicanas aquí, trabajar con las organizaciones de la sociedad civil.

Tercero, ¿cuál es la situación de nuestros trabajadores agrícolas en Estados Unidos que son considerados trabajadores esenciales, y que tienen que tener acceso a la protección sanitaria, acceso a salud. Dentro de estos trabajadores agrícolas están los trabajadores H2A.

Cuarto, ver cómo está la situación de los trabajadores mexicanos en las plantas empacadoras de carne, en donde se han perdido muchas vidas, y que estamos trabajando ahí muy estrechamente, por ejemplo, con LULAC y, sobre todo, atender los casos de emergencia en toda la red de consulados.

Entonces, la primera área de coordinación ha sido la situación de la comunidad mexicana y mexicanoamericana, y allí hemos trabajado de manera muy, muy estrecha con el Departamento de Seguridad Interior y todas sus oficinas, ¿sí? Cuál es la situación de los mexicanos en los centros de detención, etc.

La segunda área ha sido la armonización de los sectores esenciales en México y Estados Unidos para no romper las cadenas de valor y, al mismo tiempo, que tenemos que garantizar por encima de todo la salud de los trabajadores en Estados Unidos y en México.

La tercera área ha sido trabajar todo lo que se refiere a la frontera. Es decir, el acuerdo conjunto para restringir el tráfico en la frontera a tráfico solamente esencial, no llevar a cabo tráfico no esencial. La aplicación del Título 42, la repatriación de mexicanos a México, la situación de los que están esperando, de lo centroamericanos y de otras nacionalidades que están esperando su audiencia de asilo en la frontera.

La cuarta área ha sido la repatriación de mexicanos desde terceros países en donde hemos colaborado muy estrechamente con el gobierno de los Estados Unidos, a veces trayendo ciudadanos estadounidenses en los vuelos que ha organizado el gobierno de México, en la mayoría los casos, mexicanos que se han sumado a los vuelos que ha organizado el gobierno de los Estados Unidos, y dentro de esta repatriación un caso particular y muy difícil ha sido la repatriación de la tripulación de mexicanos en los cruceros que estaban por el mundo.

Y, finalmente, la quinta área en donde hemos concentrado nuestra actividad ha sido en apoyar a la Secretaría de Relaciones en todo lo que nos piden respecto a procuración de equipo médico y de colaboración en materia sanitaria, incluyendo la cuestión de vacunas.

Esto, aunado a que seguimos dando seguimiento a los temas de la relación que tienen que ver, pues las cuestiones de aguas en la frontera, las cuestiones de saneamiento en la frontera, las cuestiones de la vaquita marina, la cooperación en materia educativa; hemos lanzado en estas épocas una plataforma de educación bilingüe que lleva el hashtag “ser bilingüe is cool”, para que todos los que están trabajando en sus casas y estudiando en casa pueden practicar mejor su español, aprender inglés, entonces, hemos hecho una gran promoción.

Ello implica que tenemos comunicación diaria con todos los principales departamentos de Estado a diferentes niveles. Es decir, con el Departamento de Seguridad Interior, con Estado, con Agricultura, con USTR porque también la Sección Económica de la Embajada ha estado trabajando en la implementación del T-MEC para que entre en vigor el 1o de julio.

Hemos estado trabajando muy estrechamente con el Congreso de los Estados Unidos, en particular, con el Caucus Hispano para avanzar las necesidades de la comunidad mexicoamericana, y con las organizaciones de la sociedad civil, en particular, las organizaciones latinas como LULAC, como MALDEF, como Unidos, como Voto Latino, Mi Familia Vota, y hemos encontrado un gran apoyo de todas las organizaciones HEC, el American-Jewish Community, ABL, también hemos trabajado muy estrechamente.

Entonces, cada quien está a cargo en la Embajada de un tema, casi a diario tenemos contacto con los consulados, la Embajada recibe los informes de todos los 50 consulados de México en Estados Unidos y así podemos detectar dónde tenemos focos rojos, y dónde hay que intervenir.

Y, por supuesto, también comunicación constante y directa con mi colega y checamos notas, para saber que estamos trabajando en lo mismo, y dándole importancia a los temas, tratamos de evitar que se conviertan en problemas y que los podamos resolver antes de que lleguen a ser un gran problema.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Gracias, embajadora Martha Bárcena. Evidentemente no está parada la Embajada, al contrario, está trabajando a toda máquina. Vamos a preguntarle lo mismo a Christopher Landau.

Embajador, es conocida que la Embajada en Paseo de la Reforma tiene como 30 representaciones de distintas dependencias gubernamentales, es muy compleja la relación bilateral ¿Cómo le va de coordinador, de mariscal de campo de esta relación bilateral? Y bienvenido embajador, Gracias por su entusiasmo de los dos de estar en este webinar, a nombre de la Universidad de California estamos muy agradecidos con ustedes. Adelante embajador.

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU: Gracias, Rafael. Realmente es un honor para mí participar en este evento con mi amiga y colega, Martha Bárcena, y con ustedes.  Realmente yo creo que parte de la respuesta a tu pregunta realmente es este webinar, que son tan estrechos los lazos entre nuestros países, que no solamente es a nivel gubernamental.  Yo creo que Martha lo dijo muy bien: sí, nosotros somos los mariscales de campo de las relaciones gubernamentales, pero las relaciones entre Estados Unidos y México van muchísimo más allá de los gobiernos. Incluyen, por ejemplo, grupos como la Universidad de California, obviamente, y el Centro de Estudios México-Estados Unidos.

Hay contactos increíbles a nivel empresarial, a nivel familiar. Así que sí, tienes razón, que dentro de esta Embajada tenemos muchas agencias y, además, ahí estamos hablando solamente del gobierno federal. También ambos países son repúblicas federales, así que también hay los 50 estados de Estados Unidos y los 32 aquí en México. Es un poco como lo decimos en inglés, three-dimensional chess, porque están pasando tantas cosas y, realmente, a mí me parece que eso es muy positivo.

Las relaciones se llevan a cabo en una manera tan dispersa, y hay tantos puntos de contacto. La embajadora y yo obviamente tenemos nuestras prioridades como lo acaba de destacar la embajadora, pero me parece muy importante el rol que ustedes también juegan en la relación.

Yo digo que yo hasta el año pasado fui abogado durante treinta años y ahí yo tuve el gran lujo de poder estudiar muy a fondo los problemas: leer mucho, de escribir. Ahora en este trabajo no me queda tiempo para leer ni escribir nada. Nada. Solamente estoy hablando por teléfono y hacienda reuniones Zoom todos los días y por eso es muy importante que a grupos como ustedes que realmente tienen el tiempo de charlar y de platicar sobre estos temas y realmente de darnos propuestas. Porque nosotros estamos más o menos poniendo los dedos ahí, putting the fingers in the dam de los problemas muy inmediatos de cada día.

Como bien dijo la embajadora, yo creo que han habido, desde el comienzo de esta crisis, ciertas áreas de cooperación muy importantes, sobre todo cómo hemos logrado la cooperación a través de la frontera para mantener abierta la frontera al tráfico comercial, a la gente que tiene que trabajar en ambos lados de la frontera, que ustedes allá en Tijuana y San Diego lo conocen muy bien.

Yo tengo mucho, mucho temor de entrometerme en cualquier modo con la operación de la frontera porque es una cosa muy delicada y de repente uno hace una pequeña cosita y ya me llaman que hay once horas de retraso en algunos de los cruces. Así que para mí es realmente milagroso que al comienzo de esta crisis logramos un acuerdo entre nuestros países para controlar el flujo de personas en la frontera, como dije manteniendo abierta la frontera al comercio, pero restringiendo el paso de personas, sobre todo, en viajes de ocio o no esenciales. Realmente yo no sabía hasta el día que eso se implementó cómo iba a salir. Y me parece que realmente salió muy bien.

Como dijo la embajadora, hemos tenido gran éxito en continuar los programas para los trabajadores mexicanos, sobre todo en el sector agrícola, bajo las visas H2A. Me parece que eso es muy importante para nuestros países. Como bien dijo a embajadora, son trabajadores esenciales en nuestro país y estamos muy agradecidos por esa mano de obra, sobre todo, en este momento de crisis cuando es tan importante asegurarse de las cadenas de suministro dentro del sector agrícola y para asegurarnos de la comida en todo el país.

También, yo creo, hemos visto que ha sido complicado la coordinación, en ciertas áreas, y yo creo que hay lecciones para el futuro, que espero que podamos crear, después de eta crisis, mecanismos institucionalizados para tratar de resolver ciertos problemas, como lo es la alineación de las prioridades económicas. Aún estamos trabajando, estamos tratando de coordinar.

Pero como dijiste, Rafael, nosotros tenemos un gobierno disperso. Ustedes tienen uun gobierno disperso. Tenemos los estados y es complicada la cosa, pero yo creo que para mí una de las lecciones para el futuro es que nuestras economías se han integrado tanto a través de estas últimas décadas, pero no hemos desarrollado instituciones para momentos de crisis como la estamos viviendo ahora.

Y realmente yo espero que saliendo de esta crisis que podamos ya crear un mecanismo permanente, que siempre esté ahí, para poder comunicarnos a nivel intergubernamental en momentos de crisis, para salvar las cadenas de valor que tanto nos ayudan a ambos países.

Me parece que es normal que hayan este tipo de problemas o fricciones. Somos como una familia y estamos aprendiendo. Nadie se hubiera imaginado una pandemia mundial. Pero para mí, esto demuestra la fragilidad de estas cadenas y yo creo que tenemos que fortalecerlas y en eso estamos.

Lo último, que quisiera destacar también es el rol de la empresa privada en la crisis. Muchas compañías estadounidenses, por ejemplo, se han comprometido con la situación de salud aquí en México. CitiBanamex ha cooperado con compañías estadounidenses y mexicanas también para operar un nuevo hospital para casos de Covid-19 en la Ciudad de México. Otras plantas, como la de GM en Toluca, se han convertido en hacer mascarillas.

Así que, realmente, para mí es una relación tan rica porque no es solamente una relación a nivel gubernamental. Al contrario, yo creo que el corazón de la relación son estas relaciones ente empresarios, entre académicos, entre familiares y nosotros más o menos tratamos de hacer lo que podemos para dirigir un poco, pero me parece que va muchísimo más allá de la embajadora y de mí.

Bueno, gracias Rafael, otra vez, y qué gusto estar contigo

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Muchas gracias, embajador.

Vamos a meter estas cinco prioridades que mencionó la embajadora. Yo empezaría, la semana pasado justamente tuvimos un webinar sobre cadenas productivas, cadenas de valor.

Embajadora, ¿cómo se pusieron de acuerdo los gobiernos, o no se pusieron de acuerdo en el tema justamente de sectores esenciales? Ha habido por ahí algún ruido que si en la industria aeroespacial, de repente México no estaba produciendo. En la frontera hemos tenido también algunas tensiones porque algunos, justamente, productos o componentes que se hacen en México no estaban llegando a su destino.

¿Cómo fue está negociación? ¿Cómo está, digamos esta parte esta parte que es fundamental, justamente, para la integración económica de América del Norte y a lo mejor también preguntarte embajadora ¿vamos a tener la instrumentación del T-MEC, del nuevo tratado, en julio como se esperaba?

Nos vamos al ámbito económico y luego nos vamos al ámbito de la frontera y migratorio, si les parece bien y luego le paso la palabra a Stefano Bertozzi porque sé que él tiene algunas preguntas del ámbito de la salud. Adelante embajadora Bárcena.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA comenzaré respondiendo la última pregunta. ¿Estamos listos para la implementación del T-MEC? Sí, estamos trabajando muy coordinadamente.

La implementación del T-MEC está a cargo de la Secretaría de Economía, quien ha mantenido una relación diaria con la Oficina del USTR aquí en Estados Unidos y se han ido desglosando, capítulo por capítulo, las necesidades que hay que cumplir y se han ido viendo cómo se está cumpliendo con esas disposiciones.

Eso llevó a que Estados Unidos, México y Canadá intercambiaran notificaciones en la última semana de abril diciendo que han cumplido con sus procedimientos y para que entre en vigor el tratado el primero de julio.

Dicho esto, hay algunas negociaciones específicas, sobre todo la armonización de reglas para el sector automotriz, que van a seguir todavía negociándose de manea posterior al primero de julio y que entrarán, digamos que serán operativas en meses posteriores y que habrá un periodo de cinco años para la transición en el sector automotriz, para las reglas de origen de 62.5 por ciento al 75 por ciento. Esto es como un ejemplo.

Entonces, en síntesis, sí, sí estamos listos. Sí estamos trabajando. Sí se sigue trabajando y estamos haciendo también un seguimiento muy estrecho de las medidas que está tomando el Congreso de los Estados Unidos, respecto, y el Gobierno de los Estados Unidos, respecto a la creación de las instituciones o mecanismos que les mandató la legislación de implementación del Congreso al Gobierno de Estados Unidos: el Comité Intersecretarial Laboral, etc.

Entonces, hay tres líneas: el trabajo diario que hacen Economía y USTR sobre temas específicos; segundo la constitución de los comités mandatados por el propio T-MEC y, tercero, el seguimiento de lo que está haciendo el Poder Ejecutivo de los Estados Unidos y el Congreso con base en la legislación de implementación.

Y quiero señalar aquí que la implementación del T-MEC y la entrada en vigor van a ser muy importantes porque lo que estamos detectando aquí, es que va a haber, después de Covid-19, una regionalización de las cadenas de valor. Es decir, hemo visto un rompimiento de las cadenas de valor a nivel global. No fue un caso exclusivamente de México y Estados Unidos o Canadá que, por el contrario, demostraron bastante flexibilidad para poder enfrentar estos retos, pero sí a nivel global y en áreas como, por ejemplo, producción de equipo médico, producción de farmacéuticos.

Entonces, creo que va a haber una relocalización de inversiones de Asia hacia la región de América del Norte y creo que en lo que vamos a tener que trabajar los tres países, es cómo organizamos esa relocalización y cómo garantizamos, entonces, la seguridad en la proveeduría de las cadenas de valor.

Como bien lo dijo el embajador Landau, no tenemos un mecanismo ya institucionalizado para coordinarnos en casos de emergencias. A pesar de que NAFTA y T-MEC, TLCAN y T-MEC tienen tantas disposiciones, no hay un mecanismo claro para ello, entonces fuimos improvisando sobre la marcha.

¿Cómo fue? Cuando primero sale…Estados Unidos tiene la pandemia antes que nosotros, como bien lo dijo el Doctor Bertozzi, ellos empiezan antes. La Embajada detecta que ya Estados Unidos cuenta con una lista de sectores esenciales elaborada por DHS, el Departamento de Seguridad Interior, un área específica, y esa lista que ya existía desde antes y que fue elaborada de manera unilateral con base en criterios estadounidenses, es sancionada de nueva cuenta por el Gobierno de los Estados Unidos como la lista de sectores esenciales, es muy detallada en sus sectores, y después es actualizada un par de veces.

México no tenía una lista de sectores esenciales. Saca una primera lista de sectores esenciales y una primera comparación de las dos listas, nos hace ver que no son coincidentes. Entonces, empezamos a trabajar, tanto con las autoridades estadounidenses como con el sector privado y, obviamente, con las autoridades en México – la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Economía – para llamar la atención y decir ¡ojo! Aquí tenemos algunos problemas ¿cómo los vamos a resolver.

Las dos embajadas nos vimos inundadas de requerimientos por parte de las empresas, fue una cosa de locura de llamadas, pero finalmente, hubo una llamada de instrucción muy importante del presidente López Obrador en el sentido: uno, de que su gobierno entendía muy bien que la reapertura económica en Estados Unidos, México y Canadá tendría que ser sino simultánea, sí tener sinergias y cierta sincronicidad porque si no íbamos a tener una debacle económica. Y, dos, que estas negociaciones se llevaran de gobierno a gobierno.

Entonces, después de escuchar a todas las empresas, la negociación final sobre los sectores esenciales y de cómo abrir, la llevaron la Secretaría de Economía y la Oficina de USTR, con el apoyo absoluto, tanto del Departamento de Estado como de la Secretaría de Relaciones y las embajadas. Al mismo tiempo que la Secretaría de Economía abrió un correo para recibir todas las solicitudes de las empresas y el Instituto Mexicano del Seguro Social un cuestionario que tenían que resolver las empresas, que contestar, y que ese cuestionario le permite evaluar a la autoridad mexicana que las empresas van a poner en práctica los protocolos sanitarios necesarios para proteger a sus trabajadores.

En este momento, podríamos decir que tenemos una coincidencia de 90 por ciento en los sectores esenciales, sobre todo, a partir de que se declaró sector esencial fabricación de vehículos, incluye al sector automotriz y el sector aeroespacial, pero las empresas se han ido preparando para abrir.

Las grandes fábricas no tenemos tanto problema, ellos están aplicando los mismos protocolos sanitarios en Michigan, en San Luis Potosí, que en Silao, Guanajuato.

Lo que tenemos dificultad, es en identificar toda la cadena de proveeduría porque esa cadena de proveeduría tiene hasta cinco niveles y, entonces, lo que hemos estado trabajando con las empresas, es detectar esos cinco niveles de proveeduría, ubicar dónde están, en qué municipios están en México, si son municipios de bajo contagio, si son municipios de bajo contagio.

Algunos han tenido suerte, por ejemplo, el estado de San Lui Potosí tiene bajo contagio en general. Entonces, las plantas que están en San Luis Potosí, que son General Motors, BMW, Motores Cummings, etc., pues en general han tenido menos problemas para la reapertura que otras.

Al mismo tiempo, las autoridades locales, como decía Chris, han sido muy activas. Hace poco una conversación todos los gobernadores del hub automotriz en México con el Gobierno de Michigan, del estado de Michigan, justamente, para coordinar.

Pero la tarea pendiente, ya la marcó el embajador Landau muy claramente, tenemos que institucionalizar este mecanismo de consultas que nos permita tener decisiones más ágiles y yo creo que será una de las lecciones aprendidas de esta crisis y, también, este mecanismo de consulta que nos lleve también a la homologación de las medidas sanitarias.

Pero yo creo que hemos trabajado, sobre todo, con buena disposición con un buen deseo de entender y de comprender mejor cuán integradas están nuestras economías y con el valor de que la región de América del Norte tiene que salir fortalecida de esta crisis y tiene que haber empleos para nuestros trabajadores porque una vez que pase la crisis sanitaria, lo importante va a ser contar con empleos para que la gente más vulnerable pueda ponerse en pie rápidamente.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Mucha gracias Martha Bárcena. Embajador Landau, quiere ustedes complementar algo sobre este tema de los sectores esenciales, pero yo también quería empezar a hablar de los trabajadores esenciales.

Esta crisis ha demostrado que los mexicanos, aquí en California, por ejemplo, los que están justamente, ahora sí que, ayudándonos a comer porque son los que están cultivando las frutas, las verduras, en las empacadoras de carne y de pollo son muy importantes.

¿Que se está haciendo para reconocer esto embajador? Yo no sé si esta pandemia vaya a ayudar a mejorar un poquito, digamos, la visión que hay en la Casa Blanca hacia los trabajadores mexicanos, que no parece haber sido la más positiva en la historia en Estados Unidos. ¿Cómo ve usted esta crisis? Digamos y ¿cómo, si esta crisis nos va a ayudar a que, en Estados Unidos, inclusive, en sectores, yo diría conservadores, pueda mejorarse esa imagen del trabajador mexicano en Estados Unidos.

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU: Gracias Rafael. Mira, hay una distinción muy fundamental sobre los trabajadores legales e ilegales y, francamente, una de mis grandes prioridades aquí es tratar de apoyar y de agilizar los sistemas de las visas H2A, que permiten a un trabajador mexicano que quiere ir a trabajar a Estados Unidos, de trabajar ahí de una manera ordenada y segura. Porque a nadie le conviene estar trabajando en la ilegalidad.

Así que para mí realmente es muy importante, hay que reconocer, como bien dijiste, la importancia del trabajador mexicano en Estados Unidos es absolutamente crítico para nuestra economía y nuestra seguridad nacional como también lo es para la economía mexicana. Así que para mí hay soluciones ganar-ganar y el problema es que las leyes de Estados Unidos han realmente incentivado la migración ilegal que no le conviene a nadie.

Porque los migrantes ilegales no tienen esta protección, como bien lo dijo la embajadora, es muy importante la protección de los mexicanos en las grandes empresas de carnes, en los campos agrícolas. Nosotros vemos eso, así que también vemos la necesidad esta mano de obra y también la necesidad de proteger esta mano de obra.

Nosotros, cuando comenzó la pandemia en México a mediados de marzo, fuimos a un personal muy reducido en la Embajada y en los nueve consulados generales, pero una de las áreas que continuo, fue exactamente el área consular, para asegurarnos de la continuidad de estos programas de migración legal.

Para mí yo espero que esta experiencia de la pandemia nos demuestra a todos, como bien dijiste, la importancia de esta mano de obra y espero poder realmente expandir estos programas porque yo creo que el deseo de todos debe de ser un sistema migratorio que no incentiva a la migración ilegal y desordenada, que no le da protecciones a los trabajadores mexicanos allá. Hay que reconocer la importancia y la dignidad de este trabajo y de estas personas y, obviamente, proteger su salud. Así que yo espero que eso va a ser una de las lecciones de esta pandemia.

En cuanto a la situación en general de la coordinación, estoy completamente de acuerdo con la embajadora, yo a cada cinco minutos, sobre todo en las primeras semanas de abril, recibía una llamada de un empresario o de un consejero general de alguna empresa estadounidense, como en pánico, diciéndome aquí tenemos (en Estados Unidos) el derecho de continuar trabajando, pero en México se cerraron nuestros proveedores y me preguntaba qué podían hacer.

Creo francamente que en todos los casos que yo conozco logramos llegar a un acuerdo para que no se rompan esas cadenas de valor y que yo sepa no se cerró ninguna empresa de Estados Unidos ninguna fábrica por falta de componentes mexicanos, una fábrica que tenía el derecho de estar abierta en Estados Unidos por falta de componentes. Pero definitivamente ha sido un proceso de improvisación y espero que eso cambie, pero francamente continúa la improvisación, ahora aquí se ha permitido la reapertura de ciertos sectores, por ejemplo, el sector automotriz, pero todavía hay que tener aprobación de IMSS y de los estados.

Y varios estados como Puebla y Chihuahua, en especial, están todavía muy conscientes del problema de salud y muy preocupados por eso, así que todavía estamos a un nivel muy individual, tratando de ver cómo podemos identificar aquellos proveedores. Y a veces son proveedores de segundo o tercer nivel porque proveen a los proveedores y tenemos tratando de identificar aquellos que si no pueden operar eso va a resultar en el cierre de una empresa que tiene el derecho a trabajar aquí en México y en Estados Unidos. Todo para preservar la cadena de valor, siempre protegiendo la salud de los empleados.

Yo no digo que sea algo fácil porque cada uno de nosotros tenemos que enfrentar este problema de cómo podemos reanudar la actividad económica de una manera más normal, pero siempre protegiendo la salud. Yo lo tengo aquí en la Embajada, estamos pensando cómo vamos a hacer eso y va a ser difícil, va a tener que continuar el distanciamiento social. Yo reconozco la legitimidad y la importancia de proteger la salud, pero mi mensaje es que no hay un conflicto necesario entre la protección de la salud y la reanudación gradual de la actividad económica, y en eso todos nos tenemos que poner a trabajar.

Lo hemos visto en Asia, en Europa, pero yo de ningún modo quisiera minimizar el tema de salud porque a nadie le conviene una reapertura, pero después tener que cerrar de nuevo y tener enfermos y muertos. Obviamente eso sería lo peor pero también, no podemos quedarnos todos en nuestras casas hasta que se encuentre una vacuna o por lo menos muchos de nosotros. Habrá gente que a lo mejor tiene que ser así porque son de grupos muy vulnerables, pero tenemos que realmente identificar cómo podemos hacerlo y en eso estamos.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Ya veo a ustedes dos trabajando en sus oficinas, la embajadora Bárcena está en su oficina, en la Embajada de México en Washington en la Avenida Pensilvania. Usted está en la Embajada en Paseo de la Reforma.

Una nota personal porque quiero hablar sobre el tema de la frontera porque me parece que el cierre de la frontera parcial, efectivamente están pasando las mercancías, pero tenemos problemas con los migrantes, tenemos muchos problemas con quien pide asilo.

Pero antes de eso, quería preguntarte embajadora Bárcena: tú has sido una trabajadora esencial, en el sentido que estuviste con un legislador estadounidense en Washington, que estaba positivo de coronavirus, entiendo, el legislador Díaz Balart. ¿Cómo fue esa experiencia?

Lo digo porque muchas veces hay esta idea completamente errónea de que los embajadores, que el servicio diplomático, está para la hora del coctel. No, ustedes han sido como trabajadores esenciales y han estado en las embajadas. ¿Nos puedes platicar embajadora cuál fue tu experiencia personal? Porque estábamos todos preocupados por tu salud.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Bueno, muchas gracias por la preocupación. Antes de la pandemia y de la crisis, solía pasar tres días a la semana en visitas al Congreso y, como he dicho, procuro mucho a los legisladores hispanos y tenía una cita con el legislador Diaz Balart porque tenía yo un viaje programado a Miami, justamente, para ver temas de comercio, de comunidad mexicana, de cooperación cultural, abrir el capítulo de la Red Ibero en Estados Unidos porque yo soy egresada y profesora de esa universidad.

Entonces llegué a visitar a Mario Diaz Balart, tuvimos una conversación muy agradable. Como buenos latinos no necesariamente guardamos el distanciamiento social que en ese momento se esperaba porque todavía no estaban muy estrictas las medidas. Hasta él me hizo la broma de que me ofreció de beber y le dije “sí, quiero un café cubano”, me lo ofrecieron y me dijo “embajadora, tiene que venir usted más seguido a verme porque mi personal nunca me prepara café cubano, nada más lo hace cuando viene usted”.

Estuvimos conversando de algunos temas que tenemos pendientes en Miami, sobre todo, de cómo utilizar mejor los puertos de Miami para el comercio bilateral, en lugar de que todo cruce por tierra, por Texas y después a Florida. Estuvimos platicando sobre las necesidades de los trabajadores agrícolas.

Yo me fui unos días después a Miami al viaje de trabajo, que tuve que cortar a la mitad, justamente, porque se declararon las medidas estrictas en Estados Unidos, se adoptaron ese fin de semana. Y, justamente, estando en Miami, se declara que Mario Díaz Balart padece de Covid.

Entonces llegando a Washington me fui a hacer la prueba porque las posibilidades de contagio eran altas, aunque debo decir que saliendo de su oficina lo primero que hice fue lavarme las manos, con agua muy caliente. Una semana después ya tuve los resultados de las pruebas, que fueron negativas afortunadamente, también para dos de mis colegas que me acompañaron en esa reunión, también resultaron negativos, Héctor Ortega y Dalia Stein.

Creo que la lección aprendida es que teníamos que tener muchísimo cuidado en las medidas y, por eso, cuando las autoridades de Washington D.C., del distrito de Colombia, declararon que había que tomar distanciamiento social, casi inmediatamente la embajada entera se fue a trabajar a su casa, teniendo guardias aquí solamente y el consulado también con guardias de emergencia.

Pero yo creo que la lección para todos es que nadie es inmune a esta enfermedad, que esta enfermedad, este virus nos puede contagiar a todos y tenemos que aprender a respetar las normas porque si no se respetan las normas las posibilidades de contagio son muy altas.

Por eso, el congreso sigue básicamente cerrado, acaban de adoptar una medida para votar desde lejos, que está siendo debatida en Estados Unidos, y que el abogado y embajador Landau podría explicar mejor que yo.

Pero creo que el virus sí se ha convertido en un reto no solo social, en un reto de integración, en un reto de cooperación, pero es también un reto personal, de disciplina y responsabilidad personal. A mí lo que más me angustiaba no era contagiarme yo, sino cuántas personas podía haber yo contagiado irresponsablemente y sin saberlo, si hubiera yo sido contagiada por el congresista Díaz Balart y después fui a Miami y vi tanta gente, esa era mi gran angustia.

Claro, estaba muy preocupada de contraer yo el virus, pero sobre todo decía “Dios mío, donde yo lo tenga, ¿a cuánta gente habré podido contagiar sin darme cuenta?”. Eso creo que es lo esencial que tenemos que ver todos, que no solo tenemos una responsabilidad hacia nosotros mismos, sino hacia los demás.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Embajadora, ahorita le paso la palabra a Stefano porque él les quiere preguntar, justamente, sobre la cooperación en materia de salud, pero una última pregunta para los dos.

Estamos francamente preocupados aquí en la frontera porque hemos perdido mucho de esta porosidad positiva. Hay muchos empleados que vienen todos los días, por ejemplo, de Tijuana a San Diego. Nanas y demás que no pueden venir. Hay todos estos solicitantes de asilo, muchos centroamericanos, pero también mexicanos, venezolanos y nicaragüenses, que están detenidos en México.

Hay esta devolución en caliente de mexicanos y de centroamericanos a México, entonces, sí tenemos una población importante detenida en la frontera, desesperada porque están pidiendo asilo. Algunos, hay reportes, que algunos se han regresado a Centroamérica, y hay reportes, ayer hablaba yo con algunos centroamericanos que han sido asesinados porque es gente que viene huyendo de persecución, no solamente centroamericanos, también gente de Michoacán, gente de Tamaulipas que encontramos por acá, gente de Guerrero.

Como la frontera está cerrada y las cortes migratorias desde el 20 de marzo, ¿cómo ves las cosas embajadora Bárcena?, ¿cómo ves las cosas embajador Landau? Porque sí la frontera, la verdad de las cosas, es que tenemos problemas, no es la misma frontera, tenemos en el sur de San Diego, de verás está triste, yo así lo pondría, muchos problemas. ¿Cómo ven las cosas?, ¿Cuándo se podrá reabrir la frontera?

Yo no sé por qué estamos dándole preferencia justamente a las mercancías en lugar de a las personas. Entonces, es un cierre parcial que nos afecta y quería preguntarles ¿cómo para cuándo? y ¿cómo ven las cosas a los dos? Ya le paso la palabra a Stefano Bertozzi.

EMBAJADORA MARTHA BARCENA: Bueno, yo diría en primer lugar, Rafa, que sí tenemos a las personas antes que nadie. Hay un cruce tan intenso en la frontera que controlar, desde el punto de vista sanitario, ese cruce tal como se llevaba a cabo antes de la pandemia, probablemente ahorita tuviéramos tasas de contagio muchísimo más altas.

Entonces, el hecho de que la economía en el sur de San Diego esté triste, de que algunos lados en México también estén afectados, sin duda, es parte de la segunda etapa, de la etapa post-Covid, de cómo va a venir la recuperación económica necesaria. Pero, sin duda alguna, la intensidad de los flujos antes de la pandemia eran muy difíciles de manejar y de evitar contagios.

Entonces, la prioridad ha sido evitar los contagios, restringiendo este tráfico al tráfico esencial. Y no es que se le dé prioridad a la carga sobre las personas, es que para proteger a las personas no podemos tener ese cruce tan estrecho.

Porque también tendríamos que tener mecanismos, que ahora no existen, de tener pruebas de Covid que fueran casi inmediatas, que no tuvieran que esperar como yo tuve que esperar una semana para un resultado, sino que nos pudieran decir casi de inmediato si alguien esta contagiado o no. Eso, a reserva de lo que yo sé hasta ahora, no estamos en posibilidad de instrumentarlo en la frontera.

Ahora, las medias que están en la frontera hay que distinguir muy bien cuáles son. Una es la iniciativa conjunta para restringir el tráfico a actividades esenciales que, como ha dicho Chris, ha funcionado con relativa fluidez y que se renueva. Empezó el 21 de marzo y se renovó, recientemente, del 21 de mayo al 21 de junio, yo creo que su renovación posterior, por un mes más, al 21 de julio, dependerá esencialmente de cómo es la evolución de la pandemia en la frontera y los niveles de contagio en la frontera.

Y Stefano aquí nos mostraba, justamente, unos mapas que nos dicen justamente que en algunos puntos de la frontera los contagios están todavía muy altos. Entonces, ahí la principal manera de proteger a la población es tener un control más estricto de los cruces.

La otra cuestión, y este es un acuerdo entre México y Estados Unidos que estamos monitoreando día a día como están las cosas en la frontera y monitoreamos. Cada semana tenemos reuniones con el Departamento de Seguridad Interior y ahí detectamos dónde están los principales problemas.

Veía yo varias preguntas de retrasos en los puertos fronterizos, en los puertos de entrada, sobre todo, para la entrada de frutas y verduras, ese es un tema que estamos atendiendo de manera prioritaria ahorita, por ejemplo.

Intercambiamos dónde están los mayores tiempos de espera, en qué puertos y, por ejemplo, los de frutas son en Mariposa, Nogales; Phar, Mc Allen, Mesa de Otay, justamente. Entonces, dando prioridad a esos puertos de entrada.

Segundo es el título 42, que es la remoción expedita de extranjeros que cruzan la frontera hacia Estados Unidos. Ese título 42 del código de Estados Unidos, se aplica con base en una decisión del Central for Desease Control (CDC) y ellos también están revisando, han dicho que lo van a aplicar indefinidamente, pero lo están revisando cada 30 días. Esa es una decisión unilateral de los Estados Unidos, ahí no hay una coordinación con México.

La coordinación existe en el sentido de que, si Estados Unidos nos va a regresar a las personas con base en el título 42, pues les hemos pedido, por ejemplo, que no nos regresen a personas en condición vulnerable, que no nos regresen a niños, que no nos los regresen a las 3:00 de la mañana, sino que para el retorno de mexicanos con base en el título 42, y de otros extranjeros, se apliquen los acuerdos de repatriación local.

Ahora bien, se detectó que varias de estas personas trataban de cruzar hasta más de cuatro o cinco veces la frontera porque, al no tener un proceso migratorio de deportación en curso, son deportadas y tratan de cruzar de nuevo.

¿Qué es lo que se está haciendo ahora? El gobierno de los Estados Unidos nos solicitó, y México accedió, a una repatriación al interior de México de varias de estas personas, y se están llevando a cabo vuelos de repatriación al interior de México.

¿Qué es lo que estamos resolviendo ahí? Uno, que la repatriación al interior de México sí sea de mexicanos y no de otras nacionalidades. Y dos, de garantizar que no nos vayan a repatriar personas contagiadas con Covid, ahí hemos tenido un par de casos complejos que estamos resolviendo con el Departamento de Seguridad Interior y que tiene básicamente que ver con la accesibilidad de pruebas y resultados inmediatos de pruebas.

Entonces, el gobierno de los Estados Unidos es muy complejo, por ejemplo, ICE es el que maneja los centros de detención—donde no tienen los título 42, sino los que tienen ya más tiempo—ellos sí pueden aplicar sus propias pruebas, mientras que la Patrulla Fronteriza depende de contratos para aplicar sus pruebas y depende de que les den los resultados los hospitales o los servicios a los que tienen contratados. Pero yo lo que quiero subrayar aquí es que hay una buena voluntad de ambos países para resolver este tema y para que las personas estén lo menos afectadas posible.

El tercer tema que tenemos es los que están solicitando y esperando audiencias para el refugio. Aquí los datos que tenemos es que hay alrededor de 34,870 migrantes esperando audiencias; 20,000 migrantes cuyos casos están pendientes de resolución y cerca de 14,800 que están esperando una primera audiencia. Esto lo hemos tratado también con el Departamento de Seguridad Interior.

Lo juicios o las audiencias para los solicitantes de asilo no dependen del Departamento de Seguridad Interior, sino del Departamento de Justicia y lo que nos han informado es que estas audiencias podrían reanudarse el día 22 de junio. Hemos insistido mucho en que se reanuden a la brevedad y se lleven a cabo lo más rápido posible porque las personas ya están muy desesperadas de esperar tanto tiempo sin una solución.

Entonces, yo diría que para cada una de las peculiaridades de lo que está sucediendo de migración en la frontera, estamos teniendo un dialogo muy fluido con el Departamento de Justicia, con el Departamento de Seguridad Interior.

¿Quiere decir que estamos satisfechos? No, porque quisiéramos que no hubiera ni regresados con Covid, quisiéramos que las audiencias de migración, de asilo, fueran más expeditas, por supuesto quisiéramos garantizar a todos los que están en la frontera las mejores condiciones de salud y sanitarias, pero lo que hay es una disposición a colaborar y a identificar los puntos de conflicto para tratar de resolveros, y eso me parece que es lo más válido.

Y, por supuesto, creo que son muy importantes todos estos mecanismos de diálogo en la frontera, entre las ciudades de San Diego-Tijuana, el gobierno de California-Baja California, Sonora-Arizona, también en Texas, porque in situ se resuelven muchos de los problemas. Y el diálogo de nuestros consulados en la frontera y de los consulados de Estados Unidos en frontera es muy estrecho y, justamente, está abocado a resolver esa problemática muy especial.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Nos consta la mancuerna que hacen aquí Sue Saarnio, tu cónsul, del embajador Landau en Tijuana, y desde luego, el embajador Carlos González Gutiérrez. Es una pareja que están todo el tiempo.

Embajador Landau, yo no resisto preguntarte, tú llevaste como litigante nueve casos a la Suprema Corte de Justicia ¿Qué va a pasar con los DACAs? Está pendiente una solución, estamos muy preocupados por ellos, perdón, a ver si nos puedes platicar.

¿Cómo ves las cosas? Porque la verdad se nos puede venir un problema serio. Son, pues, casi un millón de jóvenes que están acogidos a este programa. Están ahorita floreciendo porque pueden trabajar. Pero sí nos preocupa enormemente. ¿Cómo ves esto? Y l paso la palabra Stefano, pero te tenemos aquí y tienes, como poca gente. Creo que no ha habido un Embajador con tus credenciales, justamente, jurídicas de litigante. ¿Cómo ves esta cuestión? y si quieres agregar algo al cierre parcial.

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU: Gracias Rafael sí, lo que aprendí. Yo incluso trabajé en la Corte Suprema varios años como law Clerk, asistente a dos de los Ministros de la Corte. Así que lo primero que aprendí, como asistente y después como litigante, es nunca tratar de predecir qué va a hacer la Corte. Incluso cuando estaba trabajando ahí, mi jefe regresó a la oficina y dijo “bueno, imagínense cuál es el resultado de este caso” y casi nunca me lo esperaba. Eso lo aprendí muy joven.

Vamos a ver lo que pasa, porque son obviamente seres humanos y queremos tratar de asegurarnos que haya una resolución justa a este problema muy grave para ver cómo podemos agregar el futuro para ellos.

En cuanto a la frontera, yo no tengo mucho que agregar a lo que dijo bien la Embajadora, solamente que esperamos que se pueda volver a la normalidad muy pronto. Estamos muy conscientes de la integración de esas comunidades fronterizas, como San Diego – Tijuana, lo tienen de ahí hasta Brownsville – Matamoros, a todo, a través de la frontera.

Sé que hay mucha tristeza, pero es una situación de salud pública y nos va a dirigir la CDC y nos dirán cuándo podremos volver a la normalidad en cuanto a los cruces fronterizos. Esperemos para las reuniones de familias, yo sé que hay familias que viven en ambos lados de la frontera y hay mucha presión para volver.

Obviamente, en Texas y en otros estados que ya están comenzando su reapertura, los comerciantes les echan muy de menos al público mexicano que va de compras allá. Es una integración completa y, como ustedes bien lo saben, no solamente económica, pero familiar y a todo nivel. Espero que esta reanudación hasta el 22 de junio ya sea la última, pero eso realmente depende de la situación de salud pública, así que vamos a estar muy al pendiente de lo que diga la CDC. Gracias Rafael.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Gracias Embajador, Stefano, tú quieres hacer una pregunta sobre el tema de salud y abrimos, tenemos muchas preguntas, tenemos literalmente cientos de preguntas. También los que nos están viendo por YouTube pueden hacer sus preguntas, yo ya las estoy recibiendo, ahorita vamos a leerles varias preguntas a los embajadores. Sé que ellos ya están viendo algunas. Así que adelante Stefano, por favor.

STEFANO BERTOZZI: Gracias Rafael, la verdad he estado intentando contestar algunas preguntas de salud por escrito, porque tenemos muchísimas excelentes preguntas en el Q&A y agradezco a todos los que están participando ahí y vamos a poder hacer algunas más.

Yo pienso que hemos hablado mucho de las cosas muy prácticas hoy en día, pero algunas de las preguntas están pensando más hacia el futuro, más quizá filosófico o de bola de cristal. Una de estas tiene que ver con la globalización y lo que es la integración de las cadenas de suministro entre los países.

Una cosa esta pandemia podría cortar, el cuchillo podría cortar de los dos lados, es decir, de un lado podría haber una tendencia hacia nacionalizar las cadenas para no estar expuestos a cadenas internacionales. La otra, que menciona otra pregunta, tiene que ver con la relación Estados Unidos y China, y si esto crea una oportunidad para México. Si ustedes deberían pensar un poco hacia el futuro sobre ¿cómo va a afectar la relación entre los países en lo comercial? y quizás en otras cosas también, pero en lo comercial, sobre todo. ¿Cómo ven ustedes en cinco años o 10 años, como esto va a cambiar la relación comercial entre los dos países? No sé si la Embajadora quiere hablar primero de esto. Yo entiendo que estamos hablando de bola de cristal, nadie sabe.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Siempre me mandan primero a mí al ruedo. Mejor el embajador Landau.

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU:  Con gusto porque esto es un tema sobre el cual yo he pensado mucho en estas últimas semanas y, francamente, había sido un tema que había traído cuando llegué a México el año pasado, el tema de cómo podemos fortalecer la región de Norteamérica. Me parece que es muy conveniente que en este momento estemos ya poniendo en vigor el nuevo T-MEC, que demuestra que ya para el futuro indefinido habrá esta relación comercial muy estrecha entre nuestros países.

Me parece que es, como lo dijiste, una oportunidad dorada para atraer inversión que ha estado en otras partes del mundo, que se fue hacia China, traerla de nuevo a Norteamérica. Puede ser que eso sea Estados Unidos, puede ser que eso sea México.

Obviamente México tiene ciertas ventajas sobre Estados Unidos y Estados Unidos entre otras áreas tiene sus ventajas. Obviamente es una bola de cristal, pero lo que yo puedo decir es que me parece que este es un momento de suma importancia, que espero que México crea aquí un clima de inversión para que la gente quiera invertir en México.

En eso estamos trabajando, obviamente México es un país soberano y tiene el poder de poner su propia dirección económica, pero yo espero, para el bien de todo Norteamérica, me parece que es algo muy importante para todos que haya más inversión en esta región. Espero que podamos todos aprovechar esta oportunidad. Estamos muy al pendiente de esto.

Esas presiones están ahí, sobre todo con China que ha atraído a tanta manufactura a través de los últimos 20-30 años. Yo creo que mucha de esa inversión va a ir a otra parte. La pregunta ahora es si se va a Vietnam, a Tailandia o a Indonesia, o se viene de vuelta a América del Norte y eso va a depender de las decisiones que se tomen aquí en América del Norte y ahora. Por eso, francamente me preocupa tanto los problemas que hemos tenido con las cadenas de valor y me parece tan importante los esfuerzos que estamos haciendo ahora para que no se rompan esas cadenas dentro de Norteamérica.

Por eso, la embajadora y yo, creo que tenemos el mismo interés en este tema, para preservar estas cadenas. Esta ventana no va a estar abierta años y años más, es algo que tenemos que hacer ahora mismo porque estas decisiones se van a tomar ahora mismo. Ya se estaban haciendo antes, pero la crisis, la pandemia, va a acelerar ese proceso de la relocalización, como bien lo dijo la Embajadora y tenemos que traer esas inversiones de vuelta a Norteamérica. Gracias.

STEFANO BERTOZZI: Pasando la palabra a la embajadora, quería subrayar algo que salió de la discusión previa y esto es la complejidad de lo que significa decir que una industria, una fábrica o un trabajador es esencial o no. Porque no es una cosa dicotómica. Se puede pensar por ejemplo en el sector de alimentos. Hay una gran diferencia entre un rastro de cerdos y una cosecha de lechuga. Hemos vivido en Estados Unidos tragedias en los rastros de cerdos. Yo antes no hubiera pensado que un rastro de cerdo es más peligroso que un rastro de pollos o de otras cosas.

Entonces, estamos aprendiendo sobre la marcha y el hecho cuánto esencial es algo, tiene que ver con qué tan peligroso es algo también. En cuanto a la toma de decisiones y de cómo volver más seguro las cosas que son importantes, pero más peligrosas.

Quería antes de pasar la palabra decir que en toda esta tragedia también estamos aprendiendo muy rápido. La Universidad de California se volteó de 95% presencial a 95% en línea en una semana. Una cosa increíble ¿no? Somos todos expertos en Zoom ahorita. Pero eso también tiene implicaciones para el comercio y para la capacidad de trabajar a ambos lados de la frontera. Embajadora, en esta bola de cristal hacia el futuro, ¿cree que esta nueva forma de trabajar tiene también un efecto en términos de facilitar la colaboración entre los dos países?

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Yo creo que sí. Sin duda lo va a tener Stefano y ya lo tiene ahora. Simplemente este webinar es una prueba de cómo estamos cambiando la manera de trabajar. No sólo porque nos permite un dialogo abierto a los dos embajadores, sino que nos permite este dialogo abierto con la sociedad civil. Y yo creo que un error sería tratar de centralizar a nivel gubernamental todo este proceso de lecciones aprendidas y de donde ir hacia el futuro.

Creo que, justamente, las universidades como la red de universidades de California, como las universidades en México, son fundamentales para justamente asociarse, trabajar en red y decir, ¿haber cuáles fueron las lecciones aprendidas de esto? Tener este dialogo con el gobierno, escuchar que ha hecho el gobierno. Porque también a veces lo que nos encontramos son críticas de…es que no han hecho esto…cuando sí se está haciendo, pero a lo mejor no hemos sido buenos en comunicarlo.

Entonces, la manera de trabajar yo creo que va a cambiar y yo creo que esta manera de trabajar no está enseñando que las redes son posibles. Que tenemos que fortalecer esas redes a nivel académico, a nivel de organización de sociedad civil, a nivel de gobiernos locales, y la interacción de esas redes entre sí. De las Universidades, por ejemplo, de California y Baja California con los Gobiernos locales, etc.

A mí me gusta trabajar con mucho método y no con ocurrencias, y me gustaría que quizás fuéramos identificando los sectores o los temas esenciales en los que tenemos que ir trabajando en lecciones aprendidas. Una de ellas es, por ejemplo, qué hacer para mejorar, a partir de lo que ya tenemos, como es el NAPAPI, este mecanismo de consulta entre Estados Unidos, México, y Canadá para pandemias, que se estableció después del H1N1. ¿Cómo funcionó ahora? pues funcionó relativamente bien pero no quizás como hubiéramos deseado. Entonces cómo trabajar mejor en la consulta de medidas sanitarias de cooperación para todo lo que son vacunas, equipo médico.

Por ejemplo, cuando empezó la crisis, las personas en México no me creían que el principal proveedor de equipo médico de los Estados Unidos es México. El comercio entre los dos países de equipo médico es de 15 mil millones de dólares anuales.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Los que vivimos por acá sí lo sabemos embajadora.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Si, pero no todos lo saben. Tijuana es un hub de equipo médico y, bueno, tienes una de las empresas top como es Techno Fisher, que fuimos a ver, que hace todo el software para investigación médica. Pero tienes también, por ejemplo, a Medtronics y 3M, que son empresas de Minnesota, y ambas tienen a más de 14 mil empleados en México. Y eso muy poca gente lo sabía.

Entonces, yo creo que tenemos que trabajar con este mecanismo de redes de comunicación a todos niveles identificando: cómo mejorar la cooperación en materia sanitaria, cómo mejorar la cooperación en materia de sectores esenciales y de cadenas de valor, qué es lo que funcionó bien y qué es lo que no funcionó en la frontera. A quiénes afectamos de manera quizás con “unintended consequences” que no queríamos afectar y que se vieron afectados. ¿Cómo lo podemos evitar? Y yo creo que eso se puede hacer muy bien.

Aquí la instrucción que tiene mi equipo económico en la embajada es tratar de identificar 5 sectores en los que podríamos tener una mayor regionalización de las cadenas de valor. Uno de ellos es equipo médico, otro es farmacéuticos, otro probablemente sea electrónico, otro probablemente sean servicios digitales en español, porque simplemente eso es increíble. Entonces, estamos trabajando en eso y creo que es lo que debe ocupar nuestro horizonte para el futuro.

Yo creo que eso va a ser el gran reto y si nuestros presidentes se encuentran en un futuro, que no sabemos todavía cuándo, pero si se encuentran, yo creo que ese será un tema del que conversarán y le darán una mayor atención prioritaria. ¿Cómo vamos a pensar el futuro juntos?

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Esa es una de las preguntas que tenemos mucho, si va a haber este encuentro presidencial. Yo ahí quisiera preguntar, ¿podrían también hablar por Zoom? A mí me preocupa realmente, es un encuentro es preocupante porque podría tener sus complicaciones Estados Unidos… (inaudible)… en fin, si nos quiere comentar algo… (inaudible)… una de las preguntas que tenemos muy repetidas aquí en el chat.

STEFANO BERTOZZI: Rafa, no se escuchó bien tu pregunta, quizás por algún problema del internet, déjame hacer una pequeña publicidad para la semana próxima y después regresamos contigo a ver si puedes rehacer la pregunta.

Intentamos alternar con estos webinars de temas más sociales, económicos, políticos, derechos humanos y también temas de salud pública y salud. La semana próxima vamos a hablar, del estado de alerta de las vacunas y de los tratamientos para Covid, y en la segunda parte de la discusión vamos a hablar también de cuál va a ser el mecanismo de acceso para países donde no se hace el desarrollo de la tecnología, si sale la vacuna de Reino Unido ¿cómo vamos a tener acceso en otros países? en México y Estados Unidos, etc.

Entonces, regresando a la pregunta Rafael, si en sus respuestas los embajadores tienen alguna idea de, por ejemplo, vamos a tener las ciencias más abiertas, vamos a hacer algo diferente con la pandemia de lo que hemos hecho anteriormente con nuevas tecnologías médicas. Rafael, no sé si ahorita quieras intentar ahorita otra vez con tu pregunta

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: ¡Me quede sin micrófono!

STEFANO BERTOZZI: Ahorita estás bien.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO ¡Ah, perfecto! es que aquí me dice “Your speaker is not working“, Perfecto.

Era el tema de la posible visita del presidente López Obrador a Washington, decía yo que hay, son tiempos electorales en Estados Unidos, entonces, hay algunos, podría haber algunos problemas, … (inaudible) …

STEFANO BERTOZZI: Yo pienso que se escuchó lo suficiente, ¿Cómo ven la visita del presidente de México a Washington? ¿No sé si el Embajador Landau quiera empezar?

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU: Sí, como no. Los presidentes han hablado durante la crisis como antes y en la última conversación que sostuvieron el mes pasado, sí se habló de una posible reunión este verano en Washington, pero todo depende de la situación de salud pública porque una visita obviamente implica una reunión de muchas personas, y eso ahora se ha vuelto muy complicado, así que yo espero que se pueda llevar a cabo.

Yo creo que el presidente de de los Estados Unidos y el presidente de México se han reunido por casi un siglo en todas las administraciones, así que sería muy triste que rompiéramos esa tradición, pero obviamente lo más importante es la salud, no solamente de ambos señores presidentes, pero de su equipo, así que ojalá, y yo todavía creo que es posible, pero todo depende de la situación de salud. No sé, a lo mejor Martha, tiene algún, o algo que yo no sé.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: No, no, no tengo información adicional, creo que efectivamente, así como lo dices tú, se planteó en la última conversación, todo dependerá de las condiciones de salud y sanitarias en ambos países.

Las gráficas que nos presentó Stefano, al principio, no parecen ser muy alentadoras para ello, pero pues tendremos que ir esperando los tiempos y midiendo los tiempos. De todas maneras, como buenos diplomáticos prudentes, nuestras embajadas, pues ya empiezan a trabajar en escenarios de prospectiva, mera prospectiva, y, pero en este momento, no están las condiciones sanitarias y de salud. No quiere decir que no pueda cambiar en las próximas semanas y hay que recordar que la última visita de un presidente de México a los Estados Unidos fue en 2017.

Ya vamos a ir para tres años y normalmente se hacían visitas anuales, en uno u otro sentido, siempre las visitas de alto nivel son, son convenientes porque detonan una serie de acuerdos, que a veces se tardan en encontrar pero, sobre todo, se detonan esta visión de futuro.

Pero si el T-MEC va a entrar en vigor a partir del primero de julio, pues no se nos debe de olvidar tampoco, nuestro tercer socio: Canadá, y que también tendría que estar pensando con nosotros cuál es este futuro compartido de la región de América del Norte.

Entonces pues, trabajamos en esto y creo que ya tenemos a partir de este webinar y de todo lo que hemos venido trabajando, varios temas en el tintero que podríamos desarrollar y que la contribución de tantas preguntas que he visto aquí, desde autoridades locales, universidades, todos los encargados de organizar justamente, la recepción de los migrantes en retorno a México, lo de CONOFAM, todo esto, todo lo que nos puedan ustedes contribuir y enriquecer es más que bueno

No sé para contestar, si van a estar las preguntas aquí mucho tiempo más porque me habían pedido varias cosas, como el número de mexicanos fallecidos al 27 de mayo: 1,105 en total en Estados Unidos, en Nueva York 687, en California 106, en Illinois 95, Wisconsin 21, Colorado 21, Wisconsin y Colorado tienen mucho que ver con las plantas empacadoras, justamente, Nueva Jersey 21, Texas 16, Estado de Washington 14, Maryland 13, Pensilvania 12, Indiana 10, también plantas empacadoras, Minnesota 10.

Y para los otros que preguntaban protocolos de repatriación, sí, los protocolos y las instrucciones, que tienen los consulados y siguiendo también las disposiciones sanitarias de México y de Estados Unidos, es la cremación de los cuerpos porque eso es como se tiene que llevar a cabo y eso es lo que se está favoreciendo e indicando a todos familiares, la cremación de los cuerpos por razones de protocolos sanitarios, tanto de los Estados Unidos como de México.

STEFANO BERTOZZI: Muchísimas gracias embajadora, ya estamos en los últimos 3 minutos del webinar y hemos hablado mucho de los mexicanos en Estados Unidos. Hay algunas preguntas al embajador sobre la situación con los estadounidenses en México, tanto lo que está relacionado con la mortalidad o la enfermedad, pero también con el asunto de las visas, en particular hay una pregunta sobre los estudiantes que quieren empezar en la universidad en agosto – septiembre. ¿Cómo está la situación en México con los estadounidenses y su experiencia con la pandemia?

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU:  Sí gracias, como bien lo dijo la Embajadora, la primera preocupación de una embajada es el bienestar de sus conciudadanos dentro de otro país, y como ella está protegiendo y cuidando a los mexicanos, nosotros estamos tratando de hacer los mismo con los ciudadanos estadounidenses aquí en México.

Yo he dado, tenemos una dirección electrónica de correo acsmexicocity@state.gov para los ciudadanos estadounidenses. Por suerte no hemos tenido el nivel de contagios aquí con estadounidenses que lamentablemente ha habido con mexicanos en Estados Unidos, así que hemos tenido yo creo por ahí de una docena de casos, que yo sepa, y se ha podido ir trabajando con nuestros consulados. No tenemos tantos consulados en México, como los tiene México en Estados Unidos, ellos tienen 50 allá y nosotros nueve aquí, pero siempre hay un teléfono también en México, cualquier estadounidense en México, que desea nuestra ayuda, por favor, llámenos al 55-85-26-25-61 y estamos ahí 24 horas, 7 días a la semana, para ayudar.

En cuanto a las visas, sí, obviamente, cuando nosotros nos fuimos a un personal muy reducido, a mediados de marzo, suspendimos nuestros servicios de rutina para las visas. Hemos estado enfocándonos en las situaciones de urgencia solamente en asuntos consulares, pero entendemos muy bien que sobre todo aquellos que piensan estudiar en estados unidos en el futuro están muy ansiosos sobre el tema.

Hay varios actores, obviamente, muchas de las escuelas y las universidades no han anunciado aún si van a tener clases presenciales en el otoño, así que estamos muy pendientes de eso. Después, el subsecretario para asuntos consulares nos tiene que autorizar para ya comenzar nuestras actividades rutinarias, pero yo le he preguntado a mi jefe de Asuntos Consulares, y él me dijo que si una escuela va a regresar a clases presenciales y recibimos esa autorización, nosotros aquí en la embajada, vamos a tratar de expeditar todas las visas de estudiantes, si nos dicen, por ejemplo, para el primero de agosto, ya podríamos tener las visas listas en una semana o 10 días.

Así que vamos a hacer todo lo posible para apoyar a las personas que tienen visas de estudiante, entendemos sus preocupaciones en el tema, pero por favor quédense al pendiente. Lo más que puedo decir en este momento, que nosotros también estamos muy pendientes de su situación y, los vamos a expeditar y yo creo que lo vamos a poder hacer, porque yo creo que, al fin y al cabo, las escuelas no pueden tardar más allá del primero de agosto para anunciar sus planes, y así que, por favor quédense en contacto conmigo, yo estoy en Twitter también, así que yo siempre estoy contestando preguntas allá, sobre ese tema y otros temas. Gracias.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Muchísimas Gracias,

STEFANO BERTOZZI: Tú puedes cerrar.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Creo que mi micrófono no funciona todo el tiempo, yo quiero agradecerle de todo corazón a Martha Bárcena, a Christopher Landau, su participación, su extraordinaria apertura, el que sean trabajadores esenciales en la relación México-Estados Unidos. Un abrazo para los dos, con mucho cariño.

La próxima semana tenemos justamente webinar, empezamos a las 11:00 de la mañana hora de México, hoy empezamos un poco antes a las 10:00 y vamos a tratar el tema de las vacunas, no solamente de dónde van las vacunas de una manera muy científica, sino también el acceso que pueden tener México y Estados Unidos a las vacunas, por supuesto, son las dos cosas.

A nombre de Stefano Bertozzi, les doy a todos las gracias, muchas gracias a todos los participantes. Muchas gracias El universal y a toda esta cadena de periódicos del noroeste de la República Mexicana por seguirnos.

Nos vemos el próximo viernes a las 11:00 de la mañana y gracias señores embajadores, gracias por su trabajo y gracias por compartir su experiencia, su conocimiento, y su gran actividad con nosotros, quedamos más tranquilos después de escucharlos en el tema México-Estados Unidos. Muy buenos días, que tengan un excelente…

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: Muchas gracias a todos, y nada más yo quisiera darles, porque sé que se quedaron muchas preguntas, las que no pudimos contestar diríjanlas a mexembusa@sre.gob.mx, preguntas sobre mexicanos que necesiten atención, está el CIAM, el Centro de Investigación y atención a mexicanos, 520 623 78 74 y, al igual que Chris, pero con bastantes menos seguidores, estoy en Twitter y lista para responderles. Muchas gracias Rafa, muchas gracias Stefano, y a las órdenes, y seguiremos trabajando con toda la entrega que hemos tenido hasta ahora,

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU: Tienes que comer chapulines en línea.

EMBAJADORA MARTHA BÁRCENA: ¡Ah! los he comido un montón de veces.

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO: Un abrazo para todos

EMBAJADOR CHRISTOPHER LANDAU: Abrazo a todos, eh, abrazo. Ciao

STEFANO BERTOZZI: Bye, gracias