La Asamblea Nacional Constituyente ilegítima de Venezuela

DECLARACIÓN DE LA PORTAVOZ, HEATHER NAUERT

 

Los Estados Unidos considera que la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela es el producto ilegítimo de un proceso irregular, que fue concebido por la dictadura de Maduro para avanzar con su avasallamiento de la democracia.

El proceso fue manipulado desde un primer momento, desde la forma irregular en que se decretaron las elecciones, hasta la negativa del gobierno a permitir que los votantes objetaran la intención de volver a redactar la constitución. Las listas mismas se conformaron a modo para asegurar que la Asamblea Nacional Constituyente se integrara con personas leales a Maduro. En un país que sufre graves índices de malnutrición, el régimen amenazó a quienes no votaran con la posibilidad de perder el acceso a los alimentos, las pensiones o los beneficios laborales. Asimismo, no hubo observadores internacionales creíbles durante la elección.

Los Estados Unidos no reconocerán la Asamblea Nacional Constituyente. Como lo manifestó el secretario Tillerson esta semana: “Estamos evaluando todas nuestras opciones en cuanto a políticas, a fin de determinar qué podemos hacer para generar un cambio en las condiciones, donde, o bien Maduro decida que no tiene un futuro y quiera irse por su propia iniciativa, o podamos hacer que los procesos gubernamentales sean de nuevo acordes con la constitución”.