Hombre buscado por homicidio en California arrestado en México y deportado a E.U.

México, DF, a 27 de mayo de 2015 – Un hombre buscado por sospecha de asesinato en marzo del año en curso de un hombre en la ciudad de Pomona, California, ha sido arrestado tras una investigación conjunta por autoridades de Estados Unidos y de México, según anunciaron David Bowdich, Director Adjunto a cargo de la oficina de campo del FBI en Los Ángeles, y Douglas E. Lindquist, Agente Especial a cargo de la oficina de campo de El Paso.

Henry Solís, de 27 años, fue arrestado el martes por la policía local en Ciudad Juárez, Chihuahua, aproximadamente a las 14:00 horas. tiempo local.  Investigadores habían logrado información indicando que Solís había estado residiendo en la colonia El Mezquital con familiares.  Solís estaba viviendo en México en violación a las leyes migratorias del país, y fue deportado a los Estados Unidos esa misma noche.  Oficiales migratorios de México trasfirieron a Solís a la custodia de agentes del FBI en el fronterizo de El Paso, Texas, aproximadamente a las 22:00 horas. tiempo local.

Según una denuncia criminal presentada en la Corte de Distrito en Los Ángeles, Solís participó en un altercado físico con otro hombre, la víctima, en el centro de la ciudad de Pomona el 13 de marzo de 2015.  Solís supuestamente persiguió a la víctima a pie y le disparó en repetidas ocasiones, privándolo de la vida, según la denuncia.

El 17 de marzo de 2015, el Departamento de Policía de Pomona obtuvo de la Corte Superior del Estado de California, Condado de Los Ángeles, una orden para el arresto de Solís por asesinato.  Una investigación por fuga fue iniciada por la Fuerza de Tarea de Fugitivos del FBI en Los Ángeles al haberse establecido que Solís había salido de la jurisdicción de California.  El 19 de marzo de 2015 la Corte Federal en el Distrito Central de California (Los Ángeles) expidió una orden de arresto ya que Solís fue acusado a nivel federal de huir para evitar ser enjuiciado.

La oficina de Los Ángeles y otras dependencias asociadas publicaron una foto de Solís junto con un ofrecimiento de recompensa por 25,000 dólares para generar denuncias en el caso.  La información que llevó a la captura de Solís está siendo evaluada. Si se determina que algún individuo o grupo la merece se pagará la recompensa.  A principios de esta semana se divulgó información en espectaculares digitales en todo Texas y estados aledaños.  Solís también fue boletinado en las páginas de Facebook, Twitter y la página web con la liga http://www.fbi.gov/wanted/murders/henry-solis/view/

“Este caso ilustra la idea de que la justicia no tiene fronteras”, dijo David Bowdich, Director Adjunto a cargo de la oficina de campo del FBI en Los Ángeles.  “Las fuerzas de la ley en Los Ángeles y El Paso trabajaron sin contratiempo con nuestras contrapartes mexicanas al sur de la frontera para llevar la caza de este fugitivo a su conclusión exitosa”.

Ya en los Estados Unidos, Solís fue trasferido a custodia local y está recluido en una institución del Condado de El Paso.  Solís tuvo una presentación inicial en la corte municipal en El Paso bajo el cargo de fuga local.  Solís esperará trámite de extradición estatal en El Paso, en cuyo momento se determinará si se espera que se le regrese a Los Ángeles, y en qué fecha, para ser juzgado por el Procurador de Distrito del Condado de Los Ángeles.

“La detención de Henry Solís fue un esfuerzo coordinado entre numerosas dependencias estadounidenses y mexicanas, dijo Douglas E. Lindquist, Agente Especial a cargo de la oficina de campo de El Paso.  Estos esfuerzos conjuntos entre agencias de procuración de justicia en México y los Estados Unidos resultaron en la detención exitosa del Sr. Solís, resaltando nuestra asociación binacional de largo tiempo”.

El gobierno federal espera retirar la orden federal acusando a Solís de huir para evitar ser enjuiciado.  El Procurador de Distrito del Condado de Los Ángeles dará seguimiento al juicio por homicidio.  El Departamento de Policía de Pomona continúa dirigiendo la investigación del asesinato.

El Jefe de Policía de Pomona Paul Capraro afirmó: “Nos da gran gusto que el Sr. Solís esté bajo custodia, y estamos trabajando para traerlo de regreso a Pomona donde enfrentará cargos por su supuesto crimen.  Rezamos por que la familia de Salomé Rodríguez pueda empezar a cerrar sus heridas según pasamos a la fase de juicio por este horrible crimen.  También agradecemos toda la asistencia de las dependencias federales, estatales y locales, tanto aquí como en el extranjero, que participaron en la captura del Sr. Solís”.

La investigación de la fuga y el arresto de Solís se dieron como resultado de un esfuerzo coordinado entre las múltiples agencias de procuración de justicia en los Estados Unidos y México entre las que se incluyen: la Fiscalía General del Estado de Chihuahua; la Policía Estatal de Chihuahua; el Instituto Nacional de Migración; el Departamento de Policía de Pomona; la Fuerza de Tarea de Fugitivos del FBI en Los Ángeles, en la que se incluye el Departamento de Policía de Los Ángeles y el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles; la Fuerza de Tarea de Violencia Transfronteriza de El Paso; las oficinas de la Procuraduría de los Estados Unidos en Los Ángeles y El Paso; la Oficina del Procurador de Distrito del Condado de Los Ángeles; Departamento de Policía de El Paso; y la División de El Paso del FBI.