Inauguración del Puerto de Entrada y Puente Internacional en Tornillo, Texas

Inauguración del Puerto de Entrada Tornillo-Guadalupe

Tornillo, Texas – La Secretaria de Comercio de los Estados Unidos Penny Pritzker y el Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos Jeh Johnson se unieron hoy al Presidente de México Enrique Peña Nieto para inaugurar el Puerto de Entrada y Puente Internacional Tornillo-Guadalupe en Guadalupe, México. El puerto de entrada reemplazará al puerto de entrada de Fabens-Caseta construido en 1938 y conectará a Tornillo, Texas y Guadalupe, México.

Funcionarios de ambos gobiernos participaron en la ceremonia de inauguración de hoy, incluyendo el Oficial para la Frontera Sur de la Administración de Servicios Generales de los Estados Unidos Charlie Hart, el Director de Operaciones de Campo de Aduanas y Protección Fronteriza Héctor Mancha, el Secretario de Hacienda y Crédito Público Luis Videgaray Caso, el Secretario de Comunicaciones y Transporte Gerardo Ruiz Esparza, la Secretaria de Relaciones Exteriores Claudia Ruiz Massieu y el Jefe del Servicio de Administración Tributaria Aristóteles Núñez.

El proyecto Tornillo-Guadalupe, inició su construcción en julio de 2011, está diseñado para incrementar el comercio internacional, mejorar las condiciones ambientales y aliviar el congestionamiento en el área metropolitana de El Paso-Ciudad Juárez. El proyecto incrementará capacidad y carriles en el puente y puerto de entrada y atraerá tráfico comercial, además de peatones y vehículos de pasajeros, para su cruce entre los Estados Unidos y México.

“Más de 3,000 camiones cruzan el Río Bravo todos los días llevando productos hechos en Estados Unidos a compradores de Ciudad Juárez y transformando El Paso en un importante núcleo comercial en Norteamérica.  El nuevo puente internacional y las instalaciones del puerto terrestre aumentarán la capacidad, abrirån un nuevo camino a clientes mexicanos, aliviara las largas filas y congestionamiento que a menudo se experimenta en esta región y hará nuestra frontera más segura, dijo la Secretaria de Comercio de los Estados Unidos, Penny Pritzker.  “El cruce Tornillo-Guadalupe sirve como prueba física de lo que pueden lograr nuestros gobiernos cuando ponen en vigor una estrategia coordinada que se desarrolla en colaboración con el sector privado.”

“La construcción del Puerto de Entrada y Puente Internacional Tornillo-Guadalupe demuestra nuestro compromiso compartido para promover el crecimiento económico y prosperidad de nuestros países,” dijo el Secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson. “El comercio transfronterizo sigue siendo un componente crítico de nuestra relación bilateral y continuaremos colaborando con nuestras contrapartes mexicanas para construir la infraestructura necesaria para facilitar el comercio legítimo a lo largo de nuestra frontera suroeste.”

La frontera Estados Unidos-México es ya una zona de importancia económica crítica para ambos países. Los nuevos puntos de cruce entre los Estados Unidos y México, como el Puerto de Entrada Tornillo-Guadalupe, son esenciales para mantener y mejorar la competitividad económica de América Del Norte en un mundo globalizado. Casi $1,500 millones de dólares en bienes cruzan entre los Estados Unidos y México diariamente y aproximadamente 80 por ciento del comercio de bienes entre Estados Unidos-México cruza la frontera vía carretera o tren. Además, las importaciones de Estados Unidos a México contienen casi 40 por ciento de contenido estadounidense, lo que significa que mercancías hechas en Estados Unidos y México cruzan regularmente la frontera múltiples veces en el curso de convertirse en un producto final.

Para subrayar la importancia de nuestra infraestructura fronteriza como refuerzo de nuestra relación comercial, el proyecto del Puerto de Entrada Tornillo-Guadalupe fue incorporado en discusiones binacionales en nuestros más importantes mecanismos de cooperación – el Diálogo Económico de Alto Nivel y la Iniciativa para la Administración de la Frontera en el Siglo XXI –  a través de las cuales nuestros gobiernos trabajan para fortalecer el comercio y la seguridad.

El proyecto fue apoyado con fondos de la Administración de Servicios Generales de los Estados Unidos, CBP, el Condado de El Paso, así como los fondos estatales y locales. La inauguración de este puerto de entrada apoya a la economía dinámica y vibrante de América del Norte a través de una infraestructura más sólida y moderna.