Feliz Navidad del Presidente y la Primera Dama

Comentarios del Presidente Barack Obama y de la Primera Dama Michelle Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca

WASHINGTON, DC — En su mensaje semanal, el Presidente y la Primera Dama desearon a todos los estadounidenses un muy feliz navidad y felices fiestas. Reflejaron sobre el honor de servir el pueblo Americano como Presidente y Primera Dama durante los últimos ocho años y el progreso que han logrado. El Presidente y la Primera Dama reconocieron el servicio de nuestros soldados y sus familias, e invitaron a todos a visitar JoiningForces.gov para ver como uno puede apoyar a los soldados, los veteranos y las familias militares en su comunidad.

El audio y video de este mensaje estarán disponibles en www.whitehouse.gov a las 6:00 am ET, el 24 de diciembre de 2016.

Comentarios del Presidente Barack Obama y la Primera Dama Michelle Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
24 de diciembre de 2016

EL PRESIDENTE: ¡Feliz Navidad a todos! Una de las mejores cosas de las fiestas es pasar tiempo con los seres queridos. Y, para mí, eso significa pedirle a mi mejor amiga que me ayude con el mensaje semanal de Navidad de este año.

LA PRIMERA DAMA: Considerando como salió nuestro primer mensaje semanal de Navidad, me di cuenta que Barack necesitaba toda la ayuda posible.

[PAUSA]

LA PRIMERA DAMA: Celebrar las fiestas en la Casa Blanca durante estos últimos ocho años ha sido un verdadero privilegio. Hemos sido anfitriones de más de medio millón de invitados… nuestros fenomenales maestros pasteleros han horneado 200,000 galletas para las fiestas… y Barack ha agasajado a los estadounidenses con sus chistes inocentes.

EL PRESIDENTE: Aunque un par… quedaron helados como muñecos de nieve.

LA PRIMERA DAMA: Este año, el tema de la Casa Blanca para las fiestas es “El Regalo de las Fiestas” y nuestras decoraciones reflejan algunos de los regalos más importantes que tenemos como nación: desde las increíbles familias de nuestras fuerzas armadas hasta el impacto de una gran educación en cambiarle la vida a la gente.

EL PRESIDENTE: Y el mayor regalo que Michelle y yo hemos recibido en estos últimos ocho años es haber tenido el honor de ser su Presidente y su Primera Dama. Juntos, trabajamos arduamente para recuperarnos de la peor recesión en 80 años y redujimos el desempleo a su nivel más bajo en nueve años. Logramos cubrir a veinte millones de estadounidenses con cuidado de salud y brindar protecciones adicionales a personas que ya tenían seguro. Conseguimos que todo el mundo respete más a los Estados Unidos, asumimos el papel de líder en la lucha para proteger este planeta para nuestros hijos y mucho, mucho más.

En una gran cantidad de aspectos, nuestro país es más fuerte y más próspero que cuando primero llegamos aquí. Y tengo la esperanza de que en los próximos años seguiremos avanzando sobre los progresos realizados.

Mañana, por última vez como Primera Familia, nos uniremos a nuestros hermanos cristianos de todo el mundo para celebrar el nacimiento de Cristo. Y al rememorar la historia de esa Noche Santa, también recordaremos su mensaje eterno, uno de esperanza, compasión y amor infinito.

LA PRIMERA DAMA: La idea de que somos los guardianes de nuestros hermanos y nuestras hermanas. Que debemos tratar a los demás como queremos que nos traten a nosotros. Y que debemos cuidar de los enfermos, alimentar a los hambrientos, y darles la bienvenida a los extraños, independientemente de dónde vengan o de su fe religiosa.

EL PRESIDENTE: Estos valores sirven a no solamente guiar la fe cristiana de mi familia, sino también la fe de los judíos estadounidenses, los musulmanes estadounidenses, los ateos y los estadounidenses de todos los orígenes. Y no hay mejor ejemplo del espíritu de servicio que el de los hombres y mujeres en uniforme de nuestro país y sus familias.

LA PRIMERA DAMA: Como siempre, muchos de nuestros soldados están lejos de sus casas durante esta época del año y sus familias sacrifican mucho junto a ellos. Su coraje y su dedicación permiten que el resto de nosotros disfrutemos esta temporada. Es por eso que hemos intentado protegerlos de la misma manera que ellos nos protegen a nosotros y nuestro país. Visite la página de web Joining Forces [punto] Gov para ver cómo uno puede homenajear y respaldar a los soldados, los veteranos y las familias militares en su comunidad, no solo durante las fiestas sino durante todo el año.

EL PRESIDENTE: Así que, al asomarnos con esperanza al nuevo año, comprometámonos de nuevo a seguir los valores que compartimos. Y en nombre de todos los Obamas –Michelle, Malia, Sasha, Bo y el revoltoso Sunny– Feliz Navidad a todos.

LA PRIMERA DAMA: Les deseamos a ustedes y a sus familias un feliz 2017 repleto de salud. Gracias y que Dios los bendiga.