Entrevista del Embajador Landau con Francisco Alanís “Sopitas”

Miércoles 9 de septiembre de 2020

FRANCISCO ALANIS “SOPITAS” (FA): Hola, muy buenas noches. Espero que estén muy bien. Es miércoles, mitad de semana, un poco más para llegar al fin de semana, ya falta cada vez menos. Espero que la estén pasando muy bien, que la lluvia todavía no los alcance donde estén, muchas gracias por acompañarnos en este live, en este nuevo live, que además es muy especial. Yo estoy emocionado porque es un personaje que lo he visto, lo veo mucho en Twitter, veo sus tuits, veo que está pasando… creo que ya conoce más puntos del país que yo. Estoy hablando ni más ni menos de Christopher Landau, el embajador de los Estados Unidos en nuestro país. Un embajador con mucho carisma, por ahí dicen “es que ya es tuitstar el embajador” y demás. Entonces, la verdad es que para mí es importante y es padrísimo poder platicar con él esta noche, que nos acompañe, que se sume, que manden sus preguntas. Porque muchas veces también tenemos esta imagen de repente de “uy, los políticos” o “los embajadores” y hay cosas que a mí me parecen fascinantes de ser embajadores, de entrada. Así que me da muchísimo gusto saludarlo, embajador. ¿Cómo está? Qué gusto.

EMBAJADOR LANDAU: Pero el gusto es mío, “Sopitas”, muchísimas gracias por la invitación, qué placer estar contigo esta noche y con tus oyentes y videntes.

FA: Al contrario. Lo decía hace unos minutos y lo digo con toda sinceridad, yo creo que ya conoces más lugares de México que yo.

EMBAJADOR LANDAU: Pues yo soy un turista nato, así que para mí uno de los placeres de la vida es conocer lugares distintos, conocer a personas distintas, las diferentes culturas, gastronomías y obviamente ser embajador en México es un enorme lujo personal. Y a pesar de esta pandemia que he estado en casa ya casi seis meses, estoy muy ansioso… he podido conocer bastante bien el país. Ya conozco más de la mitad de los estados y ya voy a arrancar mis viajes de nuevo, obviamente siguiendo los protocolos sanitarios, pero me voy este fin de semana al gran estado de Hidalgo, la otra semana al estado de San Luis Potosí, después en unas semanas más a Guanajuato, así es que yo estoy de lo más contento por fin de salir de casa, porque ya no lo aguanto más.

FA: Pero además lo haces como los grandes, veo que vas… justo la gastronomía, ahorita nos decías, te gusta mucho comer, comer y comer bien. Al menos yo veo las fotos y digo “qué antojo”.

EMBAJADOR LANDAU: Una de las cosas que yo me he dado cuenta que a ustedes los mexicanos les fascina, la comida. Si yo subo un tuit sobre algún acuerdo entre los países, a lo mejor recibo mil, dos mil likes o comentarios, pero si subo algo como mi cena, un pozole guerrerense, de repente tengo como 25 mil y es parte de la cultura mexicana, creo. Para mí como extranjero entender un país es un poco entender su cultura, pero en particular en México la gastronomía, a ustedes les encanta hablar de su gastronomía. Y con mucho mérito, tienen una gastronomía realmente a nivel mundial. La gente me reclama cuando yo subo fotos de lo que llamamos en Estados Unidos la comida mexicana y ustedes: “Nada que ver”, así que bueno, para mí conocer lo original es una gran experiencia, aunque un poco exótico para mí los escamoles, cosas no muy conocidas en mi país, pero como buen diplomático si se me ofrece, como de todo.

FA: Justo es esa otra parte, ser diplomático. De repente tenemos esta imagen de los embajadores de las películas o de los comerciales comiendo chocolates y un mundo súper sofisticado.

EMBAJADOR LANDAU: Ferrero Rocher, la embajada, el buen gusto del embajador, los mozos traigan una charola de Ferrero Rocher para que… esa es la experiencia en la embajada que yo me esperaba.

FA: Exactamente. Y de repente tuve la oportunidad de platicar en su momento con la embajadora Jacobson, ahora contigo, son personas que además son muy entrañables, muy empáticas. Personalmente llevamos dos minutos platicando, pero siento que te conozco de mucho tiempo por lo que veo en redes y demás, pero no noto como ese glamour que uno de repente se podría imaginar del embajador. Pero al mismo tiempo también manejan todo… hay como mucho requerimientos, conocer todos los protocolos no está fácil, ¿no?

EMBAJADOR LANDAU: Hay mucho, pero la formación del trabajo del embajador, lo más básico es ser un comunicador. Para mí es importante comunicar nuestras posiciones de mi gobierno en México y comunicar las posiciones de México allá en Estados Unidos. Creo que la tecnología nos ha dado muchas nuevas herramientas, no existía el Twitter. Mi papá también fue embajador hace 40 años en Sudamérica, y para que la gente lo conociera allá él tuvo que irse a los medios tradicionales, a la televisión, a los diarios. Y ellos más o menos controlaban la agenda de lo que querían hablar y él no tenía algo como lo es Twitter y otras redes sociales para expresarse directamente. Ahora creo que para mí, como la embajadora Jacobson, mi gran predecesora, es un gran lujo. Nosotros los embajadores podemos un poco sacar lo misterioso del embajador, somos seres humanos como todos. Alguna gente me regañó cuando yo comencé a subir cosas en Twitter diciéndome: “Pero usted no se comporta como un embajador”, yo digo: “Si usted tiene una cierta imagen de cómo debe ser un embajador, está bien por usted, pero así soy yo”. Me parece como embajador… obviamente hay una cierta dignidad del cargo, pero eso no me parece inconsistente con mostrar cómo es el día típico de un embajador, lo que hago yo día a día. Y bueno, pues en eso estamos.

FA: Claro, y también como embajador justo es un puesto clave, pero luego de repente también, no sé si luego dices: “Hay semanas difíciles”, de repente las relaciones de los países son muy complejas, hay muchas situaciones que son imprevistas. O sea, no sé si le ha pasado, yo me imagino viendo las noticias de la noche y “híjole, pobre”.

EMBAJADOR LANDAU: Mira, todos nosotros tenemos cosas complicadas en la vida, no es algo especial para un embajador, no importa lo que sea tu cargo, te vienen encimas cosas que te frustran en tu trabajo. Yo siempre trato de enfocarme en lo que me gusta de mi trabajo, lo que me hace reír o lo que me da placer. Para mí realmente es un enorme honor ser embajador. Es un poco como la Cenicienta, porque uno puede vivir aquí en una gran casa en otro país, es el embajador, tienes carros negros de lujo y después vuelvo a Estados Unidos y estoy ahí llevando mis propias maletas, uno no es nadie allá en su propio país. Así que uno llega a este puesto sabiendo que uno va a volver a una vida muy normal. Así que yo trato de aprovechar este gran lujo que tengo ahora, que ustedes los mexicanos pues están muy orgullosos de mostrarme su país y creo que a mí me gusta subir cosas en Twitter y compartir la experiencia con ustedes porque me parece que es siempre interesante ver cómo un extranjero conoce a su país, ver un poco su país a través de ojos extranjeros. Yo creo que para cualquier nacionalidad es interesante ver cómo un extranjero vive la experiencia del país y para mí me ha dado mucho gusto compartir mis experiencias acá en México, con el pueblo mexicano y a veces me reclaman o me regaña la gente, uno no puede complacer a todo el mundo.

FA: Nunca.

EMBAJADOR LANDAU: Y obviamente uno recibe como un cierto porcentaje de personas que te dicen groserías en redes sociales y tú lo sabes mucho mejor que yo, porque estás más involucrado. Uno tiene que tener la piel bastante dura. Creo que estoy tratando de forjar una nueva diplomacia para el siglo XXI.

FA: Yo algo que siempre les envidio a los embajadores, el pasaporte diplomático, el no tener que hacer las filas de migración, ese sería como mi sueño, un pasaporte diplomático, justo hablando de lujos y demás. Y luego también de repente hay, justo en estos mensajes de redes y demás, cuando lo nominan para ser embajador de México era una situación un poco complicada. Sabemos también de repente las palabras del presidente Trump, como que había mucha incertidumbre sobre cómo iba a ser la relación en la administración Trump y qué es lo que iba a pasar en México también con la administración de Andrés Manuel López Obrador. ¿Qué es lo que pasa por tu mente?, ¿no dices: “híjole, está padrísimo México, pero no sé si mejor en otro momento o de vacaciones”?

EMBAJADOR LANDAU: Es un momento complicado para ambos países. Obviamente ahora con la pandemia la situación económica y de salud está bien delicada. Mira, siempre tenemos muchas cosas en la agenda, es natural, normal, somos países que compartimos una frontera de tres mil kilómetros, compartimos toda una historia que ha tenido sus buenos momentos, sus malos momentos. Yo creo que hay que reconocer todo, me parece que la relación entre México y Estados Unidos ha madurado en los últimos treinta, cuarenta años. Ambos países somos los primeros socios comerciales el uno del otro y eso me parece muy saludable, que todavía yo creo que en ambos países hay muchos estereotipos sobre el otro país, pero ya cuando la gente se conozca más y pues conozca más la cultura del otro país, yo creo que hemos hecho grandes avances. Es muy fácil ser muy pesimistas, sobre todo lo que está pasando en el mundo, pero realmente si yo pienso, durante mi juventud, cuando yo estaba estudiando México en la universidad, esos eran momentos muy complicados. El libro más importante en ese momento que explicaba la relación de los países se llamaba “Vecinos distantes”, y así lo éramos por mucha parte de nuestra historia. Venimos de culturas muy distintas, pero a través de los años las culturas, bueno, cada cual influye a la otra, cada cultura influye mucho a la otra. Yo creo que ustedes aquí en México ya conocen bastante bien la cultura estadounidense. Nosotros estamos aprendiendo a conocer más la cultura mexicana, pero para mí esos son los lazos que realmente nos van a unir. Los gobiernos, los embajadores, nosotros venimos y nos vamos, pero yo creo que son estos lazos más bien culturales, los lazos que se forman cuando estudiantes de allá estudian acá o viceversa, esos son los lazos más importantes y esos son los duraderos.

FA: Completamente de acuerdo. Hay muchas preguntas en los comentarios, que además creo que muchas es justo como en esta incertidumbre que ha traído a nuestras vidas el Covid-19, muchas es sobre cuándo se abre la frontera, si se puede visitar Estados Unidos como turista y demás. Por lo que entiendo, y corrígeme si estoy mal, la frontera que está cerrada es vía terrestre. Uno si quiere ir por avión puede volar tranquilamente, sea turista, sea negocios.

CL: Yo recibo esa pregunta más que ninguna otra en mis redes sociales. Yo debería ahí fijar un tuit que lo describe, que ahora por el Covid no hay ninguna restricción gubernamental para los viajes aéreos. Así que si quieres ir a Estados Unidos a hacer turismo o viceversa, están completamente abiertos. La aerolínea te toma una prueba de salud, obviamente, y te hace poner la mascarilla, pero en cuanto a si tienes una visa a Estados Unidos puedes ir por avión. Pero obviamente la frontera terrestre es otra cosa, porque ahí es mucha más concurrencia, hay cientos de miles de personas que cruzan esas fronteras y la situación de salud pública está bastante delicada. A mí me sorprende francamente y me duele que ya después de seis meses todavía esté limitado el acceso en ambos sentidos a viajes esenciales por la frontera terrestre. Yo espero que eso se acabe ya muy pronto, porque me parece importante para la economía y el bienestar de ambos países, que podamos volver a una cierta normalidad. No es la normalidad de antes, es una nueva normalidad. Mira, yo quiero decir y aprovechar para decirle a la gente: por favor, sigan los protocolos sanitarios, porque cada uno de nosotros como ciudadanos tenemos responsabilidad. Esto no es algo que los gobiernos pueden curar ellos mismos, somos cada uno de nosotros, tenemos la responsabilidad de portarse de manera responsable, llevar el cubrebocas cuando estemos en público y pues demostrar respeto hacia la otra gente, porque cada uno de nosotros, sin saberlo, podemos ser agente de contagio.

FA: Sí.

EMBAJADOR LANDAU: Ojalá se puedan abrir ya muy pronto las fronteras terrestres. Han estado siempre abiertas al comercio, pero yo quisiera francamente que se pudieran abrir de nuevo a los viajes turísticos, las familias. Es terrible, yo sé muy bien que esas comunidades fronterizas son muy integradas. Hay mucha gente, los padres viven del otro lado y yo sé que les ha costado muchísimo vivir así ya seis meses, no pudiendo cruzar. Así que les puedo asegurar que yo estoy haciendo todo lo que puedo para tratar de ya volver a la normalidad en la frontera terrestre.

FA: Buenísimo, justo. Yo le tengo que confesar que además estoy muy emocionado porque mañana empieza la NFL, el futbol americano, la temporada, bendito Dios. Le tengo que preguntar, ¿cuál es tu equipo? ¿Prefieres irle al América, a los Pumas en el futbol soccer?

EMBAJADOR LANDAU: Yo tengo un secreto, desde niño nunca he sido muy deportista. Mi padre no seguía a ningún equipo. Yo sé que muchos crecen con una pasión por el deporte, a lo mejor lo comparten con sus padres o con sus amigos desde chicos. En mi vida eso siempre ha faltado. Y francamente yo ahora he comenzado a seguir un poco los equipos de Boston, que lo sigue mi hijo, para tener algo que platicar con mi hijo adolescente; él quiere solamente hablar de los deportes, para mí es algo muy extraño, pero él sigue a los Patriots de Nueva Inglaterra. En cuanto a los equipos mexicanos, en eso yo soy diplomático, no me voy a meter en eso. Ya van a dejar de seguirme en Twitter y decir: “Este embajador injerencista, ¿por qué se pone a opinar sobre estas cosas?”, entonces yo tengo que tener un cierto cuidado en esas cosas. Pero me gustaría. ¿Tú sabes que yo no he ido a un partido de futbol aquí en México?, para mí sería muy divertido como experiencia.

FA: Un México-Estados Unidos.

EMBAJADOR LANDAU: Sí.

FA: Sería maravilloso, el ambiente debe ser espectacular.

EMBAJADOR LANDAU: Asistí al partido de la NFL que hicieron aquí en México, justo yo creo que cuando comenzaba la pandemia, lo hicieron hace…

FA: Fue en noviembre, a finales del año pasado.

EMBAJADOR LANDAU: Exactamente, fue en noviembre del año pasado en el Estadio Azteca. Jamás, y aquí en México como ustedes saben, el tráfico puede ser bastante fuerte, pero nunca he visto un tráfico como para entrar al Estadio Azteca esa noche. Realmente me emocionó mucho que hay tantos mexicanos que siguen el futbol americano. Eso para mí es otro de los lazos culturales que nos unen y para mí sería genial si la NFL podría poner aquí en México un equipo, eso me emociona mucho, esa posibilidad. Vamos a ver lo que se pueda hacer, porque aquí me parece que hay un mercado fenomenal para el deporte. Muchos mexicanos ya conocen. El otro día estuve caminando por el Bosque de Chapultepec, ahí de repente vi algunos chavos jugando el futbol americano. Qué sorpresa para mí como embajador de Estados Unidos estar aquí caminando en la Ciudad de México y de repente encontrar un partido de futbol americano. Ellos jugaban mucho mejor que yo jamás.

FA: ¿Béisbol, NBA?, te envidio. De repente de verdad yo veo el tenis, le entro a todo.

EMBAJADOR LANDAU: Bueno, sí, por eso la gente me dice: “Embajador, ¿cómo tiene usted tiempo de responder a los comentarios en Twitter?”, es que no me paso el tiempo viendo la televisión, los deportes. Yo sé que mi hijo en la temporada del futbol americano él se pasa los sábados viendo los partidos universitarios y los domingos, partidos de la NFL todo el día, desde el mediodía hasta la medianoche. Así que por lo menos en eso tengo oportunidad para hacer otras cosas. Pero para mí ha sido difícil también. Tú sabes que mucha gente cuando tú entras a una reunión para hacer como un “small talk” a qué equipo sigues, para mí siempre ha sido una vergüenza decir: bueno, tengo que inventar algo para que la gente no crea que soy como un robot o algo así, que tengo personalidad, porque me ha costado bastante. Pero bueno, uno escoge un equipo y después ya trato de cambiar un poco el tema para otros temas de los cuales sí sé un poco más. Pero yo sé que tú comenzaste tu carrera, ¿verdad?, en los deportes.

FA: Sí, escribía en el periódico del futbol, de deportes y demás.

EMBAJADOR LANDAU: ¿A qué equipo de NFL sigues tú?

FA: Me da pena, pero le voy a…

EMBAJADOR LANDAU: ¿No quieres perder como parte de tu audiencia?, yo sé, entonces…

FA: No, es que son malísimos. Le voy a Oakland, a los Raiders que ahora ya se mudaron a Las Vegas.

EMBAJADOR LANDAU: Exacto.

FA: Lo cual es una buena noticia, porque el viaje a Las Vegas es más corto que ir a San Francisco.

EMBAJADOR LANDAU: Entonces, tú no los ves como traidores por haber cambiado de ciudad. Tú vas a continuar siguiendo aunque ellos se fueron a otra parte.

FA: Sí me duele que hayan dejado Oakland porque es toda la historia, pero Las Vegas no me parece mala opción.

EMBAJADOR LANDAU: Ok. Que yo entienda, los partidos ahora van a ser virtuales, ¿verdad?, no va a haber espectadores para los inchas.

FA: En algunos estadios sí, en otros sí, como que depende el estado de cada equipo.

EMBAJADOR LANDAU: Pues una gran lástima, es una de las terribles cosas que hemos perdido, porque para mí ese tipo de eventos es algo que atrae a gente de todo nivel social en Estados Unidos, de diferentes razas, esas cosas son las cosas que nos unen como sociedad, cada vez tenemos menos de esas cosas, que cada quien hace, sobre todo con internet ahora uno puede encontrar como su grupito que solamente piensa como él y son más o menos del mismo, o ella. Creo que como sociedad es muy sano tener esas experiencias en común con personas que vienen de otros “backgrounds” y de otros perfiles. Me parece eso algo muy importante, que el deporte nos une a nivel nacional e internacional también.

FA: Completamente. Oye, platicábamos mucho de tus viajes, cómo has recorrido gran parte de la República Mexicana, nos decías 16 estados ya. A veces viajas también por la vía terrestre, en coche y demás. Cuando vas en esos trayectos, cuando quieres escuchar un poco de música, ¿cuál es la música que escuchas, que hay en el iPod, en el iPhone? ¿Qué es?, ¿country, heavy metal? Estaría padrísimo que fuera algún embajador metalero.

EMBAJADOR LANDAU: (Risas) Soy una persona bastante aburrida, no tomo, no escucho el heavy metal, no tengo mis deportes, así que para mí pasatiempos me gusta leer solamente y turistear. No, pero me gusta… yo soy todavía hijo de los años 70. Me gusta el rock pop de esa época, Elton John, ese tipo de música, Billy Joel. Esos son lo que realmente…

FA: Eric Clapton.

EMBAJADOR LANDAU: Exacto, ustedes han de decir: “Este ya es muy viejo”, pero para mí la música de los últimos veinte, treinta años no me interesa mucho, pero la música de mi juventud yo pienso que es la mejor música de los años sesenta y setenta, pero, me gustaría conocer la música mexicana de esa época también. Yo conocía algunas de las canciones de José José que se conocían en Sudamérica durante mi juventud, como el “Gavilán o paloma”. Me acuerdo que eso se cantaba mucho, se escuchaba mucho por la radio en el Paraguay en su época cuando yo era niño. No sé, esas canciones todavía me hacen volver a mis años de mi juventud. Yo creo que todos nosotros en cierto modo queremos volver a nuestras juventudes, a las cosas que nos acordamos de ese entonces, cuando yo salgo a pasear a los mercados, estuve en la Lagunilla el fin de semana pasado viendo, y siempre uno ve ahí como juguetes antiguos. Yo creo que para mucha gente encontrar como un juguete o algo que hace acordar a la juventud es algo a lo que la gente siempre le interesa.

FA: Sí. De todos los lugares, de todas las cosas que ha probado en México, ¿cuál ha sido tu platillo favorito?

EMBAJADOR LANDAU: Uy, ahí sí me voy a meter en problemas, porque cada estado aquí tiene su especialidad regional o local, pero bueno, ahí voy. ¿Sabes?, las chalupas de Puebla fueron para mí algo realmente inolvidables, y pues la carne asada de Sonora realmente. Le mando ahí a Tacos de Armando en Hermosillo, le mando un fuerte abrazo, a ustedes de allá. Realmente esa carne absolutamente excepcional. Ahora yo sé que los chihuahuenses me van a regañar y decir: “Embajador, ¿cómo puede ser esto?, usted no conoce nuestra carne”, pero uno de mis platillos también es el pescado a la veracruzana, me gustan todos esos sabores de Veracruz. Pero mira, me queda mucho por conocer todavía. No conozco los mariscos de Sinaloa, yo sé que tienen platillos. Conozco la tlayuda oaxaqueña, pero solamente la he probado aquí en la Ciudad de México. Tengo que ir a Oaxaca, me hace falta un viaje allá. Todavía me falta, por la pandemia obviamente he estado en casa. Voy a aprovechar ahorita, me van a conocer como el embajador de los viajes al interior. Me van a reclamar, yo estoy seguro, me van a decir: “Embajador, usted no trabaja, usted vino aquí de turista”. Y yo les digo, no es que yo esté subiendo fotos cuando estoy sentado aquí en mi escritorio haciendo llamadas o escribiendo cables a Washington analizando las cosas, yo subo cosas cuando hago cosas interesantes, que suele ser durante mis viajes. Pero también me gusta mucho. México es un país muy grande, México no solamente la Ciudad de México ni mucho menos, es uno de los países más grandes del mundo y la diversidad que tienen ustedes, obviamente Sonora nada que ver con Tabasco en todo sentido. Para mí es muy importante, para conocer el país, salir y visitar. Es muy limitado lo que uno puede conocer a través de la computadora, en reuniones Zoom, realmente para mí es muy importante tener esos contactos personales. Así que me da mucho gusto ahora que estoy comenzando ya a salir de nuevo. Ya sabemos los protocolos, me da mucho gusto cuando yo salgo. Ahora ya veo mucha más gente usando mascarillas. Estuve la semana pasada en el Mercado Sonora, aquí en la Ciudad de México, realmente la gran mayoría de la gente sí llevaba mascarillas, incluso las caretas, todo. Yo me sentía muy cómodo estar ahí, y obviamente nos tenemos que acostumbrarnos a esta nueva normalidad, porque no podemos estar… bueno, cada cual tiene su nivel de riesgo aceptable, y eso está muy bien, yo respeto eso. Pero para nosotros que estamos en categorías de alto riesgo, a mí me parece muy importante salir, apoyar a los comerciantes. Para mí, un embajador, a mí me pueden remplazar cualquier día. Yo no tengo una gestión de cierto número de años, así que si yo quiero aprovechar todo, cada día puede ser mi último día en este cargo, así que realmente para mí yo no quiero pasar un día entero, yo quiero ya salir y poder conocer más al pueblo de México.

FA: Una pregunta que sé que… sé que se nos está acabando el tiempo, pero le tengo que hacer la pregunta clave, que ha dividido incluso al país entero en México…

EMBAJADOR LANDAU: Oh-oh

FA: Es: ¿quesadillas con queso o sin queso?

EMBAJADOR LANDAU: Cuando me hacen esta pregunta en mis redes sociales yo tengo un gif que subo que es de Star Wars que dice “It’s a trap!” en esa no me voy a meter. Yo soy suficientemente buen diplomático para saber que… es como cuando me metí en la controversia de “¿es chopear o sopear?” el churro, así que hay ciertas cosas que yo creo que un extranjero debe quedarse bien calladito y ustedes se lo pelean entre los mexicanos, porque yo no me quiero meter en esa controversia.

FA: Muy bien.  Última pregunta, y esta también ha sido una constante, es: ¿cuándo abrirán los consulados?

EMBAJADOR LANDAU: Bueno, nunca han estado cerrados, siempre hemos dado servicios de urgencia para la gente. Si tienes una necesidad urgente de visitar Estados Unidos o cualquier otro trámite consular de urgencia, por favor, tenemos ahí un personal muy reducido de hecho. Me dio mucho gusto, hace ya casi un mes, comenzamos estamos gradualmente volviendo a traer el personal de vuelta a nuestros consulados. Comenzamos a hacer los trámites de renovación de visa. Entonces, si tú tienes una visa que todavía es vigente, pero ya se va a vencer pronto, o que se ha vencido dentro de los últimos 24 meses si quieres renovarla no tienes que venir para una entrevista. Esas visas sí ya las estamos tramitando. Lo que no estamos haciendo todavía, porque requiere una entrevista personal en el consulado y hasta ahora no tenemos las medidas para dar estas entrevistas, son la gente que requiere una visa que nunca la ha tenido o que se venció hace más de 24 meses. Poco a poco. Todo depende de la situación de salud pública, si podemos ya traer a más de nuestro personal de vuelta a la oficina, si podemos permitir a más gente que venga, que esté en la sala de espera, lo vamos a tratar de hacer, pero hasta que la situación de salud pública no llegue a ese nivel todavía no podemos comenzar a dar todos ese servicios como lo quisiéramos hacer. Así que realmente sería pura especulación, porque todo depende. Mira, esta cosa como todos sabemos es muy complicada. Esperemos, voy a tocar madera, te aseguro que tengo madera… Entonces, el problema es este, este es el coronavirus, esta es la piñata del coronavirus que me compré en el Mercado de Sonora, así que realmente no me culpen a mí si están enojados porque no pueden llegar a la visa, se tienen que comprar una de estas y pegarle bien duro, ¿ok? Esa yo creo es la mejor manera, ojalá, salir de esto.

FA: Muy bien. Pues embajador, te agradezco mucho tiempo, ojalá luego podamos armar otra sesión, poder platicar. Hay muchas preguntas justo de la gente y demás. Te seguimos viendo, espero que disfrutes muchos los viajes, que sigas conociendo.

EMBAJADOR LANDAU: Si tus oyentes y videntes tienen otras preguntas de manera consular, a lo mejor podemos hacer una entrevista o yo o alguno de mis cónsules para enfocarnos específicamente sobre estos temas.

FA: Sería sensacional.

EMBAJADOR LANDAU: Porque mucha gente tiene preguntas sobre estos temas.

Yo recibo más preguntas consulares que cualquier otra cosa, y yo lo entiendo. Yo he creado un sistema para ya pasar esas consultas y preguntas a mi equipo consular de mi cuenta de Twitter. Porque yo creo en el siglo XXI y tenemos que hacer la diplomacia como dije, de otro modo. Y la gente ahí si tiene una pregunta, lo quiere hacer ahí en redes y yo quiero poder contestar esas preguntas. No las puedo contestar todas yo personalmente, así que por eso he creado este sistema, pero me daría mucho gusto continuar este diálogo contigo alguna vez y contestar las preguntas de tu público.

FA: Buenísimo. Que tenga muy buena noche, muchas gracias.

EMBAJADOR LANDAU: Gracias a ti y gracias a todos los que nos oyeron y nos vieron. Ciao.

FA: Buenísimo, es el embajador Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en nuestro país. Muchísimas gracias por acompañarnos. Ya saben, si tienen preguntas consulares y demás vamos a hacer una sesión específicamente para eso. Hay muchas preguntas, hay muchas situaciones, lo entendemos, y justo por eso vamos a llevar a cabo el siguiente ejercicio para poder atenderlos y dar las respuestas que muchos de ustedes necesitan, que muchas personas necesitan sobre cómo tramitar los permisos, emergencias, temas personales y demás, pues justo el embajador aclara estas cosas. Se puede viajar a Estados Unidos por avión, es decir, la frontera está abierta por la vía aérea. Si se tiene algún caso muy particular o de emergencia se puede contactar también a los distintos consulados y atenderlos vía ese medio. Son dos temas interesantes, al menos creo importantes resaltar. Si tienen alguna pregunta en particular también acercarse precisamente a los consulados o a la embajada de Estados Unidos en México. Muchas gracias por acompañarnos, que tengan una muy buena noche. Nos vemos pronto, adiós.