Entrevista del embajador Christopher Landau en el programa “Así las cosas” de W Radio

Gabriela Warkentin y Javier Risco en entrevista con Christopher Landau, embajador de E.U en México

Gabriela Warkentin (GW), conductora: Es la voz del embajador de Estados Unidos aquí en nuestro país, el embajador Landau y de verdad me da muchísimo gusto poderlos saludar, embajador; soy Gabriela Warkenting, muy buenos días.

Christopher Landau (CL), embajador de E.U en México: Hola, Gabriela, buenos días y feliz cumpleaños, me dijeron que ayer fue tu gran día.

GW: Pues sí, exactamente, Embajador, ayer fue mi gran día.

Javier Risco (JR), conductor: Estuvo rebueno su cumpleaños, ¿verdad?, mi querida Gaby; una montaña de emociones, una montaña rusa de emociones.

CL: Un poco tarde, pero de todos modos te felicito; pero no es justo que hayas puesto ahí mi voz, no me gusta escuchar mi voz.

(Risas)

GW: Estás como yo, Embajador, porque a nosotros tampoco nos gusta, además hay que decir que la voz que tenemos Javier Risco y la mía, se parecen mucho; así que bueno, te podrás imaginar que tampoco nos gusta.

(Risas)

JR: Exactamente.

GW: Porque luego hay gente que dice “Eres Javier”, “No, soy Gabriela”,

JR: Y viceversa, y viceversa.

GW: Pero bueno, oye, Embajador, gracias por las felicitaciones, ayer, cumplir años en pandemia es muy raro, no es lo mismo.

CL: Es la verdad, es la verdad, cuando esto se termine tendrás una gran fiesta, supongo.

GW: Exactamente, así lo haremos, Embajador, acabas de cumplir prácticamente un año aquí con nosotros en México, 16 de agosto, ¿cierto?

CL: Así es y ha sido el mejor año de mi vida, realmente lo he gozado muchísimo aquí, es un puesto importante para nosotros y para México también, las relaciones entre los países son muy importantes para ambos; así que para mí ha sido un gran honor y un enorme placer también.

He podido conocer muchos rincones del país y a muchas personas, así que ha sido un año realmente inolvidable de mi vida.

JR: Sí, es que es muy diferente, Embajador, qué tal, te saluda Javier Risco, buenos días.

CL: Hola, Javier, qué tal.

JR: Es muy diferente visitarlo, turistearlo, que ya vivir, por supuesto el día a día en este país, con todas, todas las realidades que representa, que representa México.

¿Cuáles… con qué te has quedado de este año viviendo ya en nuestro país?, ya siendo embajador de Estados Unidos en México, ¿qué es lo que más te ha llamado la atención, qué subrayarías de esta relación entre estos dos países, embajador?

CL: Bueno, sobre todo la calidez de pueblo mexicano, que realmente me ha recibido con brazos abiertos y me ha dado experiencias inolvidables visitando muchas partes del país. Es un país enorme, como ustedes muy bien lo saben, con contrastes increíbles de montaña a playas, de desierto a selva, de ciudades a pueblitos, hay de todo en México.

Y obviamente para mí lo que más me gusta de mi trabajo, pues es recorrer el país y conocer diferentes partes; es verdad que ya lo conocía yo de turista desde hace muchos años, las partes más bien turísticas: la Riviera Maya, la Ciudad de México.

Pero ahora he tenido la oportunidad de conocer más a fondo otros lugares, algunos menos conocidos por los turistas de mi país y me encanta destacar la belleza humana, natural y de todo, de todos los rincones del país.

GW: Oye, embajador, nos pregunta por acá, varias personas dicen “Bueno, ¿por qué habla tan bien el español el embajador de Estados Unidos en México?” y bueno, tú tienes una historia con América Latina, que va, ahora sí que muy, muy atrás, embajador; cuéntanos un poco.

CL: Sí, es la realidad, mi padre también fue diplomático, yo nací en España, justamente él estaba trabajando para nuestra embajada en España en esa época. Después yo crecí en el Paraguay, mi padre fue embajador de Estados Unidos en Paraguay, Chile y Venezuela.

Así que yo crecí hablando el español, estudié en el Colegio Americano de Asunción del Paraguay cinco años, así que realmente es interesante porque lo aprendí de niño y nunca se me ha olvidado.

Yo soy abogado de profesión y realmente no usé mucho el español en mi trabajo durante 30 años de abogado, pero ahí siempre estuvo y entonces, bueno para mí es un enorme placer volver a hablarlo de nuevo y ojalá ahora se me está pegando un acento mexicano, no lo sé.

GW: Ahí va, poco a poco.

JR: Bien trabajado.

Y hay reacciones muy interesantes en este momento a través de redes sociales, sí, nos está preguntando nuestro auditorio “¿Es el tuitero?”, sí, también es el tuitero, es el embajador, que por lo menos ha expuesto muchísimas partes de la vida personal, pero también por supuesto de relación bilateral a través de las redes sociales.

¿Qué decir de esto, embajador, del uso de las redes sociales, de la manera en la que por lo menos usted ha hecho uso para comunicar, para comunicar desde lo rutinario, hasta acuerdos entre ambos países?

CL: Sí, la realidad, la parte básica del trabajo del embajador es ser comunicador, más o menos el mismo trabajo que hacen ustedes, yo trato de comunicar las posiciones de mi gobierno al gobierno mexicano y de explicar las posiciones al gobierno mexicano a las autoridades de mi país.

También de fomentar comunicación entre los sectores empresariales, de los dos países; de los sectores culturales, de todos los sectores de la sociedad.

Así que bueno, el Twitter y las redes sociales son una herramienta muy importante de comunicación en estos días y yo realmente no usaba redes sociales antes de llegar a México el año pasado y al llegar, yo salí con mi familia a Xochimilco el primer fin de semana y subí un tuit ahí estando en las trajineras y de repente recibí más de diez mil likes en ese tuit y yo nunca había recibido más que dos likes, y yo había subido un tuit algunas semanas atrás en mi cuenta personal y me dio mucha, mucha emoción recibir dos likes y de repente me di cuenta de la importancia de este medio de comunicación.

Desde entonces yo presenté a mi familia, yo creo que a la gente le interesa un poco saber lo que hace día a día un embajador y para mí ha sido muy interesante el compartir esta aventura con el pueblo mexicano.

GW: Sí, porque Embajador, además está buenísima la anécdota, pasaste de dos likes a diez mil

CL: De una semana a la otra.

GW: Exacto, eso se llama ser “tweet star”. Oye, embajador, hay un tema importante en esto que es la diplomacia virtual. De esto ya se ha hablado y se ha escrito desde hace algún tiempo y tiene que ver con que la diplomacia, que de pronto no era tan visible para el ciudadano común, nunca sabías exactamente qué estaba haciendo un embajador, qué estaba haciendo la embajada.

De repente la diplomacia virtual permite eso, empezar a ver el día a día de un embajador, como es tu caso, que subes asuntos muy cotidianos u otros, que tal vez lo hacen de manera más formal; pero si hay una visibilización diferente de lo que significa la diplomacia ya en estas plataformas.

CL: Cien por ciento y me da mucho gusto compartir, como dices, cosas de la vida cotidiana, pero también temas importantes a nivel internacional, diplomático. También yo creo que es importante que la gente me conozca un poco como persona, yo soy una persona bastante abierta y transparente y pues me gusta compartir todo lo que hago, la gastronomía, cuando salgo a los museos, a los mercados, mientras yo estoy descubriendo las riquezas del país.

Yo creo que a los mexicanos les gusta ver un poco su propio país por ojos extranjeros y a mí me gusta compartir todo lo que hago.

JR: Sin duda, estamos hablando con Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en México.

Embajador, hablando un poco de la agenda, de los temas que se ponen sobre la mesa en esta relación bilateral, la preocupación por supuesto de la crisis sanitaria que vivimos en este momento de Covid-19, pero también el tema de la inseguridad, también se ha convertido en algo que no se puede no voltear a ver en esta relación entre México y Estados Unidos.

Cuéntanos un poco de esta agenda, de las preocupaciones de Estados Unidos en México.

CL: Sí, bueno, cuando yo llegué el año pasado, yo declaré que tengo tres prioridades principales: la economía, la seguridad, y la migración. Y obviamente esos temas están todos entrelazados, porque mientras haya una mejor situación económica yo creo que eso mejora la situación de migración y de seguridad.

Así que bueno, francamente ahora con la pandemia tenemos este nuevo tema de salud, donde estamos coordinando y trabajando con el gobierno mexicano para tratar de asegurarnos de mejorar las condiciones de salud en ambos países, pero a la vez también–yo creo que es muy importante–asegurarnos que esta crisis sanitaria no desate una peor crisis económica.

Y para mí ha sido muy importante estos últimos meses, ya dar el mensaje que por lo menos nosotros, que no estamos en la categoría de alto riesgo, tenemos que aprender a vivir en una nueva normalidad, porque esto no se va a ir de un día para otro, tenemos que estar ya saliendo, obviamente de manera responsable, siguiendo los protocolos sanitarios; pero tampoco nos podemos quedar en confinamiento por un tiempo indefinido.

Así que por ahora yo creo que lo más importante es tratar obviamente de buscar una vacuna y que esté disponible en ambos países; pero bueno, estoy muy preocupado por la situación económica en todo el mundo, pero obviamente entre nuestros países, también.

GW: Sí, embajador y como dices, estos tres ejes: economía, seguridad, migración y pensamos, por ejemplo, hablas de la economía, pero también pensamos en el tema de migración, esto también está sucediendo en todo el mundo a raíz de la pandemia, a raíz también de problemas económicos.

Y además se prevén nuevos flujos de migrantes en todo el mundo y evidentemente también van a pasar de–por ejemplo–Centroamérica, además a través de México para tratar de llegar a Estados Unidos.

¿Podemos prever una situación compleja en ese sentido?

CL: Yo me temo que sí, y por eso me preocupa mucho la situación económica, porque hay que dar a la gente oportunidades de quedarse en su tierra y trabajar ahí; así que me parece, esto es muy importante, también para mí es una gran prioridad tratar de encontrar modos para que la migración sea legal.

Y mecanismos y programas para ordenar la migración, porque la migración descontrolada, estamos aquí hablando ahora de migración de todas partes del mundo, de Centroamérica, pero también de África, de Asia, que vienen a México para entrar a Estados Unidos; eso no le conviene México, ser como un imán para gente de todo el mundo, tratando de llegar ilegalmente a Estados Unidos.

Así que yo creo que a los dos países nos conviene cooperar para asegurar que no sea así, porque también hay mucho abuso de esa gente. Es un viaje muy peligroso, la delincuencia organizada se ha metido en todo el movimiento de personas de manera ilegal, es atroz, a la gente se le pone en camiones; sobre todo en esta época de pandemia, realmente es algo muy, muy peligroso y eso es parte del mensaje.

Pero también de manera positiva tenemos que encontrar maneras de disuadir la migración para incentivar a la gente de quedarse en su tierra y además aquellos que quieren viajar a Estados Unidos, que tengan una manera legal de hacerlo y de trabajar allá dignamente y con las protecciones apropiadas allá.

GW: Sí, porque ahorita que te escuchaba, embajador, pensaba también que justo por temas de pandemia y temas de economía, etcétera, hemos dejado de hablar mucho en los medios, por ejemplo, de la migración, hay que decirlo abiertamente.

Tal vez hace un año hablamos muchísimo de la migración porque estaba ahí, pero el que no hablemos de ella no hace que desaparezca, eso queda clarísimo.

La pregunta que te iba a hacer es justamente, ¿ustedes lo tienen en la agenda todo el tiempo, cuando hablas con las autoridades mexicanas?, o sea ¿el tema de la migración está ahí en la agenda?

CL: Bueno, sí, por supuesto, la migración bajó bastante en los primeros meses de la pandemia, porque la gente, todo el mundo comenzó a quedarse en casa, pero ya ha subido bastante estos últimos meses y lo que hemos visto francamente en los últimos meses, que es una diferencia, es que la migración mexicana ahora, la migración de indocumentados mexicanos es su nivel más alto en los últimos diez años, que me parece algo muy preocupante para ambos países.

Y creo que eso refleja las dificultades económicas aquí en México, obviamente las tenemos allá también en nuestro país, es un momento delicado para todos, pero por eso estamos tratando de fomentar el desarrollo económico, no solamente en nuestro país, pero también en México, porque obviamente nos conviene, como vecinos de México, que México sea un país próspero.

Y por eso yo justamente estoy en comunicaciones constantes con el gobierno mexicano, para ver cómo atraemos más inversión a México de todo el mundo, realmente tenemos ahora un momento dorado de atraer inversión, sobre todo desde China y el lejano Oriente, de vuelta a Norteamérica, que nos conviene a todos.

JR: Sin embargo, a ver embajador, había dicho incluso que era complicado hablar justamente de inversión con la coyuntura, con el contexto de inseguridad que se vivía en este país.

CL: Sí, bueno es obvio que es difícil atraer inversión si los inversionistas ven un panorama de inseguridad, así que es importante trabajar sobre ese tema, es absolutamente parte de nuestra agenda para ver cómo podemos colaborar, porque realmente es un problema compartido, el problema del narcotráfico, sobre todo.

JR: ¿Qué están haciendo?, dicen “Es un problema compartido, estamos poniendo el tema sobre la mesa”, ¿qué está haciendo en este momento el gobierno mexicano y el gobierno estadounidense?, particularmente en el tema de la inseguridad y el crimen organizado, ¿qué colaboraciones están haciendo?

CL: Bueno, hemos tenido una muy buena colaboración este año en el tema de extradiciones, que es importante, que nosotros allá estamos enjuiciando a esta gente que manda estas drogas a nuestro país, también para mí ha sido una gran prioridad enfocarme en el tema del control de armas que pasan ilegalmente de Estados Unidos a México.

Yo reconozco que esa es una parte del problema, yo creo que es importante para tratar de resolver un problema, es importante de primera mano el reconocer que hay el problema en primera instancia; pero tampoco eso no va a resolver todo el problema, pero yo creo que es una parte importante, porque obviamente el poder de los narcotraficantes depende, está basada sobre el dinero y las armas.

Entonces para derrotarles hay que parar el flujo de dinero y de armas, y estamos en eso, no es cosa fácil, porque tenemos una frontera de tres mil kilómetros entre nuestros países y francamente no es siempre fácil, obviamente parar el flujo de drogas hacia el norte, el flujo de armas y dinero hacia el sur.

Pero en eso estamos y hemos colaborado, yo creo de una manera muy buena, obviamente la pandemia nos ha complicado la vida a todos, pero esto sigue siendo una cohesión de vida o muerte para muchos de nuestros ciudadanos.

GW: Sí, oiga, aprovecho nada más, es que aquí nos escribe un tuitero David Daniel “No deben chacotear con el embajador, es una falta de respeto”, el embajador tiene un buen sentido del humor, creo que nos podemos reír perfectamente bien y no es jamás una falta de respeto y creo que es parte también, embajador, de una nueva forma de entenderse públicamente, que uno puede reír y uno puede pasarla bien y eso no significa…

JR: No sé si el embajador use la palabra “chacotear”, es algo que hay que decirlo, no es una palabra tan común, embajador el “chacoteo”.

CL: No, esa palabra francamente no la conocía, bueno, como dije yo aprendí el español en otras tierras, así que siempre hay expresiones típicas de un país, por ejemplo “mi chamba” es una expresión que no conocía y bueno, hay cosas así.

Mira, a veces hay gente que me critica en redes diciendo “Usted no se comporta como un embajador” y yo digo bueno, la gente tiene una cierta visión y yo siempre quiero comportarme con la dignidad que requiere mi puesto, pero eso no quiere decir que tenga que ser distante. Yo creo que uno puede ser abierto y amable y poder reír, pero también hay cosas serias.

GW: Coincido plenamente, no pasa nada si nos reímos, además en este programa nos encanta reírnos y eso es también lo que le da un poco de sabor a la vida.

Embajador, veía yo unos tuits tuyos de apenas hace unos días y que tienen que ver con la frontera entre México y Estados Unidos, sobre todo los cruces fronterizos y leo una preocupación importante tuya de decir “Había unas colas gigantescas”, incluso nuestro corresponsal de W Radio que está en Tijuana, nos mandaba unas fotografías donde se veía la cantidad de coches para poder cruzar de un lado al otro de la frontera.

Y lo que decías tal cual es “Tenemos que tomarnos en serio lo que está pasando con la pandemia, no movilizarnos de esa manera”.

Embajador, ¿qué fue lo que te llamó la atención de lo que pasó este fin de semana?

CL: Bueno, es que ha habido un problema de que, sobre todo los ciudadanos estadounidenses, que ahora son más o menos el 90 por ciento de los que están cruzando la frontera–terrestre estamos hablando–y en este momento que estamos en una pandemia, tenemos restricciones, justamente en la zona fronteriza para evitar los contagios.

Pero nosotros no tenemos en este momento la autoridad legal de prohibir la salida o la entrada de nuestros propios ciudadanos. Así que les estamos tratando de mandar el mensaje, “por favor, este no es el momento de ir de compras al otro lado de la frontera, o de ir a un restaurante”, ese momento vendrá, pero estamos siempre postergando la llegada de ese día, porque no se está mejorando la situación de salud.

Y ahora nuestros agentes fronterizos están poniendo su atención en asegurarse que el tráfico esencial, es decir, el tránsito del comercio, que eso sigue, pero mientras la gente sigue cruzando esta frontera internacional para viajes no esenciales, eso va a postergar el día que se normalicen las cosas allá.


Así que yo he llamado, sobre todo a mis conciudadanos, de por favor respetar los protocolos y las medidas que se han puesto en el lugar para tratar de superar la pandemia.

JR: Claro, a ver, embajador, por supuesto uno de los temas de la agenda nacional en este año ha sido la visita de López Obrador a Washington al presidente Donald Trump, ¿cambió algo en la relación México-Estados Unidos después de esta visita, embajador?

CL: Bueno, yo creo que siempre es muy importante que los presidentes de ambos países se conozcan porque hay tantos temas importantes para ambos países en la agenda y yo creo, todos lo sabemos a nivel personal, cuando tú has conocido a alguien y le has dado la mano, ya es mucho mejor cuando tengas que hablarle por teléfono, ya sabes más o menos con quién estás hablando.

Me parece, por eso imprescindible que siempre se conozcan, no importa quién esté en Palacio Nacional o quién esté en la Casa Blanca, es importante a nivel institucional que tengamos esas relaciones personales entre nuestros presidentes.

Y ellos se encontraron–yo creo–muy chistoso, porque todo el mundo decía que ellos se iban a pelear y que íbamos a tener pésimas relaciones entre estos dos presidentes, pero al contrario, ambos se entienden muy bien y hay una simpatía, ambos están tratando de resolver temas muy importantes en ambos países.

Y yo creo que es algo muy importante y fue un gran éxito la visita.

GW: Embajador, nos están escuchando muchas personas que se dedican al sector turístico y obviamente, como sabes bien, en todo el mundo, pero para un país como México, la caída en el turismo es brutal y es brutal también para la economía.

CL: Sí.

GW: ¿Cómo hacer?, porque te escuchaba y decías, por un lado necesitamos empezar a salir y hemos visto, por ejemplo, fotografías tuyas que dices “Vamos al cine”, y estamos haciendo cosas, por otro lado también decir “Sí, pero no queremos que se saturen las fronteras y lo que pudo haber pasado el fin de semana”.

¿Cómo combinar esto?, para por ejemplo, sí empezar a movernos también y tratar de reactividad algo tan fundamental, como es el turismo, embajador.

CL: Sí, tienes toda la razón y es un mensaje un poco complicado, ahora, porque sí yo creo que sí hay que comenzar a salir, yo he comenzado a salir, justamente como dices, en viajes, pero siempre observando los protocolos sanitarios, yo he ido a hoteles y los hoteles sí tienen protección.

Obviamente tienen un nivel, solamente pueden tener el 30 por ciento de huéspedes, de capacidad, pero nosotros todavía les estamos aconsejando a nuestros conciudadanos a nivel nacional que todavía no es momento de visitar México.

Yo quisiera ya que se cambie esa advertencia, porque creo que sí con las precauciones adecuadas, me parece importante que haya un turismo digamos controlado, no un flujo desordenado de personas, pero sí que la gente ya comience a salir de una manera responsable para reactivar, no solamente la economía, pero la vida normal de las personas.

Para mí el daño psicológico del confinamiento es muy importante, es importante que la gente pueda salir y yo creo que es importante que se arranque el sector turístico, siempre bajo estos protocolos sanitarios.

Así que es una gran preocupación para mí también y estamos en comunicación con las autoridades mexicanas y también con las autoridades estadounidenses, para ver cómo podemos llegar a un punto donde podemos ya quitar esa advertencia, y ayudar, y apoyar la reapertura turística.

Yo quiero ser el turista número uno para recorrer todos los rincones del país. De los 32 estados de la República, yo he visitado 18, así que todavía faltan bastantes, me faltan otros 14.

JR: Exactamente, embajador. Embajador, para ir cerrando esta conversación, ¿cómo se vive de una campaña política desde el exterior?, hoy, esta semana es la gran semana republicana, la semana de Trump, y bueno, ¿cómo se vive estando ahí de manera paralela y siendo testigo de primera línea?

CL: Bueno, es interesante, yo como embajador, obviamente represento todo el país, no solamente a un partido, así que yo no me puedo meter en asuntos partidarios en este cargo, así que yo no me meto en esas cuestiones ahora en este trabajo.

Pero es importante destacar que la relación entre Estados Unidos y México es una relación tan importante, que va mucho más allá del presidente, quién sea el presidente, quién sea el embajador; que realmente depende de los miles, de millones de personas en ambos países, que tienen amistades o familia al otro lado de la frontera o negocio y eso es lo que yo siempre trato de promover, que hayan todas esas relaciones y que no sea solamente que tengamos relación a nivel político.

Yo soy muy optimista sobre el futuro de las relaciones entre México y Estados Unidos, justamente porque yo creo que nuestros pueblos se conocen ahora mucho mejor de lo que hace treinta, cuarenta o cincuenta años, y yo creo que eso va a ir mejorando cada año.

GW: Embajador, de todo te hemos visto, diríamos acá, eres de buen diente, te gusta comer.

CL: Ya no me peso, porque realmente…

(Risas)

GW: Luego vemos que pones algunas cosas, que digo “Sí está probando un poco de todo”, ¿qué te ha sorprendido de cosas que has comido?, comida mexicana que decías “Híjole”, incluso “Había venido de vacaciones, no había algo como esto”.

CL: Bueno, hay tanta variedad gastronómica del país y eso siempre me encanta, cada región tiene su propio platillo, todavía no me voy acostumbrando a los chapulines y a las cosas más exóticas, los escamoles, todavía es un poco difícil, creo que más bien a nivel psicológico; pero realmente yo creo que la gastronomía es una parte importante de la cultura mexicana, realmente es algo muy distinto al Taco Bell que se conoce en mi país.

Eso para mí ha sido realmente muy agradable, de compartir mis aventuras gastronómicas y nunca sabía que había tanta variedad de tacos, francamente.

De todo, ahora no sé si vieron, la tlayuda ganó esta competencia internacional de la comida callejera. Yo nunca había probado una tlayuda hasta ese momento, para mí…

JR: La probó esa misma noche, o sea salió… “Mándame traer una tlayuda”, porque la probaste esa misma noche.

CL: Exacto y justamente este pasado fin de semana en el mercado de Jamaica compré las tlayudas oaxaqueñas, encontré un puesto vendiendo tlayudas y dije: “Esto se impone ahora, en este momento” y se me antojó y realmente para mí ha sido una gran revelación todas las comidas mexicanas, sobre todo las regionales de comer carne asada en Sonora; comer cabrito en Monterrey; comer tlayudas en Oaxaca; bueno, hay de todo.

Y espero continuar esa parte de esta aventura comiendo por todo el país.

GW: Pues embajador, la verdad es que qué placer haber platicado estos minutos contigo y la verdad es que creo que como tú dices, también es importante ver y escuchar lo que nos ocupa, lo que preocupa y sobre todo en una relación tan compleja y tan intensa, como es la relación México-Estados Unidos.

Gracias, embajador por estos minutos.

JR: Gracias.

GW: Gracias, Embajador.

CL: Sí, cómo no, al contrario, gracias a ustedes por la invitación y espero que tengan un buen día y también a sus oyentes, un fuerte abrazo a todos.

GW: Muchísimas gracias, embajador.

CL: Okay.

GW: Adiós, muchas gracias, es el embajador de Estados Unidos en México, que por supuesto si no lo siguen en Twitter, síganlo en Twitter, hay algunas preguntas más operativas, más de consulado, que por supuesto las vamos a pasar, pero tienen que ver más con asuntos de visas y demás asuntos, más como trámites, así las cosas esta mañana.

JR: Al menos aprendió hoy el chacoteo, la chacota.

GW: Nunca falta, “Oye, no, el embajador no se puede uno reír”, se puede uno reír con quien sea, además, yo siempre he dicho que reírse también es una muestra de tener una inteligencia sana y poderte reír un poco.

Así que, qué bueno que el embajador tiene sentido del humor y qué bueno que la podemos pasar bien un ratito.