Energía: Hoja Informativa

La relación entre México y los Estados Unidos en materia energética es un promotor económico importante en ambos países.  México es actualmente el tercer mayor abastecedor de petróleo de los Estados Unidos y éste país es el primer abastecedor de gasolina y gas natural de México.  Por simples razones de geografía, México es un socio obvio para lograr nuestras metas de sustentabilidad.  Compartimos una frontera de más de 3,000 kilómetros, recursos acuíferos, especies animales terrestres y marinas, personas y recursos energéticos, tales como la formación de esquistos de Eagle Ford en los Estados Unidos y la Cuenca de Burgos en México.  Seguiremos trabajando con México, como lo hemos hecho por décadas, para preservar los hábitats, la explotación segura de recursos y proyectos conjuntos de investigación.  Aumentaremos nuestra colaboración en todos los aspectos del cambio climático.  Los Estados Unidos y México están comprometidos con el desarrollo seguro, eficiente y justo de reservas energéticas transfronterizas bajo las normas más estrictas de seguridad y ambientales.

Los Estados Unidos y México comparten las mejores prácticas en cuanto al desarrollo responsable y consciente del medio ambiente, de recursos de gas no convencionales, al igual que en desarrollar energía renovable, eficiencia energética, comercio transfronterizo de electricidad, mercado bilateral de energía renovable y desarrollo bajo en emisiones.  La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional continúa asistiendo a México en el desarrollo de una Estrategia Baja en Emisiones y para promover la adopción de tecnología energética renovable y eficiente.

Tanto los Estados Unidos como México se han comprometido a reducir la dependencia de combustibles fósiles y han liderado el uso creciente de energía renovable.  En julio de 2014 entró en vigor el Acuerdo de Hidrocarburos Transfronterizos entre México y Estados Unidos, que promueve la exploración conjunta y el desarrollo de reservas de hidrocarburos que cruzan nuestra frontera marítima en el Golfo de México, y fortalece la seguridad energética en América del Norte.

En la reunión del DEAN en enero de 2015, nuestros gobiernos acordaron, por primera vez, agregar la cooperación en materia de energía al plan de trabajo del mecanismo.  Los Estados Unidos y México mejorarán la comunicación y colaboración entre nuestras agencias energéticas, aumentarán la cooperación regulatoria, facilitarán el movimiento de equipo energético a través de nuestra frontera, compartirán datos técnicos e información disponibles de manera pública sobre oportunidades de inversión en el sector y mejorarán programas educativos y de formación de capacidades, incluidos la capacitación de reguladores energéticos para apoyar la reforma en México.  También continuaremos los esfuerzos para promover la energía renovable y compartir estrategias para desarrollar emisiones bajas.

México encabeza el grupo de trabajo sobre eficiencia energética dentro de la Asociación de Energía y Clima de las Américas (Energy and Climate Partnership of the Americas – ECPA), que es una iniciativa de dirigentes del Hemisferio Occidental acogida durante la Cumbre de las Américas de 2009.  Seguiremos apoyando el liderazgo de México en la ECPA, al ser el anfitrión de la próxima reunión ministerial a principios de 2015.

México también será el anfitrión de la Sexta Reunión Ministerial sobre Energía Limpia (CEM) en 2015.  Estos foros internacionales importantes promueven el despliegue de energías limpias y reducen los impactos del cambio climático de tecnologías energéticas en el Hemisferio Occidental y en todo el mundo.  México y los Estados Unidos colaboran mediante iniciativas multilaterales del CEM para compartir conocimientos y llevar a cabo investigación sobre eficiencia energética e integración del sector eléctrico en cuanto a energía renovable y tecnologías de retícula inteligentes.  Estas iniciativas están dando apoyo a las reformas energéticas de México a través de asistencia técnica con fundos de los Estados Unidos, apalancados por fundaciones no gubernamentales.

Con respecto a la energía limpia y la reducción de emisiones, México ha cooperado con varios estados de la Unión americana, incluido California, con el que firmó un acuerdo bilateral para promover inversiones en energía limpia.  El documento, firmado en julio de 2014 por el  Gobernador Jerry Brown y el Secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, alienta los esfuerzos conjuntos para desarrollar y utilizar energía renovable, biocombustibles y otras tecnologías de energía limpia, así como integrar a Baja California al mercado energético de California.

Con el DEAN, prosperamos juntos.