Consulado en Tijuana

United States Consulate General in Tijuana Building
United States Consulate General in Tijuana Building

El Consulado General de los Estados Unidos en Tijuana administra la relación bilateral en el sitio más poblado e interconectado de toda la región fronteriza México-Estados Unidos donde California y Baja California se unen. Aquí, los lazos de familia, lenguaje, historia y negocios son fuertes. A pesar de las preocupaciones sobre violencia, existe una extensa cooperación transfronteriza en muchas áreas y un amplio sentimiento de que Tijuana y San Diego son una sola región, muy dinámica, donde el bienestar económico de ambos es interdependiente.

La representación consular de los Estados Unidos en Baja California comenzó el 24 de Agosto en 1886 cuando el Gobierno de los Estados Unidos nombró a Francis Andonargui como agente consular en el puerto de Ensenada, bajo la jurisdicción del Consulado de los Estados Unidos en La Paz (ahora capital de Baja California Sur). Al siguiente año, esta agencia consular fue elevada al rango de Consulado. Comunicados oficiales de estos años versan sobre temas diversos incluyendo embarcaciones estadounidenses naufragadas en costas bajacalifornianas, extradición de criminales, cruces fronterizos, y protección consular a ciudadanos americanos en el extranjero.

El Consulado en Ensenada fue reemplazado por el Consulado de los Estados Unidos en Tijuana en 1940, mismo que fue ascendido al rango de Consulado General en 1960. Este Consulado se mudó a un edificio nuevo en 1964 ubicado en la Colonia Hipódromo mismo que fungió como la plataforma para la diplomacia estadounidense en la región hasta inicios del 2011 cuando el personal consular se mudó al edificio recién construido con tecnología de punta ubicado en la Mesa de Otay.

A lo largo de más de 125 años de cooperación en Baja California, el Consulado de los Estados Unidos se ha convertido en una parte integral de la comunidad y un importante interlocutor en las relaciones entre México y los Estados Unidos.