El Presidente Donald J. Trump mantiene su promesa de renegociar el TLCAN

“Estados Unidos… finalmente ha pasado la página a décadas de acuerdos comerciales injustos que sacrificaron nuestra prosperidad y enviaron lejos a nuestras compañías, nuestros trabajos y la riqueza de nuestra nación.” – Presidente Donald J. Trump

Una Promesa Mantenida: El Presidente Donald J. Trump está cumpliendo su promesa de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para que todos los trabajadores estadounidenses puedan beneficiarse.

 

  • El Gobierno ha conseguido un acuerdo comercial preliminar entre los Estados Unidos y México, que moderniza y reequilibra la relación comercial para reflejar las realidades del siglo XXI.
    • Este acuerdo creará un comercio más recíproco que hará crecer la economía, respaldará empleos bien remunerados para los trabajadores estadounidenses y protegerá la propiedad intelectual estadounidense.
    • El acuerdo preliminar es una ganancia mutuamente beneficiosa para los agricultores, ganaderos, trabajadores y negocios de América del Norte.
  • El Presidente Trump está cumpliendo, tras años de promesas por parte de los políticos de arreglar el TLCAN.
    • Esta es la primera vez que se renegocia un acuerdo comercial moderno de Estados Unidos.
  • El acuerdo preliminar beneficiará a los trabajadores estadounidenses, la fabricación estadounidense y la agricultura estadounidense, mediante disposiciones que incluyen:
    • Nuevos requisitos de “reglas de origen” para incentivar miles de millones al año en la producción de partes de automóviles y vehículos en Estados Unidos, apoyando empleos con salarios altos.
    • Los estándares laborales más estrictos y plenamente ejecutables que los de cualquier otro acuerdo comercial.
    • Nuevos compromisos para reducir las políticas de distorsión del comercio de productos agrícolas.
    • Mejoras que permiten al sector de la alimentación y la agricultura comerciar de manera más justa.
    • Protecciones fuertes y eficaces de la propiedad intelectual.
    • Las disciplinas más fuertes en el comercio digital que las de cualquier acuerdo internacional.
    • Las obligaciones de transparencia más sólidas que las de cualquier acuerdo comercial de Estados Unidos.

Modernizar el TLCAN: El TCLAN de 24 años de antigüedad estaba desactualizado y desequilibrado, perjudicando los empleos y los negocios estadounidenses.

  • Muchos estadounidenses se han visto perjudicados por fábricas cerradas, trabajos exportados y promesas políticas rotas resultantes del antiguo TLCAN.
  • El TLCAN ha contribuido a nuestro creciente déficit comercial anual de bienes, que aumentó de US$ 115.000 millones en 1993, un año antes de la implementación del TLCAN, a casi US$ 800.000 millones en 2017.
    • Estados Unidos pasó de un superávit comercial de bienes de US$ 1.600 millones con México a un déficit comercial de bienes de US$ 70.000 millones durante ese mismo período.
  • El antiguo TLCAN incluye muchas disposiciones obsoletas que no se han actualizado para reflejar los estándares modernos, las nuevas tecnologías o la economía global del siglo XXI.

 Negociando para el Trabajador Estadounidense: El Presidente Trump ha convertido en una prioridad de su Gobierno reemplazar los acuerdos injustos con el comercio libre, justo y recíproco.

  •  Desde que asumió el cargo, el Presidente Trump ha emprendido múltiples negociaciones comerciales además del TLCAN que beneficiarán a los trabajadores estadounidenses.
  • El Presidente Trump llegó a un acuerdo con la Comisión Europea para trabajar en la consecución de cero aranceles, aumentar las exportaciones de energía, reducir las barreras no arancelarias y abordar el comercio desleal.
  • Manteniendo otra promesa de su campaña, el Gobierno Trump ha logrado con éxito enmiendas clave al acuerdo comercial con Corea del Sur para fortalecer nuestra base de fabricación.

Texto original en el sitio de la Casa Blanca