Discurso del Encargado de Negocios John S. Creamer durante el 25 aniversario de FUMEC

Buenas tardes,

 

William C. Harris, Presidente de la Junta de Gobierno de FUMEC; Silvia Hernández, Vicepresidente de la Junta de Gobierno de FUMEC; Guillermo Fernández, Director Ejecutivo de FUMEC; Distinguidos invitados, damas y caballeros.

Quiero darles la bienvenida a todos ustedes. Esta noche conmemoramos una ocasión muy especial. Estamos aquí reunidos para celebrar el vigésimo quinto aniversario de la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia – FUMEC.

Se podría decir que estamos celebrando las bodas de plata entre los Estados Unidos y México en pro de la educación científica, el empoderamiento, la innovación, y el desarrollo económico.

Cuando FUMEC se fundó en el año 1993, vimos muchos avances en el campo de la ciencia, incluyendo la introducción del Procesador Intel Pentium al mercado, y la publicación del código fuente de la World Wide Web, haciendo del Internet un bien accesible para todos.

También, recuerdo diversos lanzamientos espaciales exitosos, y que cuatro estadounidenses recibieran los premios Nobel en Química y Física respectivamente. También en ese año, el Congresista George Brown Jr. promovió la creación de esta Fundación en el marco de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Y me da mucho gusto ver lo lejos que ha llegado esta Fundación. Su impacto y su legado al encontrar soluciones a retos y problemas científicos que compartimos México y los Estados Unidos son nada menos que extraordinarios.

FUMEC es un socio vital para la Embajada y quiero reconocer el trabajo colaborativo con la administración del Presidente Enrique Peña Nieto a lo largo de su sexenio. Y esperamos seguir trabajando estrechamente con la siguiente administración en temas que apoyen el desarrollo económico y social de nuestros países. Quiero resaltar un ejemplo de nuestra estrecha cooperación.

El 18 de enero del año en curso, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT) organizó el Primer Encuentro Anual de Nodos Binacionales de Innovación (NoBIs). Durante dos días, sus miembros discutieron en diversas mesas redondas las maneras en cómo podrían aplicar en México del modelo estadounidense Innovation-Corps.

Los corps permiten a los científicos identificar oportunidades viables para sus productos que puedan emerger de la investigación académica. Los avances que emergen del programa favorecerán las vidas de muchas personas en ambos lados de la frontera.

Otro rubro importante de nuestra cooperación es la seguridad de la salud. Los acuerdos como el de la Red de Vigilancia de la Influenza o el de la de Preparación en Emergencias y Capacidad de Respuesta, permiten mejorar nuestra capacidad de acción en emergencias de salud pública, mejorando así nuestra seguridad regional.

Finalmente, el trabajo realizado por Incubadora FUMEC ha contribuido al empoderamiento de las mujeres emprendedoras, al igual que en brindar apoyo a pequeñas y medianas empresas que son dirigidas o propiedad de mujeres. A través de sus programas de innovación, reconocidos a nivel internacional, más de ciento cuarenta y siete programas (147) han sido incubados, con sesenta y nueve por ciento de ellos que se han convertido en empresas sostenibles y lucrativas. En resumen, el impacto de FUMEC es extraordinario.

 

Mientras la Fundación continúa identificando oportunidades de cooperación entre nuestros países, juntos tejemos una red más amplia de contactos que beneficiarán a futuras generaciones y contribuirán al desarrollo científico y tecnológico de México y los Estados Unidos.

Una vez más, felicidades por estos 25 años. Esperemos que sean 25 más y así poder celebrar las bodas de oro. Continúen con este excelente trabajo. Ahora quiero invitar al Presidente de la Junta de Gobierno de FUMEC, William C. Harris, a que me acompañe en el podio= y nos comparta unas palabras. Muchas gracias.