Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas

DECLARACIÓN DE LA VOCERA HEATHER NAUERT

2 de noviembre de 2017

Alrededor del mundo, los periodistas con frecuencia trabajan con gran riesgo para su persona al reportar sobre temas que impactan las vidas de individuos en todas las sociedades. Ellos sacan a la luz los abusos y la corrupción, exponen las amenazas que representan las organizaciones del crimen transnacional, y combaten la desinformación y la propaganda que propagan narrativas falsas. Los esfuerzos periodísticos llevan a cabo un papel indispensable en el funcionamiento saludable de nuestra propia democracia y sostienen los valores democráticos alrededor del mundo.

Debido a su profesión, los periodistas con frecuencia están bajo amenaza de aquellos que desean silenciarlos. En muchas partes del mundo, los crímenes contra los periodistas quedan impunes.

En Siria, los periodistas locales e internacionales han sido atacados y asesinados mientras reportaban sobre el conflicto. En Venezuela, el gobierno arbitrariamente cierra medios de información como castigo por reportar hechos o llevar una línea editorial crítica del régimen. Las fuerzas de seguridad y los colectivos armados que acosaban y atacaban físicamente a los periodistas durante las protestas este año siguen impunes.

En Irak, los trabajadores de los medios reportan actos de intimidación, amenazas de muerte y acoso. En Sudan, el gobierno arresta, acosa e intimida a los periodistas con impunidad. En Uganda, funcionarios de gobierno intensificaron sus acciones contra la libertad de expresión, incluyendo a través de la intimidación de periodistas. En Nigeria y Sudán del sur no hay evidencia de rendición de cuentas de la policía u otros oficiales que han abusado de periodistas. Por tercer año consecutivo, Somalia tiene el peor récord mundial de asesinatos de periodistas sin resolver.

En Rusia, persiste la falta de progreso en la rendición de cuentas por el asesinato de periodistas de alto perfil.

En Turquía, los responsables de atacar periodistas o medios independientes reciben mínimas penas. Esta impunidad ha sido exacerbada por el uso del sistema judicial para atacar a los medios independientes.

En Azerbayan, nueve de cada diez ataques físicos contra periodistas quedan impunes.

Junto con otros en la comunidad internacional, continuaremos trabajando para eliminar la impunidad en los crímenes contra profesionales de los medios. En este Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, Estados Unidos renueva su dedicación a promover una prensa libre, profesional e independiente en el mundo, y abogar por la rendición de cuentas de aquellos que socavan la prensa libre con amenazas, intimidación y violencia.