Declaración del Secretario de Estado Rex Tillerson y el Secretario de Seguridad Interior John Kelly en el Diálogo Bilateral en la Ciudad de México

Traducción extraoficial de la declaración publicada por el Departamento de Estado.

Ciudad de México, a 23 de febrero de 2017 – Concluimos una muy productiva sesión de reuniones con nuestras contrapartes, el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong; Secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray Caso; Secretario de la Defensa Nacional General Salvador Cienfuegos Zepeda; Secretario de la Marina, Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz; Secretario de Hacienda y Crédito Público José Antonio Meade Kuribreña; y el Procurador General Raúl Cervantes Andrade.

En el curso de nuestras reuniones dialogamos sobre el rango de retos y oportunidades en la relación Estados Unidos–México. Aunque nuestras naciones comparten una muy larga historia, nuestra visita tuvo miras al futuro, centrándose en intereses comunes que nos harán avanzar en la seguridad y el bienestar económico.

En nuestras reuniones, reconocimos que en una relación llena de colores vibrantes, dos naciones fuertes y soberanas en ocasiones tendrán diferencias. Escuchamos de cerca y pacientemente los unos a los otros al tiempo que paciente y respetuosamente comentamos nuestras respectivas preocupaciones.

Nuestras conversaciones abarcaron el rango completo de temas bilaterales, reafirmando la cercana cooperación en temas económicos y comerciales, energía, migración, seguridad, educación, y lazos de persona a persona. Acordamos que nuestros países aprovecharán la oportunidad para modernizar y fortalecer nuestra relación comercial y energética.

También reiteramos nuestro compromiso compartido de mantener la ley y el orden a lo largo de nuestra frontera compartida, parar a terroristas potenciales, y desmantelar redes criminales internacionales que transportan drogas y personas hacia Estados Unidos. De manera similar, subrayamos la importancia de detener el flujo ilegal de armas de fuego y dinero al por mayor hacia México. No es equivocado que la procuración de la justicia importa en los dos lados de nuestra frontera compartida.

Reconocemos la cooperación existente Estados Unidos-México para limitar la migración irregular, al asegurar la frontera sur de México y al apoyar los esfuerzos de Guatemala, Honduras, y El Salvador – a través de la Alianza para la Prosperidad y el trabajo con organizaciones como el Banco Interamericano de Desarrollo– para reducir la violencia y estimular las oportunidades económicas en la región.

Finalmente, ambas partes acordamos la importancia de fortalecer los mecanismos institucionales existentes. Las reuniones fueron la continuación de un intercambio productivo y propositivo que sentará un camino para ambas naciones hacia una mayor seguridad y prosperidad de largo plazo.

Ambos, el Secretario Kelly y yo, esperamos la reunión con el Presidente Peña Nieto.

# # #

Boletín oficial en la página del Departamento de Estado