Declaración de la Portavoz sobre Nicaragua

La repugnante violencia política de la policía y los provocadores a favor del gobierno contra el pueblo de Nicaragua, en particular los estudiantes universitarios, ha conmocionado a la comunidad internacional democrática. Como nación que apoya la libertad de expresión como un derecho humano y civil, Estados Unidos condena la violencia y la represión propagadas por el gobierno de Nicaragua y el cierre de los medios de comunicación. La Administración se une a la comunidad internacional en llamados a un diálogo amplio y apoyo para el pueblo de Nicaragua, que anhela la libertad de expresión política y las verdaderas reformas democráticas que tanto se merecen.