Declaración conjunta de los Estados Unidos de América, la República de Corea y Japón

El presidente Donald J. Trump, el presidente Moon Jae-in y el primer ministro Shinzo Abe se reunieron el 6 de julio en Hamburgo, Alemania, para conversar sobre la grave y cada vez mayor amenaza que representan los programas nucleares y de misiles balísticos de la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte). Los tres líderes condenaron el lanzamiento sin precedentes realizado el 4 de julio por Corea del Norte de un misil balístico con alcance intercontinental, una escalada mayor que viola directamente múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que demuestra claramente la creciente amenaza que Corea del Norte representa para Estados Unidos, la República de Corea (Corea del Sur) y Japón, así como para otros países en todo el mundo. Los líderes afirmaron la importancia de trabajar juntos para contrarrestar la amenaza que plantea Corea del Norte y de conseguir la desnuclearización total, verificable e irreversible de la península coreana de una manera pacífica, que es un objetivo compartido por los tres países. También hicieron el compromiso de continuar la cooperación para aplicar la presión máxima a Corea del Norte para que cambie su curso, se abstenga de realizar actos provocativos y amenazadores y que tome las medidas necesarias para regresar a un diálogo serio sobre desnuclearización. Los tres líderes recalcaron que  ellos, junto con el resto de la comunidad internacional, están listos para ofrecer un futuro brillante a Corea del Norte si elige el curso correcto. Estados Unidos, Corea del Sur y Japón nunca aceptarán una Corea del Norte con armas nucleares. 

El presidente Trump, el presidente Moon y el primer ministro Abe decidieron presionar por la pronta adopción de una nueva resolución del Consejo de Seguridad con sanciones adicionales para demostrar a Corea del Norte que habrá graves consecuencias a sus acciones desestabilizadoras, provocativas e intensificadas. Además, pidieron a la comunidad internacional que se apliquen pronta y completamente todas las resoluciones del Consejo de Seguridad y se tomen medidas que reduzcan las relaciones económicas con Corea del Norte. Asimismo, los tres líderes hicieron un llamado a las naciones fronterizas con Corea del Norte a hacer mayores esfuerzos para convencer al régimen norcoreano de que abandone su actual curso amenazador y provocativo, y para que de inmediato tome medidas para su desnuclearización y suspenda su programa de misiles balísticos.

Los tres líderes subrayaron su compromiso para continuar fortaleciendo sus respectivas alianzas y para asegurar que continúen aumentando sus capacidades para impedir y responder a cualquier ataque por parte de Corea del Norte. Ellos se comprometieron a seguir impulsando la cooperación trilateral en materia de seguridad ante la amenaza planteada por Corea del Norte. El presidente Trump reiteró el compromiso inquebrantable de Estados Unidos para defender a Corea del Sur y Japón usando la gama completa de su capacidad convencional y nuclear.