Declaración conjunta de las delegaciones mexicana y estadounidense

LIII Reunión interparlamentaria México-Estados Unidos

 

Los integrantes de la delegación de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión de México y de la delegación del Congreso de los Estados Unidos de América ante la LIII Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos, en cumplimiento con lo acordado el día 5 de junio de 2017, en la Ciudad de México, convinieron la siguiente:

Declaración conjunta

 

  1. Convencidos de la importancia de la relación bilateral entre nuestros países, y de los estrechos vínculos históricos, económicos y culturales consolidados durante los 192 años de relación, nos congratulamos por la celebración de la Quincuagésima Tercera Reunión Interparlamentaria México-Estados Unidos. También consideramos que la celebración constante de estas reuniones es una muestra de entendimiento, respeto y cooperación, así como de la disposición de ambas naciones para dialogar en busca del beneficio mutuo.
  2. Reconociendo que la interdependencia económica, política y social entre ambos exige la formulación de una agenda integral, amplia y renovada que siente las bases para el desarrollo sostenible de la región, las delegaciones celebramos la disposición de los dos órganos legislativos de continuar trabajando en el desarrollo de una política bilateral acorde a las necesidades de cada nación y con un espíritu de respeto mutuo.
  3. Los representantes de ambos congresos reafirmamos que el respeto a la soberanía, la democracia, el Estado de Derecho y el respeto a los Derechos Humanos deben ser los pilares sobre los que se construya la relación bilateral y sobre los que se genere la cooperación.

Migración y seguridad humana

 

  1. Convencidos de que la migración es un fenómeno que conlleva efectos positivos como el aumento de la competitividad, la generación de ingresos, mejoras económicas y un mayor entendimiento cultural, ambas representaciones afirman que es necesario impulsar medidas que fortalezcan la complementariedad de los mercados laborales de América del Norte.
  2. Ambas partes están convencidas de que la migración es un fenómeno global y se pronuncian en favor de que, de manera constructiva, se busquen soluciones y se impulsen estrategias regionales que promuevan el desarrollo como un medio para disminuir los impactos negativos de los flujos migratorios.
  3. Ambas delegaciones enfatizan su compromiso para generar mecanismos conjuntos que permitan gestionar, de manera ordenada, protegiendo el patrimonio de los individuos y con pleno respeto a los Derechos Humanos, la creciente ola de flujos migratorios y de desplazados, originada por factores múltiples, como la inestabilidad política, la creciente desigualdad económica, la escasez de recursos naturales, entre otros.
  4. Las delegaciones mexicana y estadounidense manifiestan su interés en que se respeten los Derechos Humanos de los migrantes, particularmente durante los procesos de detención y repatriación.

Relaciones Económicas y Comerciales entre México y Estados Unidos

  1. Tomando en consideración la intensa relación económica y comercial que mantienen ambos países, las cadenas productivas que se comparten y las sinergias intrarregionales que se han generado, ambas partes coinciden en la conveniencia de elevar los niveles de cooperación para impulsar acciones que faciliten la coordinación de actores involucrados en materia de comercio, logística y transporte.
  2. Teniendo en cuenta la necesidad de mejorar las condiciones económicas de la región, los representantes de ambos países reafirman su voluntad para avanzar en la armonización de las reglas que fortalezcan los lazos de complementación económica, la seguridad del comercio y la creación de empleos en ambos países.
  3. Por ello, ambas delegaciones hacen votos para quelos posibles cambios que se hagan al TLCAN – incluyendo la modernización del acuerdo – sean ejemplo del robustecimiento de una zona comercialque involucre nuevos rubros estratégicos como todas las formas de energía, incluyendo las energías limpias y el comercio electrónico y que, al mismo tiempo, sea benéfico para los trabajadores y promueva la protección del ambiente con el objetivo de generar un desarrollo sostenible. También expresan la disposición de las partes para que el proceso de hacer cambios al TLCAN sea una oportunidad para combatir el comercio desleal y las prácticas que generen la distorsión del comercio.

Cooperación en materia de seguridad

  1. Ambas partes reconocen el carácter multidimensional de los problemas de seguridad, así como su transversalidad, que obliga a intensificar elentendimiento mutuo, el intercambio de información y la colaboración institucional en materia de salud, combate a la pobreza, a la desigualdad y a la corrupción para fortalecer los mecanismos de cooperación existentes en dicha materia, respetando en todo momento el Estado de Derecho.
  2. Ambas delegaciones manifiestan su convencimiento de que la seguridad nacional de cada uno de los países se encuentra íntima y mutuamente vinculada y manifiestan su convicción para abordar los temas de combate al crimen organizado desde sus orígenes, especialmente contra el tráfico y consumo de drogas, el comercio ilegal de armas, el tráfico y la trata de personas, así como la lucha contra el terrorismo, con un enfoque de corresponsabilidad.
  3. Tomando en cuenta los retos comunes en materia de seguridad, que implican una amenaza para la estabilidad de la región, ambas delegaciones reafirman su compromiso de continuar y fortalecer la coordinación para combatir estos fenómenos que lastiman a las sociedades, y generar los marcos legales que propicien una cooperación eficaz, faciliten el intercambio de información, promuevan la paz, y protejan el patrimonio y la vida de los individuos.

Frontera para el Siglo XXI

  1. Ambas partes manifiestan su convencimiento de que nuestra extensa frontera es un elemento prioritario en la relación bilateral, por lo que reafirman su compromiso con el fortalecimiento de mecanismos que permitan consolidar este espacio como una zona de encuentro que potencie la interconexión, la competitividad y la seguridad mutua.
  2. Conscientes del gran flujo de personas y bienes que cruzan diariamente por la frontera, ambas partes recomiendan mantener una intensa cooperación que mejore la infraestructura fronteriza en aspectos como cruces aduaneros, vías férreas, puentes y carreteras, así como agilizar los procedimientos de certificación e inspección en las aduanas para mejorar la operatividad, la seguridad y la capacidad de esta zona, con el objetivo de impulsar la competitividad y fortalecer las cadenas productivas regionales.
  3. Las delegaciones de ambos países coinciden en que la frontera es, además de una zona de encuentros económicos, un ecosistema indivisible; por lo tanto, ambas partes se comprometen a garantizar el cumplimento de los derechos ambientales, la protección y conservación de la biodiversidad y los espacios naturales protegidos de la región, con base en las disposiciones legales de cada país y los instrumentos jurídicos internacionales.
  4. Ambas delegaciones acuerdan el establecimiento de un grupo de trabajo bilateral, designado por las mismas, que dé seguimiento a los acuerdos y asegure la continuidad de los trabajos durante los cambios de legislaturas. Al efecto, se propone como fecha de reunión de este grupo de trabajo en el próximo mes de agosto del año en curso.

Ambas delegaciones acuerdan que la siguiente reunión interparlamentaria tenga lugar en los Estados Unidos, durante el año de 2018.

Firmado en la Ciudad de México, a los 5 días del mes de junio de 2017.