Declaración conjunta – Cumbre Trilateral

Cumbre Trilateral – Colombia, Estados Unidos y México

 

En la ciudad de Cartagena de Indias, el 6 y 7 de diciembre de 2017, se celebró la Cumbre Trilateral contra el Crimen Organizado Transnacional, entre el Fiscal General de la Nación de Colombia, Néstor Humberto Martínez Neira, el Fiscal General de los Estados Unidos de América, Jeff Sessions y el Procurador General Encargado de los Estados Unidos Mexicanos, Alberto Elías Beltrán, con el propósito de renovar el compromiso existente de cooperación jurídica internacional y profundizar estrategias conjuntas de lucha contra la delincuencia transnacional organizada.

En desarrollo de la reunión, los tres fiscales evaluaron diversos fenómenos criminales vinculados con el crimen organizado, tales como el narcotráfico, el lavado de activos, la corrupción y el tráfico de personas, que han afectado la seguridad y prosperidad en las Américas, por lo cual los fiscales han acordado que resulta necesario redoblar los esfuerzos de cada país y robustecer la cooperación entre ellos para efectivamente combatir este flagelo.

En tal sentido, los tres países tienen previsto desarrollar y compartir estrategias para efectivamente combatir y desmantelar estructuras de crimen organizado, y así exitosamente enfrentar los múltiples retos que representa el crimen organizado transnacional.

Particularmente, los tres países tienen previsto capitalizar las capacidades colectivas de sus entidades de cumplimiento de la ley a través de:

1.- Agilizar el intercambio de información en tiempo real entre los organismos de investigación criminal de los tres países, utilizando canales de comunicación de sus entidades de cumplimiento de la ley en lo posible.

2.- Priorizar y colaborar en la interdicción de cargamentos de narcóticos y sus recursos y productos ilícitos.

3.- Participar en estrategias investigativas, en lo posible, para desmantelar efectivamente organizaciones criminales transnacionales.

4.– Aumentar el intercambio de buenas prácticas para investigar y procesar de manera más efectiva a las organizaciones criminales transnacionales.

5.– Desarrollar programas conjuntos de formación y capacitación para los actores del sector público responsables de las investigaciones y judicializaciones penales, enfocadas particularmente en el crimen organizado, tráfico de narcóticos, lavado de dinero, decomiso de bienes y corrupción pública.