Flag

An official website of the United States government

Damos un gran paso para el manejo de las aguas residuales en Cali-Baja para el bienestar de la gente
Declaración del Embajador Ken Salazar
4 MINUTE READ
enero 11, 2024

Damos un gran paso para el manejo de las aguas residuales en Cali-Baja para el bienestar de la gente de esta comunidad binacional 

 

Tijuana, 11 de enero de 2024 – Al iniciar el proyecto de la Planta de Tratamiento de San Antonio de lo Buenos, nuestros países dan un gran paso para atender el reto compartido del manejo y el tratamiento de aguas residuales que por largo tiempo ha afectado a las comunidades fronterizas de la región de California-Baja California (Cali-Baja).

 

Con la Acta 328 de la Comisión Internacional de Límites y Agua (CILA), la cual entró en vigor en 2022, nuestros países se comprometieron a invertir casi 500 millones de dólares en distintos proyectos en la región de San Diego y Tijuana para abordar el flujo de basura, sedimentos y aguas residuales hacia el Océano Pacífico.

 

Estados Unidos ha destinado más de 300 millones de dólares para invertirlos en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de South Bay para atender este reto común.  El presidente Joe Biden ha solicitado recursos complementarios al Congreso de los Estados Unidos para avanzar con esta obra. 

 

Con estas acciones, protegemos el bienestar de nuestras naciones y avanzamos en el cuidado del medio ambiente y las especies locales, promoviendo el mejoramiento del entorno.

 

Reconozco a las autoridades del Gobierno de México y de Baja California por avanzar en los acuerdos del Acta 328, la cual reafirma el compromiso compartido para generar la infraestructura necesaria para la conducción, el tratamiento y la disolución de las aguas residuales del río Tijuana.  En la medida en que estas acciones se sigan profundizando en México, mayores serán los beneficios para nuestras naciones.

 

La comunidad de Cali-Baja encarna nuestra integración y lo interconectadas que están nuestras naciones a través de las familias, los lazos comerciales y un medio ambiente compartido.  También nos recuerda que debemos trabajar juntos para abordar los retos comunes, como sucede con las aguas residuales en esta región, sabiendo que al reafirmar nuestro compromiso seremos capaces de encontrar soluciones a cualquier desafío que enfrentemos.