“Cooperación, Amistad y Prosperidad Puebla-EE.UU.”- Participación del Emb. Landau en videoconferencia

4 de agosto de 2020

Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México: Muchísimas gracias. ¡Qué placer y qué honor para mí estar esta tarde de vuelta con mis amigos poblanos y poblanas!

En especial, quisiera agradecer a mi amiga, la secretaría de Economía, Olivia Salomón. Realmente, ustedes en Puebla tienen un lujo de secretaría de Economía; me recibió muy bien a mí y a mi familia y a mí.

Yo visité Puebla por primera vez, apenas en febrero de este año; tuve una visita oficial de dos días, ahí me reuní con el señor gobernador, con la secretaria; me ofrecieron una excelente cena allá en Cholula, creo que era San Andrés Cholula. Sé que hay dos Cholulas, pero se me confunden a veces.

Pero ahí tienen un magnífico centro cultural, una cena de lo más elegante en un espacio abierto, con un concierto infantil para comenzar que realmente me conmovió este video que me acaban de mostrar, también me ha conmovido.

Ahí tuve el gran placer de poder conocer a algunos de los líderes empresariales del estado, de todo tipo, desde las grandes empresas, las medianas y las pequeñas empresas porque para mí la fundación de una relación entre pueblos, obviamente como lo dijo Benito Juárez es el “respeto al derecho ajeno”; pero también tiene mucho que ver con los lazos comerciales y económicos y es muy importante establecer y fortalecer esos lazos.

Y, obviamente, nosotros como país vecino, queremos ver a México próspero y seguro. Nos conviene como vecinos, amigos y socios comerciales. Así que, para mí realmente es un gran placer estar aquí estar con ustedes.

Y he podido… Como estuve en febrero, después ya quise volver con mi familia porque había tanto bonito (sic) para ver en Puebla. Así que, decidimos regresar un fin de semana, en marzo justamente antes de la pandemia fue nuestro último viaje antes de la pandemia.

A la pobre secretaria Olivia, yo la llamé un viernes en la noche diciendo que yo quería volver a Puebla para presumirlo a mi familia y me dijo: “Embajador, le vamos a ayudar a planear algo muy bonito. ¿Cuándo tiene usted pensado?”. Yo le dije: “Mañana de mañana”. Así que, la pobre secretaria realmente nos organizó un agenda espectacular.

Visitamos los talleres de Talavera de la Reina, allá en Puebla, para ver esa artesanía tradicional y tan reconocida a nivel mundial. Incluso, nos ofreció la oportunidad de pintar algunos artefactos nosotros mismos; el mío salió el peor de todos, los de mis hijos creo que quedaron maravillosos, pero también pudimos tomar un recorrido más a fondo de la ciudad.

Pero realmente, para mí Puebla es un lugar muy mágico, porque ese viaje para nosotros fue muy especial. Yo no me daba cuenta aún de lo que iba a hacer la pandemia; supongo que casi ninguno de nosotros hubiéramos atrevido a pensar que esto duraría tanto tiempo y sería tan duro.

Pero mi esposa, sí. Más o menos se daba cuenta que este era el último fin de semana que podríamos salir de la ciudad. Así que, ella quiso aprovechar e hicimos un poco de todo, incluso salir a gozar unos churros al lado de la catedral, recorrer los mercados allí por el Callejón del Sapo, comprar unas cositas.

Ustedes, realmente tienen gente muy talentosa en todo: en artesanías.

En las industrias también puede visitar fábricas del siglo 21, la fábrica de Rassini logré visitar ahí también la Biblioteca Palafoxiana, que realmente para mí es uno de los lugares insólitos del mundo, donde esos libros se han conservado cinco siglos y realmente en estado perfecto, sin toda la ayuda artificial que hay en otras bibliotecas del mundo.

Ustedes allá en Puebla tienen un clima absolutamente perfecto para preservar los libros y muy interesante lo que están haciendo para mantener los libros y un lugar de muchísima cultura, la Catedral.

Tuve la gran oportunidad de conocer un poco algunas de las capillas más un poco desconocidas allá atrás, pero también fue la última vez que me fui a una misa presencial, justamente ahí a mediados de marzo.

También me dio mucho gusto poder celebrar a la familia Jenkins de Puebla, que para mí ellos representan la amistad y la cooperación entre nuestro pueblos.

El señor Jenkins vino a México, hizo una fortuna, pero la fortuna la invirtió otra vez en esta, su segunda patria. Y hasta el día de hoy esta gran fundación sigue invirtiendo en el futuro de Puebla y de México.

Así que para mí ellos son… esa familia es un símbolo viviente de los lazos entre nuestros pueblos.

Por supuesto una visita a Puebla no sería completa sin tomar el campo de batalla del 5 de mayo, también los túneles de la pirámide de Cholula.

Realmente hicimos un poco de todo, pero sí conozco la ciudad de Puebla, pero me falta aún mucho para conocer el estado de Puebla.

Estoy muy ansioso de volver, ojalá ustedes me digan cuándo ya van a comenzar a abrir de nuevo algunos de los hoteles, porque yo vengo con mucho placer, siempre sé que tengo amigos y amigas allá en el gran estado de Puebla.

Y por supuesto no me olvido de su gran gastronomía, de las chalupas en especial, las cemitas, los tacos árabes. Ahí tienen un poco de todo en Puebla, obviamente en esta época los chiles en nogada.

Yo creo que quisiera hablar unos minutos nada más sobre las relaciones entre nuestros países y después qué podemos hacer en especial con el estado de Puebla.

Las relaciones entre Estados Unidos y México son muy buenas en este momento, el presidente López Obrador, como ustedes bien lo saben, acaba de visitar al presidente Trump en la Casa Blanca, una visita muy exitosa hace algunas semanas.

Realmente como ambos mandatarios dijeron, nadie pensaba que se llevarían bien, pensaban que iba a ser una relación muy tensa, pero ambos se respetan, se entienden muy bien y tuvimos una visita muy exitosa.

Hemos podido cooperar en muchas materias, y realmente fue un gran momento de celebración por la entrada en vigor de este tratado T-MEC, que yo creo que va a… estamos construyendo sobre las bases del TLCAN, pero ya modernizándolo, y haciéndolo más justo y ojalá dé más certidumbre a los inversionistas.

Yo creo que Puebla tiene en especial un rol muy importante a jugar… bueno, su base industrial ahí, realmente me impresionó mucho conocer no solamente a la parte colonial de Puebla, del centro, pero salir un poco y ver toda la nueva construcción, los rascacielos que se han hecho en los últimos años, creo que Puebla sabe atraer a los inversionistas del extranjero.

Francamente, yo creo que ahora ambos pueblos vamos a tener que hacer todo lo que podamos para reanimar la economía. Eso del Covid ha sido muy duro y yo he estado en comunicación con la secretaria Olivia a través de estos últimos meses, sobre todo en los primeros meses fue muy difícil porque nosotros no teníamos alineados a nuestras industrias esenciales.

Y nos dimos cuenta de qué tan integrados estamos. Es realmente impresionante el grado de integración de nuestras economías; y cuando nosotros cerramos industrias allá, ustedes también aquí en México y Puebla; pero algunas de las industrias que se consideraban esenciales allá, no se consideraban esenciales acá.

Así que, para nosotros fue un gran reto tratar de preservar esas cadenas de valor y de suministro que se han creado entre nuestros países a través de los últimos 20 ó 30 años y lo logramos.

Gracias a Dios, que yo sepa, ninguna planta en ningún lado de la frontera tuvo que cerrar por falta de componentes provenientes del otro país, pero fue un proceso bastante improvisado.

Y, como la secretaria Olivia, que está sonriendo, ella sabe muy bien que nosotros a veces tuvimos conversaciones, hubieron momentos muy tensos porque obviamente a todos los gobiernos, en ambos lados de la frontera y en todo el mundo, tuvimos que proteger antes que nada la salud de nuestros pueblos; pero también hay que reconocer, y yo creo que lo reconocimos, que es parte de una sociedad sana y una economía vibrante.

Entonces, el reto para nosotros sobre todo para el gobierno del estado y los gobiernos de las naciones era cómo mantener cierta actividad económica sin poner en riesgo innecesario a las personas.

Yo creo que fuimos aprendiendo, cada semana aprendimos más; y al fin y al cabo, yo creo que llegamos a un lugar donde pudimos abrir las fábricas de una manera prudente, obviamente no con el cien por ciento de personal. Hay que mirar al personal vulnerable y hay que asegurar el distanciamiento social y el uso de mascarillas y otro tipo de medidas para que no se sigan extendiendo los contagios.

Pero tampoco nos podemos quedar de manera indefinida confinados en casa hasta que haya una vacuna, porque quién sabe cuándo será eso.

Entonces, para mí fue un gran éxito al fin y al cabo, porque logramos hacer no solamente a nivel de los gobiernos federales, pero también el gobierno estatal de Puebla.

Y les felicito otra vez. Yo creo que nos ayudó mucho. Tenía una amistad, una excelente relación profesional con la secretaria y así pudimos hablar siempre con total franqueza.

Ahora, el gran desafío para nosotros, como lo destacaron nuestros presidentes en la Casa Blanca hace algunas semanas, es cómo podemos construir sobre esa base que nos brinda el tratado porque el nuevo tratado en sí no va a fomentar la inversión.

El nuevo tratado es necesario para fomentar la inversión, pero no es suficiente; también tenemos nosotros que hacer esfuerzos para atraer inversiones y tenemos que… sobre todo en estos momentos de crisis económica, creo que es muy importante destacar para los inversionistas que sus inversiones son bienvenidas, que se les protege bajo un Estado de Derecho y que no se van a cambiar las reglas del juego. Creo que eso es importante para cualquier nación.

Pero yo creo que aquí, en este momento, ambos países… Bueno, la región de Norteamérica, tenemos una gran oportunidad dorada de atraer de vuelta inversiones que sean igual que en otras partes del mundo, como muy bien lo dijo la secretaria.

China, muchos se fueron a China en los últimos años y tenemos ahora una ventana de oportunidad que no va a estar abierto mucho tiempo más. Así que, espero que ustedes en Puebla, como en otros estados de México, puedan ya elaborar e implementar de la estrategia, porque no nos conviene estar aquí hablando de estas oportunidades durante años y años, porque esa ventana se va a cerrar.

Estuve hablando con unos empresarios estadounidenses que me dijeron: “Ah bueno, sabes que muchas empresas estadounidenses que están operando en China, ahí les están tocando sus puertas los gobiernos de Vietnam, de la India”, es la verdad.

Sus competidores son muy agresivos y México no puede básicamente esperar hasta que vengan los inversionistas a tocarles a ustedes la puerta, ustedes tienen que salir y mostrar lo que es México, las oportunidades que hay aquí, la mano de obra educada, profesional.

Y francamente creo que algunos de los mejores “salesmen” para ustedes podrían ser las empresas que ya han invertido en Puebla. Digamos, los Volkswagen, para que los del Gobierno lo esté diciendo, pero que la gente realmente que ha invertido allá y que ha tenido la experiencia de cómo es ser inversionista en Puebla, hablen con los otros inversores potenciales y que se les diga cómo es hacer un negocio en Puebla.

Y no solamente estoy hablando de inversiones en fábricas o manufactureras, también la economía del siglo XXI va a ir mucho más en la dirección de servicios. Hay que buscar también cómo atraer inversiones, a lo mejor mejor pagadas para trabajos a nivel de promover, de dar servicios a la gente, sobre todo en el sector tecnológico.

Pero realmente hay muchos sectores, el sector salud yo creo también es otro sector donde después de la pandemia yo veo muchas oportunidades.

Yo no soy experto en eso, soy abogado, pero me parece que Estados Unidos y China, esa relación yo creo no importa lo que pase políticamente en Estados Unidos, yo creo que va a continuar.

Por eso creo que México en general y Puebla en especial tienen una gran oportunidad ahora.

Yo quisiera ayudarles, ustedes aquí, los poblanos y las poblanas tienen un muy buen amigo en la Embajada de Estados Unidos, una persona que se siente muy cercano a su gran estado y que ha gozado mucho de su hospitalidad.

Así que yo estoy convencido, sobre todo con sus instituciones educativas, que ustedes tienen un enorme potencial, es un estado rico en recursos naturales y también en recursos humanos.

Y yo espero poder trabajar de manera muy estrecha con ustedes en muchas materias, como bien lo dijo la secretaria, a mí lo que más me gusta de mi trabajo es salir de la Ciudad de México, recorrer el país, conocer lugares que no conocía, así que espero conocer ya muy pronto a los pueblos mágicos, avísenme cuando hayan hoteles que estén abiertos.

Yo ya estoy listo para salir de la ciudad, he estado aquí en casa casi cuatro meses. Creo que hay mucha gente también que ya está lista, a lo mejor no quieran salir a hacer un gran viaje a la playa o algo, pero a lo mejor ya comienzan a hacer algo un poco… un viaje de fin de semana para ver cómo va la cosa, porque yo creo que la gente ya está enfadada de estar en la casa.

Yo creo, francamente ustedes aquí, en las regiones cercanas a la Ciudad de México tienen muchas oportunidades para atraer a personas, sobre todo para los fines de semana, comenzando gradualmente con el turismo nacional y después expandiendo, pero para mí sería un gran privilegio y placer apoyarles.

Y como les digo, Puebla tiene un lugar muy importante en mi corazón, así que les agradezco otra vez la invitación a estar con ustedes el día de hoy.

Y a ver, gracias, muchísimas gracias a Olivia y gracias a todas las autoridades estatales de Puebla, a los y las empresarias de Puebla.

Cualquier preocupación que tengan, cualquier cosa en que yo y la misión que presido esperamos que nosotros podamos apoyar.

Sé que ahora va a hablar mi colega en algunos minutos, mi colega comercial, Mery Vargas, que les va a platicar un poco de manera en qué podamos cooperar en forma comercial.

Así que bueno, qué placer estar con ustedes el día de hoy. Muchísimas gracias.