Arnoldo Rueda Medina, alias La Minsa enfrenta cargos federales en Dallas por distribución de cocaína y metanfetamina así como lavado de dinero

WASHINGTON – Arnoldo Rueda Medina, conocido por diversos alias, incluyendo “La Minsa” llegó a los Estados Unidos el viernes 27 de enero para enfrentar cargos criminales en conexión a su posición prominente en “La Familia Michoacana”, anunciaron el fiscal John Parker del Distrito Norte de Texas y Clyde E. Shelley, Jr. el agente especial a cargo de la oficina de campo en Dallas de la Agencia Antidrogas (DEA).

Rueda Medina de 47 años se presentó por primera vez en una corte federal en Dallas la tarde del viernes ante el juez magistrado David L. Horan por cargos detallados en una segunda acusación realizada por un gran jurado federal del Distrito Norte de Texas en septiembre de 2010 que acusa a Rueda Medina de un cargo de posesión de metanfetamina y cocaína con intención de distribuls, así como un cargo de conspiración por lavado de dinero.

El 25 de febrero de 2010 el Departamento del Tesoro sancionó a Rueda Medina bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin) por su involucramiento en el tráfico de drogas. Esta ley bloquea toda propiedad y bienes que se encuentren bajo jurisdicción estadounidense que sean propiedad o estén controlados por importantes capos del narcotráfico que hayan sido designados por el presidente. La ley también prohíbe que ciudadanos y empresas estadounidenses lleven a cabo cualquier transacción con Rueda Medina y virtualmente congeló todos sus bienes en los Estados Unidos.

“Este caso y otros similares alrededor del país demuestran que cuando trabajamos en conjunto con nuestros socios en la procuración de justicia tanto aquí como en México, podemos llevar a los líderes del narcotráfico ante la justicia”, dijo el fiscal Parker. “Ese es el punto del programa de las Fuerzas de Tarea para Aplicar la Ley contra Organizaciones Criminales y las Drogas (Organized Crime Drug Enforcement Task Forces o OCDETF)”.

“Los esfuerzos infatigables para capturar y extraditar a este individuo por los hombres y mujeres de la DEA, de la Oficina del Fiscal del Distrito Norte de Texas, así como nuestros socios en procuración de justicia del área de Dallas-Fort Worth y de México son incontables”, dijo el agente especial Shelley.

El cargo de la División de Dallas del Distrito Norte de Texas alega que aproximadamente de septiembre de 2008 al 21 de octubre de 2009, Rueda Medina y otros 13 sospechosos acordaron la compra de cocaína y metanfetamina de fuentes afiliadas con el cartel mexicano del narcotráfico “La Familia Michoacana”, acordaron trasportar multiples kilogramos de estas drogas desde Michoacán y otras locaciones hasta el norte de Texas y otras partes, y transportaron dólares provenientes de la venta de esas drogas a Michoacán para pagar el transporte.

El cargo también alega que durante el mismo tiempo Rueda Medina y los 13 sospechosos coordinaron la entrega de la ganancia por la venta de drogas, y la usaron para rentar residencias en el norte de Texas que posteriormente fueron usadas para almacenar tanto drogas como el efectivo, y dispusieron de las ganancias de una manera y con la intención de promover o asistir la conspiración.

Un cargo federal es una acusación por un gran jurado federal y es un documento formal que notifica al sospechoso de los cargos. Todas las personas acusadas se presumen inocentes hasta que se les demuestre su culpabilidad. De ser encontrado culpable por la conspiración de drogas, Rueda Medina enfrentaría una sentencia legal por no menos de diez años y hasta cadena perpetua en una prisión federal, así como una multa de hasta 4 millones de dólares. De ser encontrado culpable de lavado de dinero, Rueda Medina enfrenta una sentencia legal máxima de 20 años en una prisión federal y una multa equivalente a lo que resulte mayor: 500 mil dólares o el doble del valor de la propiedad involucrada en la transacción.

El caso fue investigado por la DEA, el Departamento de Policía de Dallas y el Departamento de Policía de Garland, el Servicio de Alguaciles Federales, la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza y la Agencia de Investigaciones sobre Inmigración y Aduanas del Departamento de Seguridad Interna prestaron apoyo. La Oficina de Relaciones Internacionales del Departamento de Justicia también brindó apoyo en traer al acusado a los Estados Unidos para enfrentar los cargos.

El Departamento de Justicia extiende su agradecimiento al gobierno de México por su extensa cooperación y asistencia en asegurar la extradición de Rueda Medina a los Estados Unidos.

Este caso es el resultado de los continuos esfuerzos por parte de las Fuerzas de Tarea para Aplicar la Ley contra Organizaciones Criminales y las Drogas, una asociación que conjunta la experiencia y habilidades de agencias de procuración de justicia federales, estatales y locales. El objetivo principal del programa de la OCDETF es identificar, trastornar, desmantelar y procesar legalmente a importantes cabecillas de organizaciones dedicadas al narcotráfico, al tráfico de armas y al lavado de dinero.