Análisis por Francisco Palmieri del viaje del secretario Tillerson a América Latina y el Caribe

Centro de Prensa Extranjera de Washington, Washington D.C. -Viernes 9 de febrero de 2018, 1:30 p.m. hora del Este
Sesión informativa del Centro de Prensa Extranjera con el Subsecretario de Estado adjunto principal interino para Asuntos del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri

Asunto: Análisis del viaje del secretario Tillerson a América Latina y el Caribe

MODERADOR: Les doy la bienvenida a todos. Vamos a empezar. Tenemos cerca de 30 minutos para esta sesión informativa y no quiero desperdiciar tiempo. Quisiera dar la bienvenida al subsecretario principal adjunto Francisco Palmieri una vez más al Centro de Prensa Extranjera. Está presente aquí hoy para hablar sobre el viaje realizado recientemente por el secretario Tillerson a América Latina y el Caribe, y también para analizar otros temas de importancia estratégica para el Hemisferio Occidental. Y dicho esto, va a pronunciar sus comentarios preliminares, y luego empezaremos con las preguntas.

SR. PALMIERI: Es un placer estar en el Centro de Prensa Extranjera. Como saben, la noche del 7 de febrero el secretario Tillerson regresó de su viaje a múltiples países de América Latina y el Caribe. Tuve el placer de acompañarlo y quisiera transmitirles algunos de los aspectos destacados de su viaje a México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica.

El Secretario empezó su viaje con un discurso en la Universidad de Texas en Austin y destacó el mensaje expresado en ese discurso en cuanto a políticas en cada una de las escalas que tuvo su viaje. Estados Unidos está hombro con hombro con la región como un socio firme y duradero. La región comparte un objetivo común: asegurar un hemisferio seguro, próspero, democrático y con seguridad energética. No es solo la proximidad geográfica lo que convierte a este hemisferio diverso en una prioridad para los Estados Unidos. También tenemos un compromiso compartido en todo el hemisferio, de fomentar la prosperidad económica y la democracia mediante la gobernabilidad responsable.

Ahora que empieza el 2018, tenemos una oportunidad histórica de hacer justamente eso. El Secretario manifestó en su discurso que 2018 es el año de las Américas. En 2018, nos reuniremos en Lima, Perú, para la Cumbre de las Américas; Canadá será la sede de la Cumbre del Grupo de los Siete países; y Argentina organizará la Cumbre de Líderes del G20, por primera vez en una ciudad sudamericana. Y a lo largo de este año, los ciudadanos acudirán a las urnas en varios países para elegir en forma democrática a sus líderes: en Costa Rica, Colombia, México, Brasil y Paraguay. Qué contraste con lo que ocurre en Cuba y Venezuela.

Sin duda, ustedes siguieron el viaje del secretario atentamente, pero quisiera destacar algunos temas cruciales y luego podemos pasar directamente a las preguntas. En cuanto a seguridad regional, hubo consenso de que trabajar juntos con nuestros socios es la forma más eficaz y expeditiva de desarticular a las organizaciones delictivas transnacionales. Las organizaciones delictivas transnacionales y sus rutas de tráfico perjudican a los ciudadanos de nuestro hemisferio. Debemos trabajar más arduamente con nuestros socios en el hemisferio para poner fin a esta amenaza. El secretario habla a menudo —como lo hizo en cada escala de su viaje— sobre desarticular el modelo comercial de estas organizaciones delictivas transnacionales, así como su producción, su mercadeo, su financiamiento y, por sobre todo la demanda aquí en Estados Unidos. Fue muy claro en cuanto a que Estados Unidos debe asumir el lado de este problema que tiene que ver con la demanda.

La prosperidad es además clave para nuestra fortaleza como hemisferio. Las conversaciones del Secretario sobre temas económicos hacen hincapié en el compromiso estadounidense con el comercio justo y recíproco. Estados Unidos mantiene relaciones comerciales con este hemisferio, al igual que con China… perdón… el volumen de comercio con el Hemisferio Occidental es el doble del que mantenemos con China. Seguiremos ampliando nuestras relaciones comerciales y energéticas con América Latina y el Caribe.

Asimismo, otro tema en la agenda del secretario fue la importancia de insistir en nuestro respeto compartido por la democracia y los derechos humanos. Eso por eso que, en cada diálogo, el Secretario instó a que haya una mayor atención regional puesta en la crisis en Venezuela. Resulta claro que la región comparte nuestra preocupación en este sentido. Debemos seguir trabajando para cumplir con los requisitos de la Carta Democrática Interamericana. Como lo manifestó el secretario Tillerson en Argentina, sencillamente no podemos permitir ni permanecer pasivos viendo la destrucción total de la democracia en Venezuela. Junto con nuestros socios regionales, seguimos ejerciendo presión sobre el régimen corrupto de Maduro para restablecer el orden democrático.

Así que, en conclusión, el Secretario transmitió un mensaje inequívoco y positivo sobre políticas en todo el hemisferio, al reafirmar el compromiso de los Estados Unidos con un hemisferio seguro, próspero, democrático y con seguridad energética, además de nuestra determinación de lograr estas metas a través de alianzas.

Habiendo dicho esto, estoy listo para responder sus preguntas.

MODERADOR: Esperen a que esté habilitado el micrófono e indiquen su nombre y medio. Empezamos con Claudia.

PREGUNTA: ¿(Inaudible) acerca del viaje del secretario Tillerson?

Por otra parte, en Venezuela anunciaron la fecha de las elecciones. Quisiera saber ¿cuál será el siguiente paso en la estrategia de los Estados Unidos ¿En qué circunstancias Estados Unidos consideraría imponer sanciones petroleras?

Y por último, quisiera hablar de lo que dijo el Secretario acerca de la posibilidad de un golpe militar en Venezuela para resolver la situación. Hoy, el senador Marco Rubio dijo también en Twitter que el mundo vería con beneplácito que las fuerzas armadas resolvieran la situación. ¿Es esta una estrategia para Estados Unidos?

SR. PALMIERI: Tenemos muchos muy buenos amigos en el Hemisferio Occidental y es difícil incluir a todos en un solo viaje. Nuestra relación con Brasil es estrecha y firme, y considerando la cantidad de distintos líderes estadounidenses que viajarán a la región este año, estoy seguro de que en algún punto tendremos visitas de muy alto nivel a Brasil en los próximos viajes.

Ahora bien, en cuanto a las elecciones en Venezuela, es muy claro lo que el Secretario dijo durante su viaje. Estamos trabajando junto a países de la región para asegurar que las elecciones venezolanas sean libres, justas y con verificación internacional. Debe haber una observación electoral internacional para que se lleven a cabo elecciones exitosas y legítimas, y no aceptaremos comicios que no permitan la plena participación de todos los actores políticos en Venezuela. Es evidente que la senda por la que avanza el régimen de Maduro tendrá como resultado una elección ilegítima.

Voy a terminar aquí. Gracias.

MODERADOR: Bien, próximo, vendremos aquí al frente con Rubén.

PREGUNTA: Gracias. Soy Rubén Barrera de Notimex, México. Tengo dos preguntas. Una es sobre elecciones, y quisiera saber cuál es la respuesta de los Estados Unidos al hecho de que el reconocimiento de la elección en Honduras podría enviar un mensaje equivocado al hemisferio, pues la OEA —al menos la misión de observación— preparó un informe que cuestiona el proceso, y dijeron que debido a irregularidades, no estaban seguros de quién había ganado las elecciones.

Y la segunda pregunta es sobre México. El secretario Tillerson habló sobre la influencia o la posibilidad de que Rusia intente intervenir o influir en elecciones políticas en el hemisferio. Me preguntaba, a esta altura, si hay algún tipo de colaboración técnica entre EE. UU. y México a fin de que… tras la experiencia de la última elección en EE. UU., tal vez Estados Unidos podría brindar conocimientos o mejores prácticas para evitar un escenario de este tipo.

SR. PALMIERI: Gracias. Dos excelentes preguntas.

Las elecciones en Honduras no fueron en absoluto lo que serán las elecciones en Venezuela, así que creo que nuestra política es consistente. Las elecciones en Honduras fueron observadas por múltiples e independientes misiones de observación distintas. El gobierno venezolano no permitirá que eso suceda. Las actas de votación –las actas- se presentaron de manera transparente en un sitio de internet para que todos pudieran verlas y examinarlas. No hay transparencia en el proceso electoral venezolano. De hecho, luego de la asamblea nacional constituyente del año pasado, su propio proveedor de software electoral destacó que se habían sumado millones de votos al sistema, de manera fraudulenta.

No hay dudas de que la OEA identificó aspectos preocupantes en el proceso electoral en Honduras. La Unión Europea también identificó algunas inquietudes. Pero al final del día, la determinación fue que el resultado de la votación no era cuestionable y, por eso, Estados Unidos procedió a reconocer los resultados, al igual que lo hicieron muchos otros países en el hemisferio, como México.

Ahora, en cuanto al modo en que Rusia interfirió en elecciones extranjeras este año en este hemisferio, el secretario Tillerson ha sido muy claro acerca de que nos preocupa que los rusos pretendan socavar la fortaleza de la experiencia democrática en este hemisferio, y Estados Unidos está preparado para trabajar con cualquiera de nuestros socios democráticos en el hemisferio para dilucidar la manera más efectiva de responder a la amenaza.

PREGUNTA: ¿(Sin micrófono) sobre todo aquellos que en verdad (sin micrófono)?

SR. PALMIERI: No tengo conocimiento de ningún otro pedido formal, pero en este viaje no hay dudas de que los países que llevan a cabo elecciones tienen muy presente esa posible amenaza y se preparan para esa posibilidad.

MODERADOR: Muy bien. Siguiente pregunta.

PREGUNTA: Gracias. Gracias. Gracias, secretario Palmieri. María Luisa Rossel de RPP Noticias, Perú. ¿Quisiera saber cómo una posible evaluación o asistencia de Estados Unidos podría tener lugar en Colombia? El secretario Tillerson abrió esa posibilidad cuando estuvo en Colombia esta semana, es decir, la posibilidad de asistir al gobierno colombiano con la crisis de refugiados de Venezuela. ¿Cómo se aplicaría eso en la práctica?

Y acerca de la Cumbre de las Américas en Lima, Perú, ¿cuál es la expectativa de Estados Unidos con respecto a esa cumbre, en lo que concierne a Venezuela? Gracias.

SR. PALMIERI: El Secretario declaró en el viaje —creo que en varias de las escalas— que tenemos muy, muy presente el hecho de que Perú es la sede de la cumbre de este año, y como anfitrión tiene la responsabilidad de gestionar las invitaciones y la participación en la cumbre. Creo que el punto fuerte de la cumbre de este año es el tema que ha elegido Perú, que es la gobernabilidad democrática contra la corrupción. En caso de que el presidente Maduro decida asistir a la cumbre, sin duda tendrá mucho que responder en cuanto a gobernabilidad democrática y corrupción. Toda participación venezolana tendría que abordar estas cuestiones, y considerando el liderazgo que ha demostrado Perú en el Grupo de Lima, creo que gestionarán con éxito el proceso de invitación.

PREGUNTA: (Sin micrófono).

SR. PALMIERI: La crisis de refugiados, sí. Considero que una de las cosas que el Secretario pudo ver de primera mano en este viaje es que, efectivamente, hay grandes cantidades de ciudadanos venezolanos que se van de su país hacia Colombia. El último cálculo creo que es de más de 500.000. Pero hay muchísimos venezolanos en Brasil, en Curazao, en Aruba, y también en Lima, Buenos Aires y Santiago. Es decir, es un tema regional que debe abordarse, y por eso seguimos enfocados en nuestros esfuerzos, así como en los de muchos otros países del hemisferio, para brindar asistencia humanitaria al pueblo venezolano. Si tan solo el régimen de Maduro permitiera que llegara al pueblo venezolano la asistencia consistente en alimentos, medicamentos y servicios médicos, si abrieran sus fronteras, entonces podrían tener un impacto directo en esos flujos.

En cuanto a la situación concreta de los países que limitan con Venezuela, creemos que es muy importante que la comunidad internacional, con la participación de la ONU y otras organizaciones internacionales de migraciones, ayuden a brindar a esos países en la frontera la experiencia, la asistencia técnica y la asistencia humanitaria necesarias para contribuir a gestionar y brindar asistencia a estos migrantes y refugiados. Pero es muy importante que los mantengamos cerca de la frontera venezolana, pues todos estos ciudadanos venezolanos desean volver a su casa una vez que se restablezca la democracia y el orden constitucional.

Y ese es el enfoque en el que estamos trabajando. Será un enfoque internacional, y Estados Unidos siempre hará su parte.

MODERADOR: Pasamos a Luis y luego volveremos aquí.

PREGUNTA: Gracias. Buenos días, Sr. Palmieri. Quisiera seguir la pregunta que hizo Claudia sobre los tuits del senador Rubio esta mañana, en los cuales dijo que el mundo consideraría positivo un levantamiento militar. El secretario Tillerson planteó la posibilidad de que las fuerzas militares venezolanas puedan llevar a cabo una transición pacífica cuando habló en Austin. Y el presidente Trump dijo el año pasado que no descartará la opción militar. Así que no es nuevo lo que dijo el senador Rubio.

Entonces, mi pregunta sería: ¿Las fuerzas militares estadounidenses están trabajando para que haya un levantamiento militar en Venezuela, y acaso el secretario Tillerson abordó este escenario concreto durante el viaje con los gobiernos en la región? Gracias.

SR. PALMIERI: Ante todo, el secretario Tillerson ha sido muy claro en cuanto a que lo que deseamos en Venezuela es una transición pacífica y el restablecimiento del orden democrático. La manera más efectiva de resolver las distintas crisis en Venezuela es que el pueblo venezolano pueda ejercer sus derechos democráticos y elegir a los líderes genuinos que pueden resolver los múltiples problemas que el régimen de Maduro está causando al país.

En cuanto a los tuits del senador Rubio, debo confesar que no los he visto. Hoy estuve en varias reuniones. Pero, por sobre todo, quisiéramos ver una transición ordenada y pacífica al orden democrático en Venezuela.

MODERADOR: Bien, iremos aquí.

PREGUNTA: Hola secretario Palmieri. Jaime Moreno de La FM, Colombia. Según el diálogo con el presidente Santos sobre la nueva estrategia contra los cultivos de coca en Colombia, ¿cuándo espera ver el Gobierno de EE. UU. una reducción significativa del cultivo de coca en Colombia? ¿Acaso hay un plazo?

SR. PALMIERI: Vamos a seguir trabajando en estrecha colaboración como socios con el Gobierno colombiano en sus esfuerzos para abordar el aumento del cultivo de coca y la producción de cocaína. Las fuerzas policiales y militares colombianas están aumentando drásticamente sus medidas de interdicción. Están confiscando mayores volúmenes de cocaína. Pero, sobre todo, todos sabemos que la forma más efectiva de detener la producción de cocaína es impedir que se cultive. Y sabemos que el Gobierno tiene una estrategia de varios niveles y en varias áreas para la erradicación forzosa y la erradicación voluntaria, que implica que los pequeños productores aceptan desistir de la actividad, para luego promover desarrollos alternativos. Los tres esfuerzos, incluido el valioso trabajo de control que llevan a cabo las fuerzas de seguridad colombianas para impedir que se trafique cocaína fuera del país, son elementos importantes, y Estados Unidos seguirá trabajando en forma directa con el presidente Santos y el Gobierno colombiano.

PREGUNTA: Gracias. Hola, soy Cristina García de la cadena española EFE. Quisiera saber qué países de la región han manifestado al secretario Tillerson su apoyo para sancionar el petróleo venezolano, y si podría explicar qué medidas están siendo consideradas al respecto. Muchísimas gracias.

SR. PALMIERI: La última parte, ¿por favor?

PREGUNTA: Bien, podría explicar qué medidas están siendo consideradas, pues él mencionó que están trabajando —Canadá, México y Estados Unidos— para mitigar los efectos secundarios sobre otros países, y también sobre el pueblo venezolano. Gracias.

SR. PALMIERI: El secretario dijo, efectivamente, que estamos trabajando con México y Canadá en forma trilateral, y ese es un enfoque acertado porque Canadá, Estados Unidos y México, es decir, América del Norte, son una potencia energética en este siglo XXI. Juntos podemos entender cuáles serían los desafíos si se aplicaran las sanciones petroleras al Gobierno venezolano. Y lo que dijo el Secretario es que debemos estudiar en profundidad y entender bien el impacto que tendrían las sanciones, y luego debemos además identificar formas en las cuales podríamos mitigar ese impacto, tal como lo mencionó usted.

No creo que en esta oportunidad tengamos nada para anunciar sobre qué tipo de sanciones se aplicarían con respecto al petróleo, pero el Secretario sí fue claro: Estados Unidos seguirá considerando el uso de todas las herramientas políticas, diplomáticas y económicas con las que contamos para contribuir a restablecer la democracia en Venezuela en beneficio del pueblo venezolano. Y un elemento clave de toda medida es cuál sería el impacto humanitario dentro del país, y ¿cómo podríamos contribuir a mitigar ese impacto en el pueblo venezolano? Como dije, estamos preparados para hacer nuestra parte asistiendo todo esfuerzo humanitario en nombre del pueblo venezolano.

MODERADOR: Bien, pasemos a Paula.

PREGUNTA: Gracias. Soy Paula Lugones del periódico Clarín, de Argentina. ¿Estados Unidos tiene alguna inquietud con respecto a la seguridad durante la cumbre del G20 que tendrá lugar en Argentina en noviembre en Buenos Aires? ¿Y el Gobierno está intentando brindar algún tipo de ayuda en ese aspecto a la Argentina?

SR. PALMIERI: Tuvimos un excelente almuerzo con el canciller Faurie y, según creo, otros seis ministros argentinos, incluida la ministra de Seguridad, Bullrich. Es muy claro que Argentina está preparada para tomar las medidas de seguridad necesarias de la cumbre. Está trabajando con todos los países que asistirán. Y si de algún modo, a través del intercambio de información, Estados Unidos puede ayudar a la Argentina a garantizar la seguridad de la cumbre, haremos todo lo que esté a nuestro alcance.

PREGUNTA: Gracias. Rafael Mathus-Ruiz del periódico La Nación, de Argentina. Sr. Palmieri, ¿podría garantizar que no habrá otras medidas comerciales que perjudiquen el comercio directo con países de la región? Sabemos que existen crecientes preocupaciones en varias economías al sur sobre posibles nuevas restricciones de las importaciones por parte de Estados Unidos. Y como usted lo dijo claramente, uno de los objetivos que explicó el secretario Tillerson en su gira era que EE. UU. desea ser un socio confiable. ¿Cómo concilia esta posible contradicción?

SR. PALMIERI: No veo ninguna contradicción. El Secretario fue muy claro en su viaje. Estados Unidos apoyará acuerdos comerciales justos y recíprocos con nuestros socios, y lo que haremos se basará en promover el comercio justo y recíproco. Lamentablemente, tengo que pedirles que consulten a otros sectores del Gobierno de EE. UU. para que indiquen qué medidas podrían o no estar siendo consideradas. Pero los ministros argentinos fueron muy claros con nosotros en cuanto a que les preocupa esto, y el secretario los escuchó.

MODERADOR: Tengo tiempo para una o dos preguntas más.

PREGUNTA: Sí.

MODERADOR: Bien, Rubén. (Risas). (Inaudible).

PREGUNTA: Gracias. Quisiera una vez más…

SR. PALMIERI: Bien, esto sería la excepción a la regla, ¿verdad? La segunda pregunta es siempre la difícil, ¿verdad? (Risas).

PREGUNTA: No, pero, es que quiero… quisiera un panorama claro de qué es lo preocupante, permítanme decirlo de este modo. Pareciera que la preocupación por la interferencia rusa en los procesos electorales en el hemisferio procede mayormente de este gobierno y no de los gobiernos que van a tener un proceso electoral este año. Es decir, al menos esa es la percepción que tengo. Porque no vemos que se esté dando el mismo nivel de debate en esos países como aquí.

Pero mi pregunta es que ustedes dicen que hasta el momento no tienen ningún pedido de asistencia técnica ni ninguna otra asistencia de estos países. Quiero decir, los que van a llevar a cabo elecciones este año. Entonces, la pregunta es cuán difícil es implicar una relación entre Estados Unidos y otros países en esta área, en este sentido, cuando lo que vimos durante la elección del presidente estuvo mayormente limitado a temas como Facebook o Twitter o… No pareciera que gran parte de la interferencia…. quiero decir, si hubo algún tipo de interferencia de Rusia, además del ejemplo del Partido Democrático y la oficina de John Podesta. Pero no vimos, al menos hasta el momento, una gran intervención en redes oficiales. Por ejemplo, no pareciera que los rusos estén inmiscuyéndose en la oficina electoral de Texas.

Entonces, si esto es algo que puede tratarse entre países, o es algo que necesitará incorporar una tercera parte, que en este caso serán empresas como Facebook o Twitter.

SR. PALMIERI: Creo que hubo varios señalamientos de interferencia rusa en elecciones europeas el año pasado, y sin duda nos preocupa la potencial injerencia rusa en elecciones en el Hemisferio Occidental. Como socio democrático, estamos preparados para compartir información, conocimientos y experiencia con nuestros socios democráticos. Pero en cuanto a elementos específicos en cualquiera de los países que celebran elecciones, realmente creo que es mejor plantear esas preguntas a las autoridades electorales nacionales en México… perdón… o en cualquiera de los demás países sobre los que hemos hablado. No voy a especular sobre el tipo de intromisión que podría estar ocurriendo o no. Ciertamente, creemos que todas las democracias deberían estar atentas, considerando los antecedentes.

MODERADOR: Tengo tiempo para una pregunta más. Pasemos a Claudia.

PREGUNTA: Hola. Volviendo a Venezuela. ¿Estados Unidos está considerando la posibilidad de aplicar nuevas sanciones como respuesta a sus decisiones de llevar a cabo elecciones en abril, o EE. UU. cree que las sanciones actuales están funcionando y no necesitan aumentar la presión?

SR. PALMIERI: Si el régimen de Maduro realiza elecciones ilegítimas en abril, Estados Unidos seguirá usando todas sus herramientas políticas, diplomáticas y económicas para ayudar a restablecer un orden democrático genuino en Venezuela. Es difícil imaginar una elección, es decir, una elección anticipada que se lleve a cabo en menos de 60 días y que cumpla con los estándares internacionales sobre elecciones libres, justas y transparentes, sobre todo considerando que el régimen venezolano no está dispuesto a permitir la participación de partidos opositores ni abordar las condiciones en el terreno que el año pasado permitieron múltiples elecciones ilegítimas.

PREGUNTA: ¿Pero (sin micrófono)?

SR. PALMIERI: Creo que usaremos todas las herramientas a nuestro alcance en todo momento, y en todo lugar, para ayudar al pueblo venezolano a restablecer su sistema democrático de gobierno.

MODERADOR: Y con esto concluiremos nuestra sesión informativa. Muchas gracias al expositor, y gracias a todos ustedes por estar presentes hoy.

PREGUNTA: Muchas gracias, Sr. Palmieri.

SR. PALMIERI: Muchas gracias.

PREGUNTA: Gracias.

Texto original en inglés